nobeastsofierce - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Prepárese para estos tres retos de nube en 2019

A medida que las estrategias de la nube empresarial continúan madurando, los equipos de TI enfrentarán un nuevo conjunto de desafíos en 2019, que van desde el gobierno de costos hasta la gestión de arquitecturas complejas y heterogéneas.

Durante años, factores como la seguridad en la nube y el cumplimiento han planteado un desafío para los equipos de TI. Pero con la mayor adopción de entornos híbridos y de múltiples nubes, se espera que una nueva ola de complejidad llegue a la empresa en 2019.

Veamos tres desafíos prominentes de computación en la nube para los cuales los administradores deben prepararse este nuevo año.

Integración de datos

Los esfuerzos de integración de datos a menudo se hacen a un lado. Pero, en realidad, muchas empresas aún no entienden cómo mover de manera eficiente los datos de bases de datos masivas y locales, como Oracle, a la nube, o cómo las bases de datos locales compartirán información con bases de datos nativas de la nube, como Amazon Redshift.

Para abordar estos desafíos de computación en la nube, las empresas adoptarán cada vez más software de integración de datos de proveedores como MuleSoft y Boomi. Los equipos de TI deberán asignar cuidadosamente los conjuntos de datos que necesitan sincronizar en la nube y los entornos locales y con qué frecuencia debe ocurrir ese proceso. No subestime los esfuerzos necesarios y el costo de las iniciativas de integración de datos.

Gobernanza y gestión de costos

La reducción de costos es una razón común por la cual las empresas migran a la nube. Sin embargo, después de que realmente mueven las cargas de trabajo de las instalaciones a la nube, pueden notar una factura en la nube que es significativamente más alta que sus estimaciones originales. La mayoría de las veces, esto se debe a que los usuarios de la nube pasan por alto factores como los costos de la red, la transferencia de datos y el almacenamiento.

Para aquellos que usan plataformas sin servidor, el exceso de aplicaciones también puede aumentar rápidamente la factura de la nube. Además, las implementaciones de múltiples nubes, donde las empresas utilizan una combinación de plataformas de nube pública, pueden hacer que sea más complejo para los equipos realizar un seguimiento y optimizar los costos.

A la luz de estos desafíos de computación en la nube, muchas empresas recurrirán a las herramientas de gestión de costos y gobernanza, como Cloud Cruiser o CloudHealth de VMware, para monitorear el uso, hacer un seguimiento de los gastos y asignar los costos. Algunas herramientas también brindan recomendaciones sobre cómo reducir los costos, como cambiar el tamaño de las instancias o aprovechar un descuento de proveedor a través de opciones como las instancias reservadas de AWS y los descuentos de uso comprometido de Google.

AWS, Azure y Google también ofrecen sus propias herramientas nativas de administración de costos, así como calculadoras de precios para estimar mejor los gastos futuros.

Complejidad añadida

A medida que las empresas continúan adoptando la nube y, específicamente, los modelos híbridos y de múltiples nubes, eso no significa que los sistemas locales tradicionales desaparecerán pronto. Debido a esto, la gestión de datos, aplicaciones y procesos de TI será mucho más compleja. En algunos casos, esto podría incluso dificultar la capacidad del personal de TI para hacer su trabajo de manera efectiva.

La complejidad siempre ha sido una parte de TI, pero la industria se está acercando a un punto de inflexión. Las arquitecturas heterogéneas que abarcan múltiples plataformas en la nube y locales plantean desafíos de administración que, en algunos casos, producen errores que conducen a interrupciones, infracciones y pérdida de control sobre la entrega del servicio a los usuarios finales y al negocio.

Las empresas necesitan desarrollar procesos e invertir en tecnología que pueda devolver algo de estabilidad a TI y colocar esa complejidad y volatilidad en un dominio configurable. Las herramientas y los recursos que pueden ayudar incluyen los siguientes:

  • Plataformas de gestión en la nube. Estos tipos de herramientas pueden centralizar la administración y el monitoreo de recursos en la nube, particularmente para implementaciones híbridas y de múltiples nubes.
  • Corredores de servicios en la nube. Un corredor de nube sirve como intermediario entre un cliente y un proveedor de servicios en la nube para ayudar a garantizar que se cumplan los objetivos del cliente.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close