nd3000 - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Semáforo naranja y el regreso a las oficinas en las industrias mexicanas

Las organizaciones de retail, servicios financieros, manufactura, salud, educación y gobierno deben estar listas para la nueva normalidad, y pueden apoyarse en servicios de impresión para sus procesos, afirma Lexmark.

La Ciudad de México pasó de amarillo a naranja en el semáforo epidemiológico desde el 26 de julio hasta el 15 de agosto. Aunque retrocedimos un color, la jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, sostuvo que no habrá cierre de actividades, incluso si no son esenciales; es decir, este rubro de empresas pueden trabajar al 30 % de su capacidad. Los saltos entre los colores del semáforo ponen en evidencia, como nunca antes, la necesidad de tecnología para los entornos laborales. Ante ello, ¿qué aspectos tendrán que tomar en cuenta los diversos sectores económicos para adecuarse la nueva realidad?

A pesar de que el avance en el esquema de vacunación sigue su curso, ahora los retos para las empresas están en las implicaciones del regreso a las oficinas para su infraestructura de TI, ya que la mayoría de ellas decidieron regresar a las oficinas (solamente el 5,7 % permanecerá en home office de manera definitiva, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI).

Durante la pandemia, los diversos desafíos de salud y seguridad que hubo demandaron soluciones flexibles de impresión, como la emisión desde casa y la recolección en cualquier lugar, o la gestión remota de dispositivos. Las soluciones implementadas fueron diferentes para cada industria, debido a sus necesidades particulares. De la misma manera, el regreso a las oficinas se vivirá diferente en cada sector. Lexmark desarrolló un análisis de las perspectivas en torno a las empresas de retail, servicios financieros, manufactura, salud, educación y gobierno. 

Retail 

Este sector vio la peor caída en ventas durante abril y mayo del año pasado. El negocio continuó para los que apostaron al comercio electrónico, así como para los supermercados y farmacias, mientras que restaurantes y hoteles se vieron gravemente afectados.

El retail necesita una impresión confiable, facilidad de uso de los dispositivos y soluciones, y una implementación rápida. Durante la pandemia, experimentaron un aumento significativo de la impresión de documentos relacionados con la cadena de suministro o los centros de distribución.

El retail, en general, deberá estar atento a cómo se moverán los hábitos de consumo en los próximos meses, es decir, si su mercado en particular mantendrá la compra en línea o adquirirán en un esquema mixto. Durante los próximos seis meses, los minoristas de ropa, hoteles y restaurantes esperarán ver mejoras en las ventas, debido a que en meses anteriores éstas se vieron mermadas por no ser gastos de primera necesidad.

Este sector deberá: enfocarse en los centros de distribución y la impresión para respaldar los envíos de comercio electrónico desde las tiendas; y vincular las iniciativas de impresión con estrategias de reducción de costo e incremento de productividad. 

Servicios financieros 

Durante la pandemia, muchos empleados de back office, es decir, que trabajaban en actividades administrativos y no en atención directa al público, estuvieron laborando remotamente. Para los bancos, esto implicó que se esforzaran por entender mejor las soluciones de impresión para los trabajadores corporativos ejecutando sus actividades desde casa.

Esto también aceleró la digitalización de los servicios bancarios que, si bien ya estaban encaminados, tuvieron una transición mayor. Además, el escaneo y administración de documentos ha aumentado ligeramente en este sector.

En los próximos seis meses, la impresión aumentará a medida que los empleados de los bancos regresen a las oficinas administrativas, pero no al nivel anterior a la pandemia. Las organizaciones de seguros seguirán una tendencia similar cuando los empleados corporativos regresen a la oficina.

Se espera que los proyectos de transformación digital tengan una prioridad mayor en los presupuestos de TI de este segmento de organizaciones. Esto significa que las empresas buscarán reducir más la impresión y querrán ahorrar dinero en el proceso. Será importante para el sector incluir las impresoras multifunción en la estrategia de digitalización. 

Manufactura

Las empresas de bienes de consumo siguen experimentando un aumento en la demanda debido al paulatino restablecimiento de actividades comerciales. Bajo este contexto, lograr velocidad y mayor eficiencia operativa es el objetivo, por lo que la industria ahora se enfrenta a la necesidad de dar seguimiento continuo a través de la captura documentos de la cadena de suministro.

En los próximos seis meses, este sector experimentará una aceleración en sus iniciativas de transformación digital y de nube con el objetivo de mejorar los flujos de trabajo y hacer las operaciones más flexibles y resilientes frente a la nueva normalidad. Debido al enfoque en la cadena de suministro y en las empresas de bienes de consumo, el sector manufacturero deberá vincular las iniciativas de impresión al costo y la productividad de sus operaciones.

Salud

Este es uno de los sectores económicos que más ha experimentado cambios. A la fecha, continúan los gastos operativos y la estabilización del presupuesto de capital. Los proyectos de TI comienzan de nuevo. Durante la pandemia se han presentado problemas para mantener la confidencialidad de la información de los pacientes, especialmente con los empleados administrativos trabajando desde casa.

El sector de cuidado de la salud tiene una presión continua para reducir gastos. Se exige a los hospitales que hagan más con menos, lo que abrirá la puerta a más servicios de impresión gestionados. Para este tipo de organizaciones, la subcontratación de departamentos no clínicos para recurrir a ciertos servicios, como los de TI, será la opción más eficiente. 

Educación

Con el regreso a clases presenciales, las impresiones, copias y soluciones de escaneo para recopilación de datos, trámites o asuntos de estudio comenzarán a aumentar en las oficinas escolares y en las aulas.

Aunque el regreso presencial a la escuela de forma segura todavía estará determinado por las decisiones de cada escuela, reabrir las instituciones educativas es una tarea primordial, debido a que los padres también están regresando a las oficinas y la recuperación del aprendizaje perdido será prioritario para los entes involucrados en la educación escolar.

A partir del 30 de agosto, las autoridades en México están planeando un regreso a clases presencial para casi todos los niveles educativos. Esta situación aplica tanto para las escuelas públicas o privadas, siempre y cuando las instituciones y las asociaciones de padres así lo decidan.

Debido a lo anterior, este sector verá un incremento en sus fondos, que deberían estar enfocados en estrategias para mitigar la pérdida del aprendizaje, como incorporar las tecnologías adecuadas y recurrir a programas extracurriculares. Además, los procesos de inscripción presencial demandarán la necesidad de impresión.

Gobierno

Durante la pandemia, muchas oficinas del sector público se vieron en la necesidad de digitalizar ciertos procesos, o bien, aumentar el tiempo de actualización de ciertos documentos para evitar la aglomeración de personas en las oficinas. En este último año, los entes gubernamentales han tenido que aprender a operar en entornos remotos, lo que incrementó la necesidad de servicios de administración de impresión y documentación.

Sin embargo, con todas las capacidades en línea hay grandes necesidades de documentos e impresiones en persona, especialmente para los servicios sociales, de salud y tribunales. Aunado a eso, el regreso paulatino a la normalidad aumentará las solicitudes y formularios de papel, así como la necesidad de imprimir y escanear desde casa o proporcionar este servicio para el público en los edificios de gobierno.

Lo conveniente para las organizaciones de gobierno es buscar la reducción de procesos que consumen mucho papel, es decir, apostar por la digitalización y administración de documentos, así como optar por los servicios de impresión en la nube como una solución para situaciones remotas.

Ante este panorama se puede deducir que no regresaremos a la vida prepandémica, con su buena cantidad de procesos físicos y manuales, pero las empresas tampoco están renunciando totalmente a esas actividades «palpables». La nueva normalidad es híbrida, con miras a una progresiva digitalización que avanzará a diferentes ritmos de acuerdo con las necesidades de cada sector económico.

Sobre el autor: Isaac Bessudo es director general y de ventas de Lexmark en México, donde también tuvo el puesto de director empresarial. Tiene más de 15 años de experiencia en la industria de TI.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Close