Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Teletrabajo en Colombia, tendencia que apenas despierta

Aún son pocas las empresas que se han “atrevido” a implementar el home office, y si lo hacen es de manera gradual y condicionada.

Mientras que muchas empresas en el mundo dan pasos agigantados en el camino de generar facilidad y beneficios a sus empleados, al tiempo que se granjean el compromiso de éstos y aumentan su rentabilidad, en Colombia aún son pocas las empresas que se han “atrevido” a dar éste paso; las que lo han hecho, lo hacen de manera gradual, con condicionamientos y evaluaciones previas de los cargos y las funciones, lo cual no permite que los empleados de todas las áreas puedan aspirar a desarrollar sus funciones de manera remota desde su casa.

Levantarse en la mañana, tomar un café, ducharse y vestirse para ir a la oficina son una rutina para los millones de empleados colombianos que a diario deben trasladarse de su casa a su lugar de trabajo con el fin de cumplir sus funciones laborales, pero esas mismas actividades pueden tener un cambio drástico cuando la oficina queda en su propia casa, sin salir de la comodidad de su hogar y sin tener que dejar desde temprano a sus hijos y parejas para volverlos a ver hasta en la noche.

Y es que un empleado colombiano labora mínimo 40 horas diarias entre semana, con horarios que inician a las 8 am y terminan a las 6 pm. A ello se debe sumar las horas que en promedio gasta en llegar a su lugar de trabajo y luego regresar a su casa –que pueden ser hasta 3 horas diarias–, ya sea en un transporte público denso y a veces inseguro, o en un automóvil propio en donde los trancones y atascos son el pan diario, especialmente en ciudades como Bogotá, caracterizada por tener casi 10 millones de habitantes y más de un millón de vehículos.

Sin embargo, según cifras entregadas y publicadas recientemente en medios colombianos, en la actualidad apenas 36 empresas tienen políticas enfocadas hacia el teletrabajo; 14 de ellas son estatales y las demás son privadas –llama la atención que la mayoría están enfocadas al sector TIC, tales como UNE, ETB, CISCO, Citrix, Huawei, Telefónica, IBM, por mencionar algunas. También cabe destacar que la mayoría de las empresas que han adoptado el esquema de teletrabajo son multinacionales, lo cual hace pensar que parte de sus políticas viene de sus casas matrices y no son una iniciativa de las oficinas regionales en Colombia.

Cultura laboral tradicional

¿Dónde quedan las empresas colombianas, ya sean pequeñas y medianas empresas, o las compañías grandes y con más de 40 años, que por lo general aún hoy son familiares y que poseen más de 500 empleados?

Se podría afirmar que esas firmas aún hoy se manejan con las misma filosofía de hace un par de décadas y miden la productividad de sus empleados de acuerdo con el horario en que hacen la marcación de sus respectivas horas de ingreso y salida. “Y de esas aún hay muchas en Colombia” comentó Carlos Arturo Ruiz, un ingeniero industrial costeño, de 30 años, que vive ahora en Bogotá, ha sido empleado desde que terminó sus estudios y siempre ha trabajado en empresas netamente colombianas. ”Para muchos empleadores en Colombia aún es importante verte en tu puesto de trabajo y dan mucha importancia a si llegaste temprano o tarde y te evalúan por el tiempo de permanencia o de ausencia de la oficina… y eso sin mencionar a los mandos medios, aquellos que son contratados para fiscalizar a los demás empleados; esos no entienden que hoy en día existen otros métodos de trabajo, aún más eficientes” puntualizó.

Y es que en Colombia, cuando se habla de teletrabajo o de home office, se olvida o se obvia la posición de los empleados y se les pregunta sólo a los reclutadores, gerentes, presidentes y o encargados de recursos humanos de las empresas, quienes –naturalmente– por una oportunidad de exposición de marca y una posibilidad de promoción para su reputación empresarial, hablan en los medios acerca de sus políticas de teletrabajo, que son las mejores, que son las más óptimas, que están avanzando en el tema, analizando políticas, creando programas que promuevan ésta práctica. Mientras tanto, el empleado de a pie, el que debe cumplir un horario, el que debe llegar temprano a su lugar de trabajo, es el que sigue llenando los buses de Transmilenio (sistema de transporte masivo público en Bogotá) todas las mañanas y tardes, es el que sigue atascado en los trancones y es el que a duras penas tiene tiempo para compartir con su familia los fines de semana.

Home office: privilegio de unos pocos

Recientemente en un artículo del Diario La República, directivos de marcas como Unilever, BanColombia, NOL Citrix, Cisco y Siemens, comentaban las bondades del teletrabajo, pero se leían frases como: “No todas las áreas de la firma pueden trabajar remotamente pues los puestos administrativos deben estar en la oficina”, “Para elegir a las personas que pueden calificar para aplicar ésta modalidad, se revisa el cargo, que las funciones puedan ser ejecutadas remotamente, que sean medibles en resultados y que no sea un cargo de cara al cliente”,  “La tendencia se aplica más para los empleados que desempeñan labores a nivel comercial o están más en la calle”.

Frases como esas permiten deducir que aún hay poca credibilidad hacia éste sistema de trabajo en donde lo más importante es el nivel de confianza entre el empleador y el empleado. Compromiso, lealtad y resultados son índices que perfectamente se podrían contabilizar en la medida que una empresa comience a manejar todos sus procesos de manera remota, generando espacios físicos que permitan la interacción ocasional de su personal para no perder el lado “humano” de las compañías.

Precisamente, Maria Paula Alban, una periodista de ese diario, comentó acerca de su experiencia en el periódico, el cual actualmente es alimentado remotamente por toda su redacción. “La experiencia ha sido muy buena, pues gracias a esto he tenido la posibilidad de volver a la universidad a hacer una Maestría, con la opción de trabajar desde la universidad, lo que es muy cómodo. Además me permite pasar más tiempo con mi familia y dedicar algo más de tiempo a mis cosas personales.”

Entre las herramientas que el periódico les facilita a sus periodistas se cuenta un equipo de cómputo portátil, que tiene instalada la línea de teléfono y la extensión del periodista, además de módems 4G para tener una buena conexión. Si se requiere trasladarse de un lugar a otro, el periódico les genera un auxilio económico especial, así como los gastos extras que requieran en función de su trabajo. “Podemos trabajar desde donde quedamos, siempre y cuando el editor jefe esté enterado, cumplamos con las labores diarias y estemos disponibles tanto en Skype como en Whatsapp cuando sea necesario” añadió Alban, quien considera que las empresas colombianas apenas están haciendo el esfuerzo y se requiere un cambio cultural en la implementación de ésta forma de trabajo.

Resultados a cuenta gotas

Erick Ruiz, otro joven profesional colombiano quien se desempeña como Consultor SAP Portal – Java en una empresa colombiana llamada Fuziona S.A.S., comentó que su experiencia al respecto ha sido muy buena hasta el momento. “Es un tipo de práctica que requiere de mucha disciplina para poder cumplir con todas y cada una de las obligaciones y demandas que impone mi trabajo, pero fuera de esto es genial, pues da muchísimas facilidades. El simple hecho de estar en mi casa y poder administrar el tiempo de trabajo y el orden del mismo me permite realizar otras actividades adicionales y extra - laborales, sin el conflicto de la jornada laboral y sus implicaciones”. Pero agregó que actualmente “sólo hay tres personas bajo este modelo y conforme a la necesidad de la empresa y/o el área, se nos une uno que otro”.

Con todo, algunas empresas sí promueven el teletrabajo. Dino Nasi, vicepresidente de Producto de AeroPost Inc., cuya marca lleva 8 años en Colombia, abandera los temas del teletrabajo y el home office como estrategia en la creación de relaciones de confianza con sus empleados. “En Colombia ya tenemos profesionales de desarrollo del Comercio Electrónico trabajando desde sus hogares; también estamos observando en el departamento comercial y de Marketing una mezcla de trabajo en casa y en oficina”.

La empresa ha establecido un “mix” entre trabajar un tiempo en casa y trabajar otro en las instalaciones propias de la empresa con el fin de procurar el relacionamiento entre los empleados al tiempo que flexibiliza temas como el horario pero fortalece su requerimientos frente al compromiso y los resultados, por ejemplo, lo que le ha permitido mayores índices de pertenencia entre sus colaboradores para con la marca.

Sin embargo, la constante en Colombia es que no todas las empresas están decididas a dar éste gran salto. Algunas han tratado pero de manera muy lenta, ni siquiera gradual… estableciendo una evolución jerárquica de cargos y funciones que a la postre llevan al empleado mantenerse en la misma línea de trabajo y desmotivarse al no verse beneficiado de ésta práctica, mientras que algunos vecinos de piso llegan tarde o no van a la oficina y devengan salarios iguales o superiores.

Tal vez ya sea hora para que las empresas colombianas evalúen cómo implementar estas políticas, pues los beneficios obtenidos en algunas áreas pueden resultar perjudicados en el desarrollo y resultados en las compañías que aún consideran que no pueden laborar de éste modo.

Beneficios del teletrabajo para las empresas

  • Mayor productividad
  • Menores costos de funcionamiento
  • Colaboradores más comprometidos, felices y motivados

Beneficios para los empleados

  • Mejor calidad de vida
  • Posibilidad de más, mayor y mejor tiempo con sus familias y/o labores personales
  • Administración de su tiempo

Además…

  • El medio ambiente se vería beneficiado con menos carros en las calles en las horas pico
  • Los traslados en el sistema público serían más amables con menos personas compitiendo por tomar el mismo transporte a la misma hora

¿Qué se requiere?

De parte del empleador: equipos de cómputo para el trabajo diario, y teléfonos, conexiones de internet. Confianza en sus empleados. Proyectar su relación con sus colaboradores hacia los resultados.

De parte del empleado: un lugar específico en su casa para desarrollar sus actividades laborales y en donde pueda organizar sus elementos de oficina. Disciplina, horarios de trabajo establecidos y respetados. Proyección a resultados.

Profundice más

Únase a la conversación

1 comentario

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Quiero ofrecer mis servicios desde casa.
Gracias
Cancelar

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close