Paul Fleet - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

¿Qué impulsa el uso de sistemas para la recuperación ante desastres?

Los sucesos que causan interrupción de operaciones suelen estar fuera del control de cualquiera, sin embargo, son ejemplos que demuestran que es de suma importancia para las empresas implementar una estrategia de recuperación ante desastres.

Hoy en día, disponer de un plan integral de recuperación ante desastres (DR, por sus siglas en inglés), más que una recomendación, es una necesidad prioritaria para las PyMEs y las grandes empresas. La adopción de estrategias de DR ha aumentado significativamente en los últimos años debido al incremento de amenazas de ciberataques y desastres naturales. Pero en Cogeco Peer 1 consideramos que la nube también ha creado formas más asequibles para que las empresas implementen una estrategia de DR.

Un estudio de IDC descubrió que el coste promedio de una interrupción de software es de $100.000 dólares por hora. Si bien esto puede no parecer una cantidad considerable, especialmente para las grandes corporaciones, puede convertirse en un problema a largo plazo. De hecho, el coste promedio total del tiempo de inactividad no planificado de las aplicaciones se sitúa entre los $1.250 y $2.500 millones de dólares por año.

Como ejemplo, durante el último mes de mayo, más de 200 tornados devastaron la región del medio Oeste de Estados Unidos, cortando el suministro eléctrico y paralizando los negocios en más de una docena de estados. Al mismo tiempo, un ataque de ransomware contra la ciudad de Baltimore mantuvo al gobierno local fuera de línea durante más de 36 días, costándole a la ciudad más de 18 millones de dólares para combatir la brecha. Originalmente, los hackers pidieron $76.000 dólares.

Es importante entender que estos sucesos recientes están fuera del control de cualquiera, sin embargo, son ejemplos que demuestran que es de suma importancia para las empresas implementar una estrategia de recuperación ante desastres.

En definitiva, contar con un plan y una estrategia habilitada en la nube, permite a las PyMEs y a las grandes organizaciones obtener numerosos beneficios, entre los que se incluyen:

  • Mayor rapidez de respuesta: las soluciones de almacenamiento y recuperación de datos en la nube ayudan a las empresas a realizar copias de seguridad, así como a restaurar rápidamente datos importantes en caso de que ocurra un desastre. Eso les permite reanudar las operaciones casi a la perfección.
  • Ahorro de costes: al reducir el tiempo de inactividad, un plan de DR ahorra a las compañías los gastos innecesarios y la pérdida de ingresos asociados a los desastres naturales y los provocados por el hombre.
  • Mayor flexibilidad: las estrategias tradicionales de DR pueden requerir reemplazos continuos de software y tecnología que pueden estar limitados a una sola ubicación o instalación física. En el caso de un desastre natural, como los tornados acontecidos en mayo, una ubicación física podría ser arrasada causando un apagón. Las estrategias de DR en la nube aseguran que la recuperación se pueda realizar de forma remota.

No cabe duda de que planear con anticipación e invertir en soluciones flexibles antes de que ocurra un desastre son consideraciones cruciales para cualquier organización.

Sobre el autor: Cindy Jordan-Ford es directora general y vicepresidenta de Cogeco Peer 1 para Latinoamérica y EE.UU.

Investigue más sobre Recuperación de desastres y continuidad del negocio

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close