kentoh - Fotolia

P
Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

¿Cómo se comparan los servicios VPN y en la nube para el trabajo remoto?

A medida que el trabajo remoto se vuelve cada vez más normal, los equipos de TI deben decidir qué tecnologías de acceso remoto beneficiarán más a los empleados. Los servicios VPN y en la nube son dos opciones principales.

A principios de 2020, muchos departamentos de TI se apresuraron a manejar el gran aumento de empleados remotos debido a la pandemia de COVID-19. En su mayor parte, los administradores lograron lo imposible y proporcionaron con éxito los recursos digitales que sus empleados necesitaban. A medida que disminuyó la prisa, los líderes de TI comenzaron a buscar cómo pueden brindar un mejor soporte y administrar a los empleados remotos en caso de que la pandemia obligue al personal a permanecer fuera de la oficina más tiempo de lo previsto.

Para los equipos de TI que realizan este ejercicio, una de las primeras preguntas que deben hacerse es: ¿Cuál es la mejor manera de entregar aplicaciones y servicios comerciales a empleados remotos? Si bien esta pregunta no tiene una respuesta correcta o incorrecta, la mayoría de los equipos han reducido sus opciones a dos tecnologías: red privada virtual (VPN) y servicios en la nube, en particular, la nube pública.

Veamos cómo se comparan los servicios VPN frente a la nube desde una perspectiva de la fuerza laboral remota y cuándo las organizaciones deberían usarlos.

¿Cómo funcionan las VPN?

Las VPN existen desde hace décadas. Los empleados remotos utilizan software VPN para conectarse de forma remota y segura a sus redes corporativas. Los empleados logran esto a través de la autenticación, con un nombre de usuario y contraseña o autenticación de dos factores o de múltiples factores. Una vez autenticado, el dispositivo de cabecera VPN en el perímetro de internet corporativo determina qué acceso otorgar al usuario en la red. Los administradores restringen lo que los usuarios finales pueden y no pueden acceder en función de sus funciones laborales.

Las VPN son necesarias para las organizaciones que administran aplicaciones, datos y servicios digitales dentro de las redes corporativas. Los túneles VPN han sido la tecnología de referencia para conectarse y acceder de forma segura a estos recursos internos.

El futuro del trabajo remoto entra en el debate entre las VPN y la nube

Debido a la proliferación de recursos informáticos en la nube pública, como SaaS, la importancia de la VPN está disminuyendo. Los trabajadores remotos pueden acceder a los recursos de la nube pública directamente desde internet, por lo que los empleados no necesitan VPNs en estas situaciones. Los entornos de nube pública de terceros manejan toda la autenticación y autorización.

Actualmente, muchas empresas se encuentran en lo que se conoce como arquitectura de nube híbrida. Esto significa que trasladaron algunas aplicaciones, datos y servicios a entornos de nube pública, mientras que otros recursos permanecen en centros de datos privados. Los usuarios que necesitan acceso a aplicaciones y datos que residen dentro de la red de la empresa seguirán necesitando tecnologías VPN.

Sin embargo, para los líderes de TI con visión de futuro, el objetivo es eliminar la necesidad de sistemas VPN obsoletos cuya administración cuesta tiempo y dinero. Para llegar a un punto en el que una empresa ya no necesite una VPN, la empresa debe trasladar todas las aplicaciones y servicios de trabajo remoto a entornos de nube pública. Para algunas organizaciones, una arquitectura solo en la nube es un objetivo elevado y lejano.

Pero, dado que las fuerzas de trabajo remotas pueden seguir siendo la norma en el futuro previsible, esta tendencia puede acelerar una mayor migración de aplicaciones, datos y servicios a entornos de nube.

Investigue más sobre Gestión de redes

Close