tiero - Fotolia

P
Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

¿Cuáles son los riesgos de cancelar un proyecto ERP?

En respuesta a la pandemia de COVID-19, muchos líderes empresariales y tecnológicos están decidiendo si cancelar o pausar una implementación de ERP. Aquí hay algunos riesgos para tener en cuenta al tomar esta decisión.

El impacto de la pandemia de COVID-19 en los proyectos de implementación de un sistema de planeación de recursos empresariales, o ERP, ha sido particularmente profundo a medida que aumentan los riesgos. Ante condiciones económicas inciertas, los líderes empresariales y tecnológicos deben decidir si avanzar o hacer una pausa.

Si esa es su situación, es posible que deseen desarrollar un registro de riesgos que identifique el impacto de cancelar o pausar su proyecto ERP. Este registro de riesgos también describe las medidas que su empresa puede tomar para limitar las posibles consecuencias negativas.

La siguiente es una lista de riesgos que pueden surgir al cancelar o detener su proyecto ERP durante la pandemia.

  1. Pérdida potencial de empleados valiosos.

A pesar de la recesión, hay muchas compañías que aún contratan candidatos con habilidades técnicas y sólida experiencia laboral. Perder los mejores talentos no solo puede perjudicar a corto plazo, al buscar formas de ganar eficiencia utilizando su ERP existente, en lugar de transformarse con un nuevo ERP, sino que también puede afectar su capacidad para avanzar con el proyecto ERP una vez que la economía mejore.

  1. Pérdida de ventas y cuota de mercado.

En pocas palabras, hay una razón por la que decidió que era hora de implementar un nuevo ERP. Quizás su aplicación existente no sea confiable, tenga un sinfín de problemas y le falten funciones críticas. En este caso, su software de reserva no es muy deseable. Estos problemas combinados pueden costarle ventas, lo que hará que la situación actual sea aún más desafiante.

  1. El costo de cancelar el proyecto es alto.

El impacto financiero de cancelar o pausar un proyecto de implementación de ERP es una consideración importante. Si ha firmado un acuerdo con uno o más proveedores, pueden penalizar financieramente a su empresa por posponer o cancelar el proyecto. Dependiendo de la etapa del proyecto, es posible que ya haya incurrido en gastos importantes que debe pagar, independientemente del estado del proyecto. Con suerte, la mayor parte del trabajo se puede usar en el futuro. Sin embargo, es probable que haya que rehacer algunas tareas, incluido cualquier trabajo relacionado con la conversión de datos, ya que se agregan continuamente nuevos datos.

  1. Su empresa puede enfrentar posibles demandas.

Con muchas compañías retrasando o cancelando proyectos, los vendedores pueden demandar a clientes que no pueden cumplir con sus contratos. Esto también puede generar honorarios legales inesperados que las empresas no pueden evitar fácilmente a pesar de su situación financiera actual.

Si bien puede parecer tentador abandonar un costoso proyecto ERP durante la pandemia, el impacto de los riesgos involucrados puede ser mayor que simplemente continuar lo que ya comenzó.

Investigue más sobre Outsourcing

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close