Luiz - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Predicciones de la nube para considerar en 2016

Entre las principales adquisiciones y el alza de los contenedores, el mercado de nube estuvo bastante activo en 2015. Pero, ¿qué traerá el 2016?

El año pasado estuvo lleno de altibajos para el mercado de la computación en nube, y muchos se preguntan cuáles serán las predicciones de nube para 2016. Los proveedores de la nube, como VMware y Google, por ejemplo, unieron fuerzas en el 2015, con la esperanza de derrocar al rey de la nube pública, AWS. La adquisición de EMC por parte de Dell está a punto de ser la más grande en la historia de la tecnología, ya que las dos empresas se preparan para reposicionarse en el mercado de la nube. Mientras tanto, los contenedores y la tecnología de código abierto fueron el tema de charla de la nube, conforme más vendedores acuden a OpenStack.

Por lo tanto, dado todos estos cambios en 2015, muchos se preguntan qué hay en el almacén para el mercado de la nube en 2016.

Cada año, SearchCloudComputing pide a expertos que compartan sus predicciones de la nube para el próximo año. Este año, se solicitó que respondieran dos preguntas:

1. ¿Qué grandes cambios se pueden esperar en el mercado de la nube en el 2016?

2. ¿Qué tecnologías de nube, o proveedores de la nube, se volverán menos relevantes en el 2016?

Esto es lo que los expertos predicen que veremos en el mercado de la nube para el 2016.

Jim O'Reilly

Acorralado por el servicio de archivado Nearline de Google, Amazon probablemente lanzará un nuevo servicio de almacenamiento lo que provocará que los precios de archivo en la nube caigan. Las guerras de precios del proveedor de nube, en general, continuarán en 2016, pero a un ritmo más lento. AWS ahora soporta Microsoft Active Directory, lo que fue durante mucho tiempo la única provincia de Azure. Esto dará lugar a una mayor migración a AWS, impulsada por los precios atractivos, lo cual a su vez podría conducir a una guerra de características y precios entre Azure y AWS.

Con pocas áreas de expansión, los grandes volúmenes de datos serán un blanco para los proveedores de servicios en la nube, y especialmente Google, que entiende los desafíos de big data como el resultado de su negocio de búsqueda.

Mientras tanto, ocurrirá una migración más amplia hacia la nube basada en el navegador y las aplicaciones de software como servicio (SaaS), aumentando la agilidad del negocio, alineando los flujos de trabajo con los dispositivos móviles y, de paso, acelerando la desaparición de la PC de escritorio.

Además, vamos a reconocer que la seguridad de la nube es lo suficientemente buena para las necesidades empresariales. Esto hará que más organizaciones lleven las operaciones de misión crítica a las nubes públicas, aunque en un primer momento será como un goteo.

En términos de tecnologías que podrían convertirse en menos relevantes, las guerras de precios entre los proveedores de nubes gigantes colocarán a IBM, VMware y Rackspace en un dilema acerca de continuar en la nube. Tal vez uno o más desistan.

Además, los contenedores aumentan la cuenta de máquinas virtuales por más de 3 veces en cualquier servidor dado, lo que retrasará la compra de hardware por los proveedores de nubes gigantes, mientras que los equipos existentes serán reutilizados para los contenedores. Como resultado, 2016 podría ser un año doloroso para fabricantes de diseños originales.

Paul Korzeniowski

Una de mis predicciones para la nube es que las compras de la nube en las sombras (Shadow) disminuirán en su alcance e impacto este año. Las unidades de negocio descubrirán cada vez más que no son capaces de proporcionar el servicio y la gestión necesaria para soportar aplicaciones de TI en las sombras. TI también hará un mejor trabajo colaborando con unidades de negocio para implementar y soportar sistemas de nubes. El resultado final será una mayor entrada de TI durante las compras de la nube empresarial, con controles adecuados de seguridad y de gestión.

Los agentes (brokers) de la nube seguirán transformándose. Se centrarán menos en actuar como intermediario para ayudar a las empresas a seleccionar y encontrar servicios en la nube con precios adecuados y se centran más en la integración de diferentes servicios en la nube –una tarea que se moverá hacia la parte superior de la lista de prioridades de TI.

La consolidación también va a continuar. Los grandes proveedores como AWS, Microsoft, Google, IBM y Oracle buscarán llenar los vacíos de líneas de productos y surgirán nuevas empresas en la nube.

David Linthicum

En primer lugar, la atención se centrará en la gestión de la nube, la seguridad y la gobernanza. Mientras que en el pasado todo el mundo seleccionaba un entorno de nube, ahora buscarán la forma de operar uno de manera eficaz. Las piezas que faltan, como la gestión de la nube y la contabilidad basada en el uso, serán más importantes. Como resultado, las empresas se centrarán más en las ofertas de nube de terceros, y empujarán a los proveedores a ofrecer esas características.

En segundo lugar, habrá un continuo aumento de los contenedores. Aunque los contenedores en sí no son nuevos, los ecosistemas que les rodean continuarán creciendo. Los sistemas de nubes enteras serán diseñados en torno a la utilización de contenedores, así como permitir que esos contenedores sean escalados. La seguridad y gestión de contenedores también tendrán foco.

Los grandes jugadores de software empresarial –incluyendo Oracle, SAP, Hewlett Packard Enterprise e incluso algunos aspectos de IBM– probablemente renunciarán a los principales servicios en la nube y se centrarán en una estrategia más defensiva. Cuente con que el próximo año veremos más grandes adquisiciones, como el acuerdo entre EMC y Dell, conforme el gran software se convierte en la venta de un gran elefante blanco.

Además de la desaparición de los grandes jugadores de software del mundo de la nube, veremos a los antiguos proveedores de nube encontrar otros nichos o simplemente desaparecer a través de adquisiciones.

Tom Nolle

En primer lugar, este será un año de cambios en la nube de los carriers. Algunos operadores saldrán o reducirán sus ofertas de nube y otros los ampliarán. Es probable que la mayoría de las expansiones en la nube de los carriers provengan de fuera de los EE.UU., y entonces los carriers se convertirán en una fuerza reconocida en la nube. En Europa, la mitad de las compañías ampliarán sus inversiones nube y empezarán a trabajar en asociaciones de software que les permitirán acoger ofertas de SaaS.

En segundo lugar, los precios de la infraestructura servicio (IaaS) comenzarán a estabilizarse conforme los principales jugadores como Amazon lleguen al punto en que sus ingresos y costos comiencen a converger. Esto aumentará el interés por tres alternativas concretas de nube frente a IaaS. Las primeras son la plataforma como servicio (PaaS) y SaaS, donde Microsoft seguirá creciendo con Azure, pero tendrá que competir con las ofertas de PaaS Linux de Amazon y Google, así como con jugadores de nubes más pequeñas. En SaaS, veremos un mayor énfasis de los proveedores de IaaS para encontrar socios de software para crear sus propios servicios SaaS amplios.

Los contenedores como Docker serán mucho más populares, apuntando hacia el extremo de bajo costo de IaaS, mientras que Amazon y Google promoverán los servicios basados ​​en contenedores. Por último, todos los proveedores de la nube ampliarán su oferta de servicios web para mejorar la nube. Estos servicios pasarán de las bases de datos y el flujo de trabajo hacia el comercio electrónico y el internet de las cosas (IoT).

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close