Production Perig - stock.adobe.c

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Puntos clave para implementar plataformas digitales en la cadena de suministro

Implementar plataformas digitales como parte de la estrategia de la cadena de suministro puede ayudar a tomar mejores decisiones más rápido, y así fortalecer las operaciones y aumentar su valor.

Hasta hace un tiempo, la cualidad en el diseño de cadenas de suministro se centraba en facilitar la toma de decisiones estratégicas y tácticas con análisis extendidos a todos sus procesos operativos. En el mejor de los casos, respaldos por el uso de herramientas tecnológicas que facilitarán la construcción de gemelos digitales para un mejor análisis de escenarios.

Sin embargo, la forma de tomar decisiones en la cadena de suministro está cambiando. Con escenarios cada vez más complejos, es necesario analizar y reaccionar más rápido, tener metodologías escalables en la organización, y traspasar los límites de la generación de valor con el uso adecuado de los datos.

El reto ahora está en cómo responder a ese cambio en la forma en que se toman decisiones en la operación, y cómo se fortalece el proceso para aumentar o acelerar el valor. La sugerencia es aprovechar el poder de las plataformas digitales. De acuerdo con el texto, “Platform Revolution” (G. G. Parker, M. W. Van Alstyne, S. P. Choudary), una característica de las plataformas digitales es el ‘efecto de red’. 

Para entender mejor el tema, imaginemos una plataforma de tres lados: Uno, una empresa proveedora de software de optimización avanzada y algoritmos de inteligencia artificial; dos, un usuario que tiene acceso a crear aplicaciones de analítica avanzada para tomar decisiones tácticas en la cadena de suministro; y tres, un usuario que utiliza esas aplicaciones frecuentemente para ejecutar su operación. Todos ellos dentro del mismo ecosistema interactivo.

Ahora, piense que en la plataforma hay un solo usuario en cada lado: el proveedor de tecnología, el generador de aplicaciones y el usuario que utiliza estas mismas. Desde una primera interacción, el generador de aplicaciones va a diseñar una aplicación, por ejemplo, para enrutar de forma óptima las entregas diarias de la operación de transporte de última milla. Esta aplicación va a ser utilizada por el planeador de uno de los centros de distribución más grandes. Hasta ahora, todas las partes han interactuado en la plataforma. La calidad de la aplicación es alta, permite calcular las rutas diarias ágil y automáticamente. Y por eso, la compañía decide que la misma aplicación sea generada para otros cinco planeadores.

Con el tiempo, estos mismos planeadores de transporte piden otras aplicaciones para calcular los tamaños de flota adecuados en su operación y para analizar las frecuencias y tamaños de entregas. Pero el diseñador de la aplicación ya no tiene disponibilidad de tiempo para responder a todo. Debido a esto, la empresa decide activar a otro usuario para que responda a estas demandas. Poco a poco, se van agregando usuarios de control de inventarios, compras, negociaciones, almacenamiento, finanzas, etc. Obviamente, se han tenido que integrar más generadores de aplicaciones, generadores de valor.

Este es el efecto de red positivo que se espera de la plataforma y es la manera en que el diseño de la cadena de suministro tenga una configuración ágil, escalable y fácilmente automatizable.

Quiero resaltar cinco puntos clave a considerar para la implementación de plataformas digitales en el diseño y toma de decisiones de una cadena de suministro:

  1. Identificación correcta de oportunidades para generar valor. Determinar puntualmente cuáles son las aplicaciones que se deberían construir en la plataforma.
  2. Roadmap detallado de iniciativas. No es suficiente con identificar las oportunidades para generar valor. También hay que clasificarlas y organizarlas por prioridad para marcar visibilidad del nivel de generación de aplicaciones en función del tiempo y retorno de inversión.
  3. Datos. La calidad, eficiencia y velocidad con la que se obtiene y administra la información es lo que marcará la pauta y la diferencia para que el proceso tenga resultados exitosos. Estandarizar los datos y consolidarlos en bases de datos robustas facilitará la construcción de aplicaciones adicionales dentro de la plataforma y la utilización de aplicaciones existentes en equipos donde antes no se utilizaban. Adicionalmente, abre la posibilidad de generar aplicaciones, y también de utilizar algoritmos de inteligencia artificial y aprendizaje automático.
  4. Governanza y desarrollo estratégico. Definitivamente, tiene que existir una conexión estratégica y un liderazgo comprometido y creyente de los análisis que se construyen, con procesos correctamente dirigidos. Si no hay gobernanza, no se saldrá adelante.
  5. Personas. No existe tecnología que genere valor por sí sola. El valor está en cómo esa tecnología se utiliza dentro de la organización y el equipo que está en constante relación con esta. Tener el equipo adecuado (clientes internos, proveedores de información, creadores de aplicaciones, usuarios, conexiones con la operación, etc.) es necesario para permitir el crecimiento.

En conclusión, las plataformas digitales bien implementadas en el diseño de una cadena de suministro van a permitir que el valor se escale de forma ágil y eficiente, generando resultados positivos en toda la organización, siempre que los requerimientos principales estén alineados con esta perspectiva.

Sobre el autor. Camilo Orbegozo Peñaranda es director de estrategia de Customer Success en LLamasoft.

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Close