Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Obtener los beneficios de la integración de la red de almacenamiento no es tan fácil como parece

Cuando se hace correctamente, la integración del almacenamiento reduce el número de equipos y aumenta la utilización de la capacidad. Pero hay que asegurarse en invertir en el soporte del proveedor, puesto que los problemas que se deriven de la integración de una arquitectura de almacenamiento tendrán un gran impacto.

La infraestructura de TI del sistema sanitario de Gwinnett había comenzado a mostrar indicios de crecimiento excesivo, y Rick Allen, director de la línea de servicios de las operaciones de SI para la red sanitaria del condado de Gwinnett, Georgia, necesitaba restringir el crecimiento.

Cuando Allen empezó en Gwinnett en 2003, “teníamos unos 20 servidores en nuestro centro de datos y aproximadamente un terabyte de disco -principalmente almacenamiento adjunto directo- con otra biblioteca aparte de copias de seguridad en cintas, un total de 2-3 TB", dice. Sin embargo, durante los últimos cinco años, las operaciones aumentaron a unos 500 servidores con 200 TB de almacenamiento en disco y 700 TB de copias de seguridad en cinta, crecimiento que se considera normal para una instalación médica, se lamenta Allen, “gracias a las historias clínicas electrónicas y cosas como archivos de radiología.”

Normal o no, había que hacer algo con todo ese almacenamiento en aumento. Allen decidió consolidar el almacenamiento implementando una SAN de Hewlett PackaDR.

La integración de la red de almacenamiento -con su promesa de una administración más eficiente y la potencial reducción del número de máquinas- está atrayendo mucha atención. Cuando se hace correctamente, la integración no sólo reduce el número de sistemas y aumenta el uso del almacenamiento -a veces del 80% o más-, sino que puede ahorrarles algo de trabajo, y el consiguiente tiempo necesario para realizarlo, a los administradores de almacenamiento. En una infraestructura de almacenamiento consolidado, el software de administración puede permitir a los administradores organizar y proporcionar almacenamiento en múltiples sistemas de almacenamiento a través de un solo panel de control. Sin embargo, hay ocasiones en las conseguir todos los beneficios de la integración de la red de almacenamiento es más fácil de decir que de hacer.

Las demandas de la atención sanitaria, especialmente la necesidad de contar con sistemas a prueba de fallos, complicaron la tarea de Allen. Además, sus usuarios querían mantener sus divisiones intactas. Los diferentes departamentos clínicos se habían desarrollado acostumbrados a crear y almacenar su propia información y desconfiaban de los esfuerzos por compartir sistemas. “Tuvimos que hacer un gran esfuerzo para decir: 'de ahora en adelante, la SAN es el almacenamiento'", dice.

El compromiso al que Allen llegó con los usuarios fue reservar niveles relativamente generosos de almacenamiento para funciones específicas, es decir, 400 GB para un sistema de farmacia cuando podía haber bastado con 100. Aún así, añade, el uso global ahora se encuentra en un respetable 60%.

Encarando un desafío similar, Marty Buening, director de TI en Northwest Radiology Network de Indianápolis, hizo frente a su infraestructura, que crecía con rapidez, implementando la virtualización del servidor de venta al por mayor. Además de buscar un mejor uso del almacenamiento, Buening dice que su empresa quería mejorar la fiabilidad y la disponibilidad. “Determinamos que la mejor forma de conseguirlo era virtualizar los sistemas”, dice. “Pero el primer paso era la infraestructura.”

Después de examinar varias opciones de SAN y NAS, Buening seleccionó una SAN de IBM basada en canal de fibra construida con matrices de IBM System Storage DS3400 con una capacidad inicial de 3 TB. Desde entonces, Buening pudo reducir el número de servidores físicos a sólo tres, ejecutando cada uno múltiples servidores virtuales. Y, aunque no cuenta con cifras previas y posteriores del uso del almacenamiento, está seguro de que las cifras han mejorado.

Lo mejor de todo es que el uso de la virtualización y la consiguiente integración se han producido sin problemas, con la excepción de un problema de conectividad pasajero relacionado con la compatibilidad con la docena aproximada de interfaces NIC en uso en la red. La administración, y el aprovisionamiento en particular, se han producido sin problemas.

De acueDRo con el analista David G. Hill, director en Mesabi Group, la integración de la red de almacenamiento es sobre todo un problema de planificación que exige que el administrador de almacenamiento determine tres cosas:

1. Qué datos tienen que ser migrados, a dónde se migran  y cómo se migrarán.
2. Qué va a hacer con la matriz o las matrices vacías desde las que migraron los datos.
3. Cómo va a administrar la matriz más fuertemente compactada y prepararse para el crecimiento.

Hill señala que un esfuerzo de integración de la red de almacenamiento es una oportunidad para minimizar la cantidad de datos que realmente tienen que moverse, por ejemplo, poniendo los datos de producción activos en el almacenamiento de nivel 1 y los datos archivados activos en el almacenamiento de nivel 2, menos costoso. La cantidad de datos que deben almacenarse puede reducirse a través de la reducción de datos, como la creación única de instancias o la desduplicación de datos a nivel de bloque.

De acueDRo con Hill, otra cuestión que deben tener en cuenta los administradores de almacenamiento que estén consolidando su infraestructura de almacenamiento es cuánto cargar las matrices de almacenamiento. Aunque puede ser conveniente llevar a una matriz hasta el 80% de capacidad, puede amenazar la capacidad de manipular grandes trabajos temporales (como actividades de final de mes, construcciones de almacenes de datos o proyectos especiales). Después, está el simple hecho del crecimiento. Es posible que quiera considerar la adquisición de una herramienta de monitorización de la capacidad para asegurarse de que no se queda sin almacenamiento de forma imprevista.

Incluso cuando se hayan resuelto estos asuntos, sigue existiendo el espinoso problema de la migración, que normalmente debe programarse para adaptarse a alguna ventana disponible, no debe alterar las actividades normales y, sobre todo, no debe cerrar la red. “Las migraciones pueden taDRar un tiempo increíblemente largo”, dice Hill, “y cuanto más tiempo taDRen, más posibilidades hay de que algo vaya mal." Sin embargo, las herramientas específicas para migración y virtualización pueden ayudar a resolver estos problemas.

“Si una LAN se utiliza internamente dentro de un edificio o se utiliza una WAN cuando se migra a un sitio remoto, existirá un tráfico en la red ajeno al almacenamiento, y eso podría dar lugar a un cuello de botella"", dice Hill. La solución a esto es que el producto que se utilice para la migración deba tener capacidad de aceleración de ancho de banda para que la velocidad de la migración pueda reducirse durante el tráfico punta para otras aplicaciones, y después acelerarse automáticamente cuando el resto del tráfico de la red sea bajo, advierte. “Aquí es donde la planificación tienen que hacerse con cuidado para garantizar que habrá disponible suficiente ancho de banda", añade.

Finalmente, apunta Hill, tienes que considerar qué hacer con cualquier matriz que la integración convierta en sobrante. “Resumiendo, como administrador, tienes que hacer muchas tareas de planificación, elaboración de presupuestos y selección de productos por adelantado, antes de que proceso de integración pueda comenzar.”

Bob Passmore, analista de Gartner, ve la integración de la red de almacenamiento como una oportunidad para prestar más servicios a los clientes. Las matrices que admiten "thin provisioning" (permitir asignar capacidad futura de manera virtual) son un paso en la dirección adecuada, dice, pero advierte: “A menos que vayas a salir a comprar almacenamiento nuevo cada semana, tienes que sobre-aprovisionarte para permitir el crecimiento.” Y eso quiere decir, incluso con procesos automatizados, que será difícil conseguir una media mejor que el 60%-80% de utilización, dice. Aún así, para la mayoría de las organizaciones, supone una importante mejora.

Passmore ofrece tres reglas generales para un administrador que supervise un trabajo de integración de la red de almacenamiento.

1. Empiece comprendiendo con claridad lo que está intentando conseguir, después esfuércese por lograr eficiencia y busque oportunidades para el almacenamiento por niveles.
2. Invierta el suficiente esfuerzo a la hora de seleccionar el vendedor, observando también el ecosistema del socio.
3. Trabaje en los detalles. Es esencial contar con buenos planes, al igual que una sólida gestión de los proyectos "después, es tarea de tu gente y de los profesionales que elijas hacer que funcione”, dice.

Rick Allen, del sistema sanitario de Gwinnett, se hace eco de esa opinión. “Lo más importante que hay que recoDRar es hacer las tareas por adelantado”, dice. “No tienes que comprar los productos más caros: simplemente, los productos adecuados.” Y, añade: “asegúrate de invertir adecuadamente en planes de soporte del proveedor. Los problemas relacionados con el almacenamiento consolidado normalmente tienen un gran impacto en una organización.”

Investigue más sobre Almacenamiento empresarial

Close