BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Retos que trae la Copa Mundial para el área de TI de las empresas
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Diseño de arquitecturas seguras para servicios móviles en la nube

Los proveedores de servicios que están construyendo nubes tienen que tomar el control de los recursos y los usuarios móviles.

Mientras que la nube ha creado una revolución en la agilidad de los recursos, el poder de los usuarios móviles ha creado una revolución en la agilidad del punto de actividad. Encontrar la manera de hacer frente a dos revoluciones a la vez no es algo que suceda automáticamente. Como resultado, los proveedores de servicios que están construyendo nubes tienen que tomar el control de ambas revoluciones, sobre todo cuando se superponen.

Mejorar el control de la nube móvil comienza en el lado de las aplicaciones con los programas de desarrollo. Los operadores pueden crear sus propios programas para desarrolladores, pero puede resultar difícil de manejar si soportan una gran variedad de plataformas móviles. La mayoría de los proveedores están interesados ​​en la creación de componentes alojados de servicios móviles en su infraestructura, en vez de alojarlos  en los teléfonos. El mayor problema consiste en la promoción de un conjunto coherente de interfaces de programación de aplicaciones (API) para que utilicen los desarrolladores.

Los servicios en la nube móvil comienzan con las normas

Los desarrolladores construyen sus aplicaciones para que utilicen las API, y dichas aplicaciones también están expuestas por las API para permitir que las utilicen los dispositivos móviles o incluso otras aplicaciones de infraestructura. El establecimiento de normas (como REST y XML para las solicitudes y respuestas) para los desarrolladores que presentan APIs móviles para aplicaciones móviles o navegadores móviles permitirá que sea más fácil integrar servicios móviles en la nube con los dispositivos.

Establecer estándares también ayudará a los proveedores a construir una comunidad de desarrolladores que fomenta la cooperación y la reutilización de componentes. Los estándares móviles también pueden exigir la integración con las herramientas de gestión y de seguridad, lo que facilitará el soporte de todo el ecosistema de aplicaciones de los proveedores para que sean más creíbles para los usuarios.

Identificar el papel de un proveedor de nube en MDM

El siguiente paso fundamental es proporcionar un mecanismo claro para apoyar la gestión de dispositivos móviles (MDM) para las empresas y los consumidores. Muchos operadores consideran que el uso corporativo de dispositivos móviles y servicios en la nube como su mayor oportunidad, porque  está menos influenciado por los fabricantes de dispositivos.

Las mejores estrategias de MDM incluyen el hospedaje de funciones de agentes de dispositivos móviles en el teléfono, algo que requiere de la cooperación del fabricante del dispositivo y el consentimiento del comprador. Este agente puede monitorear el dispositivo, notificar al propietario sobre condiciones inusuales, y aplicar las políticas en aplicaciones y archivos para los usuarios corporativos.

Los agentes MDM funcionan mejor cuando hay una aplicación de "imán" que hace que el agente de dispositivos móviles sea más atractivo más que intrusivo. Las capacidades de seguridad y administración pueden ser lo suficientemente magnéticas para aplicaciones móviles de nube dirigidas a los clientes de negocios, quienes también valorarán un servicio que utiliza la virtualización para manejar escenarios independientes de identidades de negocios y consumidores que utilizan BYOD.

La idea es crear máquinas virtuales como las que se utilizan para los servidores, pero usarlas principalmente para aislar las dos identidades. El mecanismo funciona igual que la virtualización de servidores, pero la misión es diferente; tiene más que ver con mejorar el aislamiento que con el uso. Para los consumidores, las killer apps más creíbles para los agentes de software son las notificaciones de trato especial, la ayuda en la búsqueda de dispositivos perdidos o robados, la detección de virus y el control sobre características potencialmente peligrosas, tales como las etiquetas de ubicación o los servicios basados ​​en la localización.

Los diferenciadores finales y posiblemente los definitivos para los proveedores son la seguridad y la gestión de la nube móvil. Los usuarios ya están preocupados de que las funciones de GPS en los dispositivos móviles puedan provocar acoso, y están muy preocupados de que los proveedores invadan su privacidad mediante la correlación de la localización de los usuarios con sus actividades. Sin embargo, los usuarios también dependen cada vez más de los dispositivos móviles y por ello se sienten más ansiosos cuando sus dispositivos se pierden o fallan.

Además de la necesidad de normas para guiar genéricamente el desarrollo y despliegue de aplicaciones móviles en la nube, la posibilidad de construir un conjunto de servicios de nube móvil a partir de una base controlada de herramientas de aplicación que los proveedores pueden comercializar y en la que los usuarios pueden confiar es una poderosa arma competitiva.

Sobre el autor: Tom Nolle es presidente de CIMI Corp., una firma de consultoría estratégica especializada en telecomunicaciones y comunicaciones de datos desde 1982.

Investigue más sobre Movilidad

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close