Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Reglas digitales cuando hace marketing para una pequeña empresa

El columnista de SearchCIO para pequeñas empresas, Bryan Barringer, ofrece una introducción al marketing para un pequeño negocio en la era digital.

Hace unos meses, algunos socios comerciales y yo comenzamos una compañía llamada ThinkDigital. Nos enfocamos en proveer a nuestros clientes con métodos modernos y eficaces para involucramiento/adquisición del cliente y para interacción con el cliente. Involucramiento/adquisición del cliente e interacción del cliente son, respectivamente, los términos de la industria que ahora se utilizan para describir el marketing social y tener una presencia en la web convincente.

Trabajamos con nuestros clientes para mostrarles que estas áreas deben avanzar a la vez al hacer marketing de una pequeña empresa. En otras palabras, si usted es escandalosamente exitoso en conducir tráfico a su presencia en la web, pero el cliente, una vez allí, tiene una experiencia negativa, su negocio no crecerá y sus esfuerzos de marketing serán desperdiciados. El sitio web tiene que ofrecer una experiencia de usuario atractiva y consistente, independientemente del dispositivo (teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras, vestibles, etc.). Por el contrario, usted puede tener un sitio web increíble, que aborde las necesidades y deseos de todos, pero si nadie sabe que existe, nuevamente es un desperdicio.

Un sitio de destino para los clientes digitales

Ahora que el escenario está listo para el tema, permítanme cubrir cada una de estas áreas con más detalle. En primer lugar, vamos a hablar brevemente de la presencia en la web –el sitio de destino para todo el tráfico que va a reunir a través del marketing social.

Hay algunas cosas básicas, pero fundamentales que conocer al construir su presencia en la web. Para empezar, es muy importante que usted diseñe y construya su sitio para sus clientes objetivo y no para usted mismo. Hay millones de sitios web por ahí en los que la razón principal de que sean de la forma en que son es porque el dueño de la empresa quería que el sitio se viera y actuara de cierta manera sobre la base de sus propios deseos e ideas equivocadas de lo que sus clientes objetivo en realidad quieren. Pasar tiempo con un experto en experiencia de usuario (UX) para aprender sobre su audiencia le ayudará a no cometer este error.

Los consumidores son más sofisticados y tecnológicamente avanzados que nunca antes, y tienen la capacidad de saltar de un negocio a otro basados simplemente en la experiencia que están teniendo en línea.Es por eso que tiene que conocer a su público y lo que va a motivarlos a comprarle a usted y no a otra persona. Afortunadamente para las pequeñas empresas, lo que realmente no importa al consumidor es si usted es una compañía Fortune 100 o el minorista local en otra ciudad a millas de distancia. Si ambas empresas ofrecen el mismo producto o servicio, el que tiene el mejor valor y la experiencia en línea va a ganar el negocio. Conozca a su cliente.

Haga marketing de un pequeño negocio para los consumidores digitales

Otra cosa muy importante en la cual centrarse es en el comportamiento de compra y las tendencias de adquisiciones de sus clientes. Nadie quiere ser inundado con anuncios de productos que no compramos y probablemente no queremos. En el mercado digital de hoy, la mayoría de los consumidores ahora ven el valor en ser más transparentes sobre sus tendencias de búsqueda en Internet y comportamientos de compra. Esto se debe a que muchos consumidores ven el valor de que sus minoristas y proveedores de servicios preferidos sepan más acerca de ellos, con el fin de hacer las compras más convenientes, más rentables y más personales. Por ejemplo, si compro la misma marca de comida para perros cinco veces en el transcurso de cinco meses, desde la misma compañía de mascotas en línea, esa la empresa debe proactivamente enviarme un cupón de descuento de la marca específica para mi sexta bolsa de comida. Y por "enviar", quiero decir que debe ser en la forma ya sea de un pop-up o notificación push cuando visite el sitio la próxima vez, o en un correo electrónico específico solo para mí, basado en mi tendencia de compra.

Este ejemplo es la razón por la cual la comercialización de una pequeña empresa es tan diferente de la forma en que era incluso hace 12 meses. Yo no estoy aquí para derribar las razones y el "valor" de las formas tradicionales de marketing como prensa, radio y televisión, pero he de decir que, basado en mi experiencia, estos tipos de marketing de amplio trazo no son ya eficaces para dirigir el tráfico hacia los lugares en línea donde muchos consumidores están investigando y  comprando bienes y servicios. Los consumidores son mucho más propensos a comprar productos de ciertos proveedores con base en las recomendaciones boca a boca de aquellos que conocen. Solo ahora, el boca a boca se transmite a menudo de forma digital. Pregunta a cualquiera de los 1.45 millones de usuarios activos de Facebook. En nuestra línea temporal de Facebook, ahora vemos anuncios de productos y servicios que hemos comprado, sobre los que nuestros amigos están hablando y que hemos buscado en Google solo unos minutos antes de revisar Facebook. Este es el marketing social en su cara más impresionante.

Menos marketing, más significado

Ahora piense en su pequeña empresa y en cómo involucrar a sus clientes objetivo aún más. Haga marketing para ellos donde pasan su tiempo, que es menos delante de un televisor o escuchando la radio y mucho más en línea. Le sugerimos fuertemente que pase tiempo haciendo marketing a través de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat y otros canales como Pinterest y LinkedIn. A través de estos canales, una pequeña empresa está literalmente cargada de dólares y centavos para promover mensajes de marketing y llegar a un mayor número de un grupo de personas aún más específico.La clave para esto es, una vez más, conocer a su público y luego generar contenidos en estos canales sociales que promuevan su marca y oferta. Al estudiar los análisis de sus clientes y quiénes son y qué están comprando, continuará adaptando el marketing a ellos, tanto como grupo y como individuos.

Uno de los mensajes clave que mis socios de negocios y yo estaremos lanzando en junio a través de nuestra propia campaña de marketing social es "menos es más". Es decir, menos mensajería y marketing dirigido a un grupo grande y genérico de usuarios y, en cambio, más mensajería que es relevante para un cliente o segmento de clientes específico.

Sobre el autor: Bryan Barringer es un experto de movilidad empresarial independiente y reconocido orador especializado en la adopción del usuario, el diseño UX/UI y el involucramiento de los consumidores. Un emprendedor en serie, Bryan fundó recientemente ThinkDigital, que ayuda a las empresas a dar el salto hacia el negocio digital. La firma construye soluciones multicanal enfocadas en el consumidor para las empresas, con integraciones coordinadas de sistemas de marketing social y de back-office para una transformación digital total.

Próximos pasos

Quizás le interese conocer:

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close