Reporte

Proveedores debaten la posición que ocuparán los SSD en la infraestructura de almacenamiento

El almacenamiento de Nivel 1 con el tiempo, consistirá en tecnología de discos de estado sólido. Sin embargo, ahora mismo, algunos analistas no están seguros de que el SSD esté preparado para aplicarlo en las empresas.

Para una tecnología con aún tan poca penetración en el mercado, el disco de estado sólido (SSD) está llamando mucho la atención en el mercado de almacenamiento estos días.

A finales del 2007, se consideraba que al SSD todavía le faltaban al menos algunos años para convertirse en un producto empresarial. Pero eso cambió en enero de 2008 cuando EMC sorprendió al mundo del almacenamiento al añadir soporte para el estado sólido en sus matrices Symmetrix de gama alta. Eso desató un torbellino de conversaciones sobre el SSD en el mundo del almacenamiento,  con la participación de casi todos los proveedores más importantes junto con los proveedores de discos de renombre y los nuevos peleándose por verse involucrados.

EMC, que también ofrecerá el SSD en sus matrices  de gama media CX4 Clariion a partir de octubre de 2008, está suministrando sistemas con estado sólido. Sin embargo, Hitachi Data Systems, Sun, IBM, Hewlett-PackaDR, NetApp y otros pequeños proveedores tan solo han declarado sus intenciones en relación con la tecnología de estado sólido.

“En los próximos cinco años, el almacenamiento de Nivel 1 consistirá prácticamente solo de tecnología de estado sólido”, ha previsto George Crump, analista de Storage Switzerland. “Ocurrirá de la misma manera que con la virtualización de servidores. Hablamos y hablamos de ello, y entonces de repente ese año todo el mundo pasó de no tener ninguna máquina virtual a 500 máquinas virtuales.”

Pero con SSD llegará el habitual paquete de reñidas discusiones. negativistas, discusiones sobre cómo emplear mejor las tecnologías, al menos una demanda judicial y un intento hostil de adquisición.

En septiembre, el socio de SSD de Sun, Samsung Electronics, ofreció 5.850 millones de dólares para adquirir el proveedor de memoria flash SanDisk. Y, qué hizo el pequeño SanDisk? Rechazó la oferta por ser demasiado baja a pesar de haber peDRido 57 millones de dólares el último trimestre.

Ese intento de adquisición no fue la primera hostilidad entre proveedores de discos de estado sólido. En abril, Seagate demandó al socio de SSD de EMC, STEC, por infracción de patentes.

Los proveedores de almacenamiento están debatiendo si el SSD forma parte de la infraestructura. Los proveedores que venden almacenamiento y servidores creen que debería usarse lo más cerca posible del bus PCI del servidor. HP e IBM están trabajando con la reciente Fusion-IO, que fabrica una tarjeta PCIe con un chip flash NAND dedicado. Mientras tanto, los proveedores de almacenamiento dedicados, tales como EMC y HDS, están posicionando al SSD como una opción de las matrices de discos, mientras que Sun ofrecerá el SSD como un caché entre la memoria del servidor y el disco.

A pesar de todo el interés en los SSD, algunos analistas creen que puede que no estén preparados para las empresas. Joel Hagberg, vicepresidente de desarrollo de negocio para el fabricante de unidades Fujitsu Computer Products of America, dice que el mercado de SSD se encuentra en un estado de “despliegue publicitario frente a realidad” porque la tecnología aún no se ha puesto a prueba en las empresas. “Las especificaciones son enormes en cuanto al rendimiento en el papel, pero mucho menores las obtenidas durante su operación.”, ha dicho.

También parece que muchos administradores de almacenamiento no tienen prisa tampoco por usar los SSD. “Si los SSD se hacen más corrientes y las condiciones del mercado comienzan a llevarlos hacia la gama de precios de las unidades actuales, entonces sí los compraríamos”, ha dicho Michael Passe, arquitecto de almacenamiento del Centro Médico Diaconisa Beth Israel de Boston. “No creo que eso ocurra hasta dentro de al menos tres a cinco años.”

Por otro lado, el sitio de compras en línea Shopzilla ya emplea el SSD de Texas Memory Systems detrás de las pasarelas NAS clusterizadas de OnStor para aplicaciones que demandan un alto rendimiento.

El obstáculo más evidente para el uso del SSD es su precio. Según Crump, 2 TB de SSD de DRAM costarían actualmente más de 1 millón de dólares, aunque el precio está bajando rápidamente. Cuando el precio baje, ha dicho, más clientes adoptarán la tecnología.

Pero otros factores impulsarán la adopción, tales como la creciente necesidad de rendimiento en ciertas aplicaciones. “El estado sólido no tiene por qué llegar a ser más barato que el disco”, ha dicho Crump, “porque en muchos entornos no se necesita toda la capacidad de la que se dispone. Yo lo equiparo a la gente que compra PCs hoy en día. Ya no tienen en cuenta la velocidad. Todos los PCs son lo suficientemente rápidos para los usuarios medios, así que consideran otras características.”

Según Crump, las aplicaciones que impulsarán la adopción del SSD son las bases de datos con numerosas E/S y las aplicaciones basadas en NAS donde un montón de servidores llegan a un pequeño conjunto de datos.

Investigue más sobre Almacenamiento empresarial

Close