Stepan Popov - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Tecnología al servicio de la “nueva normalidad”

Si bien la reactivación de los negocios será lenta, las compañías deben considerar el retorno a las operaciones con la tecnología como protagonista y aliada.

Luego de meses en confinamiento, a causa de la pandemia por el COVID-19, autoridades mexicanas -federales y locales- preparan el levantamiento escalonado de la cuarentena y, con ello, el regreso de las operaciones en un mayor número de empresas dentro de la “nueva normalidad”.

En este periodo, en el que nada volverá a ser igual, la tecnología seguirá siendo fundamental y ayudará no sólo a las compañías a que establezcan un regreso progresivo y ordenado, que garantice la salud de los colaboradores; sino también, a que encaminen su reincorporación paulatina al mercado.

Si bien no existe una receta única que explique el “cómo” encaminar su reactivación, es indiscutible que será necesario que incursionen o aceleren su transformación digital, lo que implica un cambio en su cultura organizacional; así como impulsar la automatización y digitalización de procesos, teniendo en cuenta a sus clientes y colaboradores, derivado del panorama que hoy existe. 

De hecho, como consecuencia de la pandemia, consultoras como IDC han dado a conocer que, durante el segundo trimestre de este año, alrededor del 53% de las empresas en América Latina, reducirá su inversión en Tecnologías de la Información (TI). Esto se suma a una desaceleración significativa en hardware y software, relacionado -directamente- a una baja en la economía internacional. 

Bajo este panorama, es obvio por qué la reactivación de los negocios será lenta. Sin embargo, este es un buen momento para plantear una serie de acciones que las compañías podrían considerar en el marco de sus programas de retorno a las operaciones. Todo desde una visión en la que la tecnología es la principal protagonista y aliada.

Hacia la nueva normalidad

Como parte de su transformación, las empresas podrían invertir en tecnología de vanguardia, como lo es el internet de las cosas (IoT), que junto a la inteligencia artificial (IA) y visión artificial, hacen posible contar con espacios en los que se pueda medir de manera constante la temperatura de colaboradores y así detectar fácilmente cualquier anomalía que ponga en riesgo la salud del resto de personal.

También, derivado de los nuevos esquemas de colaboración remota, seremos testigos del incremento en el uso de prácticas como DevOPs, que aceleran la entrega de servicios de TI a través de la adopción de metodologías ágiles. En este punto, precisamente, la consultora Gartner, anticipa un crecimiento de 80% para el siguiente año. 

La adopción de DevSecOps, que integra las mejores prácticas de seguridad en todas las etapas del desarrollo de software, será fundamental en esta nueva normalidad en la que tanto los datos como las aplicaciones cobrarán gran importancia, pues un mayor número de empresas optarán por operaciones y transacciones digitales remotas, lo que también podría suponer trabajar a partir de soluciones en la nube, ya sea privada, pública o híbrida.

En otras palabras, toda clase de datos y transacciones estarán en la red y la nube, y los ataques cibernéticos también verán una oportunidad; los hackers y espías cibernéticos ahora tendrán un campo de acción más amplio y sólo aquellas compañías que inviertan en altas medidas de seguridad podrán operar con tranquilidad.

La importancia de la innovación

Sin duda, este nuevo periodo representará grandes retos para la sociedad y las empresas con cambios que no serán palpables en algunas semanas; sino a mediano plazo, cuando la nueva normalidad se consolide como una nueva era, en la que la tecnología será indispensable.

A su vez, en el marco de esta readaptación, la inversión que los negocios hagan en innovación será otro de los elementos fundamentales; no menos importantes serán la capacitación y el desarrollo de nuevos conocimientos y competencias digitales, elementos que serán clave para desempeñarse en los nuevos puestos de trabajo digitales que surgirán en los próximos años.

Por todo ello, es momento de que las compañías que no han emprendido aún una transformación digital lo hagan a la brevedad; de no hacerlo, podrían quedar rezagadas y superadas en el mercado. Simplemente, llegó la hora de actuar.

Sobre los autores: Analía Baño y Luis Battilana son directores generales de Baufest México.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close