everythingpossible - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Tres tendencias clave de computación en la nube de 2019

¿Qué tendencias de la nube jugaron un papel importante en la industria de TI en 2019? Puede que no sean las primeras que le vienen a la mente.

Si bien las recapitulaciones de fin de año son abundantes en esta época, pueden ser útiles para reflexionar sobre lo que es importante y las lecciones clave aprendidas, y eso también es válido para los administradores de la nube.

Aquí hay un vistazo a tres tendencias de computación en la nube que captaron la atención de los equipos de TI empresariales en 2019.

Informática perimetral

Si bien la informática perimetral se asoció inicialmente con dispositivos IoT, la tecnología adquirió dimensiones nuevas en 2019.

Con productos patentados de nube híbrida como AWS Outposts, Google Anthos y Azure Stack, las empresas pueden mover más fácilmente las cargas de trabajo nativas de la nube entre la infraestructura pública y privada.

Esta es una desviación del modelo de nube híbrida tradicional, que consiste en entornos heterogéneos, como OpenStack para una nube privada local y AWS o Azure para la nube pública. Este cambio a una nube híbrida de una sola marca simplifica los procesos de gestión y hace que la migración entre entornos públicos y privados sea mucho más fluida.

Este enfoque también abre nuevas oportunidades en torno a la informática perimetral que funciona a la perfección con la nube pública: estas nubes de un solo proveedor permiten a las empresas ubicar más libremente las cargas de trabajo lo más cerca posible de los otros sistemas de TI y usuarios que interactúan con ellas. Esta flexibilidad geográfica puede potencialmente aumentar el rendimiento e incluso reducir los costos. Además, la informática perimetral, en este caso, puede apaciguar a los líderes de TI que se sienten incómodos al alojar cargas de trabajo y conjuntos de datos en nubes públicas.

Migración a la nube lenta

Otra tendencia de computación en la nube en 2019 gira en torno a la complejidad operativa de la nube pública. Las dificultades surgen de docenas de equipos de desarrollo de la nube desacoplados que utilizan una gran cantidad de servicios a nivel de aplicación. Luego, los equipos impulsan las aplicaciones y los conjuntos de datos a producción, todos utilizando diferentes tecnologías en la nube y servicios nativos.

El resultado, como podría predecir, es que el equipo de operaciones no puede administrar adecuadamente este entorno de nube complejo y heterogéneo, al menos, no con el personal y los recursos tecnológicos existentes. Y, sin una gestión adecuada, las empresas se vuelven susceptibles a violaciones e interrupciones. Estas experiencias negativas han ralentizado la adopción de la nube.

Otro problema que ha impedido la migración es la reducción del grupo de cargas de trabajo empresariales que son elegibles para el método de levantar y cambiar. Muchos de esos tipos de aplicaciones ya se han movido, y los que permanecen en las instalaciones son mucho más difíciles de migrar. Las organizaciones tienen que refactorizar o recodificar la mayoría de esas aplicaciones para que se ejecuten de manera efectiva en las nubes públicas, lo que puede ser costoso. Las aplicaciones que no tienen la arquitectura correcta pueden generar fallas que obligan a las empresas a trasladarlas de vuelta a las instalaciones. Esto retrasa un plan de migración y crea costos inesperados.

Escasez de habilidades de nube

Una escasez continua de habilidades dio forma a otras tendencias de computación en la nube en 2019, ya que la demanda de trabajos técnicos calificados en la nube superó la oferta de candidatos calificados. Un análisis de LinkedIn de las ofertas de trabajo encontró que las habilidades más demandadas estaban en el área de la computación en la nube. Amazon, por ejemplo, dijo recientemente que tenía más de 15.000 puestos vacantes orientados a la tecnología en los EE. UU.

Faltan todas las habilidades en la nube, incluidas las asociadas con los roles de arquitecto en la nube y de ingeniero DevOps. Algunos puestos relacionados con la nube quedan sin cubrir durante más de un año, independientemente del salario ofrecido. Para ayudar a cerrar la brecha de habilidades en la nube, algunas organizaciones han creado programas internos de capacitación en "campamentos de entrenamiento" o han utilizado a un tercero para brindar capacitación en sus sedes y en línea a gran escala.

Más títulos centrados en la nube de colegios y universidades también podrían ayudar a llenar el vacío de habilidades existente.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close