Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Nube y virtualización, elementos transformadores de redes en LA

Carlos Mondragón, director general de Dimension Data México, habla sobre el panorama de las redes en la región y ofrece algunas recomendaciones.

Si bien el tema del costo es la causa principal del estado generalizado de obsolescencia en el que se encuentran muchas redes corporativas en América Latina, una planeación adecuada y tecnologías como la nube –con las TI como servicio–, la virtualización y las redes definidas por software pueden ayudar a las compañías a mantenerse al día, a pesar de los presupuestos limitados.

Carlos Mondragón, director general de Dimension Data México, conversó con SearchDataCenter en Español sobre este tema, así como de la complejidad que deben manejar las empresas al conocer y manejar sus infraestructuras de TI y los cambios que deben superar las redes para soportar las demandas de tendencias como la propia nube, la movilidad y el análisis de grandes datos, entre otras.

SearchDataCenter en Español: Hay un panorama general de redes obsoletas en América Latina y la razón principal es la falta de presupuesto. ¿Cuáles serían las recomendaciones que le daría a las empresas para que pongan sus redes al día y que estén listas para las tendencias que vienen a futuro?

Carlos Mondragón

C. Mondragón: La restricción presupuestal va a ser un problema que tendrán las empresas hoy y siempre. Lo importante es saber cómo hacer un mejor uso de ese presupuesto. La primera recomendación que hacemos es que las compañías puedan entender cuál es el estado de su red, pero también hacer una planeación adecuada de qué es lo que esperan que esa red haga, de forma que a través de este entendimiento y de esa necesidad, podamos ayudarlos a que hagan compatibles lo poco que tienen de dinero, o mucho, lo que tengan, para ponerlo justo donde más necesario sea para poder lograr los objetivos que pretenden con su red de comunicaciones. Lo segundo, es que empiecen a pensar en modelos de adquisición de tecnología que empaten la necesidad con la disponibilidad, como por ejemplo adquirir tecnología a través del concepto de nube.

SDCES: Comentaban que las TI como servicio es una tendencia que viene con fuerza, ¿qué perspectivas tienen para esta tendencia? ¿Cómo esperan que crezca en un mercado como América Latina?

C. Mondragón: Realmente la tendencia ha sido muy fuerte, y América Latina no es necesariamente una región que se retrase en este proceso, porque al contrario, la disponibilidad de estos servicios a un costo muy reducido, y en los que puedes adquirir por pocos dólares una gran cantidad de tecnología en el momento en que la necesitas, con la disponibilidad que la necesitas y en el lugar donde la requieres, es algo que justamente países como los latinoamericanos pueden aprovechar de mejor manera. El crecimiento de este segmento está arriba del 50% año con año, y realmente creemos que va a adquirir volúmenes significativos en los próximos tres o cuatro años.

SDCES: La ceguera que tienen las empresas de su propia infraestructura, ¿quiere decir que las organizaciones no tienen cultura del tema de gestión de la infraestructura y gestión de sus dispositivos?

C. Mondragón: Es correcto y tiene que ver con la enorme complejidad que una empresa, mediana o grande, puede tener para poder entender su red de comunicaciones y todos sus dispositivos de TI. Son a veces miles de dispositivos que hay que conocer dónde están ubicados, cuál es el estado que tienen de actualización de software, cuáles son los servicios que tienen contratados, si la configuración de los dispositivos está de acuerdo a la normatividad de la empresa o de la que impone el gobierno, etc. Son temas complejos que van más allá de solamente, por decirlo así, construir la red. Administrarla es muy complejo. Este proceso de administración complejo a lo que lleva es a la estadística de que las redes son obsoletas o no son conocidas, que se da a nivel mundial, en empresas de talla mundial como en empresas domésticas que no tienen tantos recursos, es un problema generalizado. Por supuesto, una auditoría de esta situación, conociendo las políticas que la empresa quiere tener en su red es el primer paso para entender cómo resolver el problema.

SDCES: ¿Qué industrias son las más afectadas por este tipo de problemática?

C. Mondragón: Desde el punto de vista de la actualización de su red, en general todas presentan una problemática similar. Sin embargo, hay algunas industrias más sensibles que otras, la industria financiera, por poner un ejemplo. Los temas de cumplimiento de normas de seguridad es un asunto que obliga a que [las organizaciones financieras] sean mucho más dedicadas a resolver este tipo de problemáticas. En general, empresas de servicios, que atienden a miles o cientos de miles de clientes, empresas telefónicas o empresas que tienen sucursales en todo el país; y evidentemente aquellas empresas cuya interacción con sus clientes –ya sea para hacer negocio o para darles soporte– dependa del internet, porque internet corre sobre la red de telecomunicaciones. Esas serían las tres que son más susceptibles de tener esta problemática.

SDCES: ¿Qué cambios deberían tener las redes para poder soportar tendencias como nube, movilidad o big data?

C. Mondragón: Yo diría que hay básicamente tres cambios que deben observar. El primero tiene que ver con la capacidad para manejar los datos. Yo consideraría que, desde el punto de vista de la tendencia de que cada vez usamos más datos y estos datos se comunican hacia otros dispositivos, es un tema fundamental. Si no tienen las redes capacidad para manejar esos datos, van a colapsar. Este sería un primer tema a cubrir: que la capacidad propia de la red vaya creciendo conforme la tecnología lo va permitiendo. Segundo, que se contemple un tema de seguridad que permita que los diferentes usuarios, internos y externos, tengan la confianza de que sus datos no se van a difundir de manera no autorizada. Y el tercero, es que puedan manejarse los diferentes protocolos de comunicación que permitan aprovechar la conectividad de diferentes dispositivos inteligentes; en la medida en que vayamos conectando cámaras de videovigilancia, máquinas de producción industrial, cajeros automáticos y otra serie de dispositivos, esos protocolos de comunicación van a ser cada vez más importantes y el poder hacer uso de lo que llamaríamos redes virtualizadas para asignar la capacidad de red que se necesita para manejar cada aplicación es un tema que tecnológicamente también necesita ser considerado.

SDCES: ¿Cuáles son las principales vulnerabilidades que tienen actualmente las redes corporativas en América Latina?

C. Mondragón: Muy en línea con lo que acabo de comentar, el tema de que las redes sean obsoletas típicamente nos lleva a que no puedan ser restauradas cuando existe algún problema. Si algún dispositivo falla, y ya no existe forma de darle soporte, el tiempo que tarda una empresa en remediar este problema a veces puede ser semanas y si ese dispositivo es crítico, entonces su operación completa puede caer. El segundo [punto de vulnerabilidad] tiene que ver con la configuración misma de ese dispositivo, porque si ese dispositivo no tiene lo que la empresa requiere desde el punto de vista de configuración, no solamente puede tener un problema de rendimiento, sino además puede hacer vulnerable [a toda la red] a ataques de seguridad. El tercer punto tiene que ver con la tecnología que esa empresa maneja en términos de los servicios que ofrece a través de su red.Si tiene dispositivos viejos, no incluirán las ventajas tecnológicas que le permiten a una empresa utilizar video y voz de manera congruente, unificada, para poder mejorar la colaboración en la compañía o comunicarse con sus clientes de forma más eficiente.

SDCES: ¿Cómo afecta el crecimiento de los nuevos centros de datos al tema del crecimiento de las redes?

C. Mondragón: La parte de centros de datos está viviendo una transformación. Hoy en día, la persona que maneja esa decisión tiene diferentes alternativas. La primera pregunta [que debe hacerse] es, “¿necesito un centro de datos o no?”, porque bien puedo ir a compañías que se dedican a proporcionar centros de datos y rentarlo. La otra pregunta es,“¿siquiera necesito equipo e infraestructura?”, porque puedo adquirirlos a través de soluciones como la nube. Vemos una tendencia clara a que el tema específico de centros de datos sea algo que pase a ser secundario para un director de sistemas, cuya principal preocupación empieza a ser “cómo puedo yo usar la tecnología para mejorar el negocio de la empresa en la que trabajo”, y esto lo obliga a dejar a otros especialistas el asunto del centro de datos.

SDCES: Las redes definidas por software también es un tema que está tomando cada vez más importancia y afecta directamente la infraestructura de redes. ¿Cómo percibe que irá esta tendencia en el mercado?

C. Mondragón: Definitivamente creciente. En el momento en el que llegan las redes definidas por software, la infraestructura del equipo se separa de la infraestructura que da servicio, y en ese momentose hace mucho más flexible y dinámico el manejo de la red. Trae muchísimas ventajas para el usuario. Con el concepto de nube, esto va a ser incluso mayor, porque las propias redes que estén dentro de la nube van a tener este concepto. Entonces, la tendencia es definitiva. Las redes definidas por software van a ser la gran mayoría de infraestructura de comunicaciones que se tenga en el futuro.

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2014

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close