buchachon - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Por qué Microsoft Azure Stack está destinado a fracasar

Microsoft promociona Azure Stack como una forma de traer los beneficios de la nube pública hacia los entornos locales. Pero, para muchas empresas, el discurso de ventas no coincide con sus necesidades.

Microsoft Azure Stack promete llevar la naturaleza administrada y de autoservicio de la nube pública de Azure al hardware que su organización posee y controla. Microsoft cree que su estrategia de nube híbrida requiere este dispositivo, que se ajusta entre los servidores en rack y las granjas de servidores gigantes de Azure con un trillón de CPUs Xeon.

Se ha hablado mucho de Microsoft Azure Stack, pero va a fallar por varias razones.

Los cambios han plagado el proyecto

No es de buen augurio que Microsoft Azure Stack ya ha sido desechado y reiniciado como algo totalmente diferente. Hay una expresión de que ningún plan, por muy bien concebido que sea, sobrevive al contacto inicial con el enemigo. Pero parece que Microsoft se apresuró a volver a trabajar en Azure Stack cuando encontró resistencia a su primera encarnación.

Luego, en la segunda mitad de 2016, los clientes se quejaron cuando Microsoft observó que Azure Stack requeriría hardware nuevo y especializado de los principales proveedores, como Dell EMC y Hewlett Packard Enterprise. Además, las organizaciones que compraron el nuevo hardware tendrían que esperar hasta mediados de 2017 para fusionar Azure con nuevas inversiones en nubes híbridas locales. Microsoft cedió un poco después de la significativa retroalimentación negativa de los clientes cuando ofreció una versión de "solo servidor" de Azure Stack para realizar algunas tareas y herramientas.

Entre el producto siendo remodelado continuamente y la limitada disponibilidad del hardware caro certificado para Azure Stack, está claro que el paso a un entorno de nube híbrida diseñado por Microsoft será una propuesta costosa, y que implica elevar y cambiar, no transformar.

El autoservicio suele involucrar a TI

El concepto de replicar la automatización de autoservicio y los paneles de control estilo de nube dentro de una organización está equivocado. En las conversaciones con administradores y otro personal de TI, lo que desean es ya sea la nube pública para algunas cargas de trabajo para las características que ofrecen los proveedores de nube pública de forma exclusiva, o control interno de los datos para que puedan gestionar todo el proceso desde el principio.

No he encontrado muchos departamentos de TI que dicen que la necesidad de automatizar el autoservicio con nube híbrida en su hardware de centro de datos es un punto de dolor. Es muy difícil desarrollar este plano de control en las inversiones de hardware y de red dispares que estos departamentos han hecho a lo largo de los años. Además, la mayoría de los usuarios de negocios no tienen las habilidades para usar una nube híbrida correctamente como, por ejemplo, cómo utilizar un panel de autoservicio de nube privada, tomar decisiones inteligentes sobre el aprovisionamiento de recursos virtuales para cargas de trabajo, y hacer uso de algo diferente de las plantillas disponibles que requieren intervención de TI.

¿Es la nube híbrida una solución en busca de un problema?

No descarto completamente el concepto de nube híbrida. Hay mucho espacio en el mercado para opciones que funcionan tanto en localmente como en nubes públicas. Muchas organizaciones tienen necesidades empresariales y requisitos de software que dictan que ciertas cargas de trabajo pertenezcan a la nube para una mejor tolerancia a fallas, distribución geográfica, capacidad de explosión, etc. Muchas empresas necesitarán ejecutar aplicaciones y cargas de trabajo en Microsoft Azure o Amazon Web Services (AWS), y necesitarán herramientas para gestionar esas cargas de trabajo, comprender el uso, supervisar la operación y solucionar los fallos.

Del mismo modo, hay un montón de cargas de trabajo que, no importa lo mucho que Google, Microsoft y AWS lo intenten, nunca se ejecutarán en la nube pública. Algunas empresas no lo harán por razones reglamentarias, o no tienen la experiencia técnica, o alguna combinación más matizada de los dos.

Es hora de que Microsoft se dé cuenta de que la nube no es la respuesta para todos. Para las organizaciones de tamaño mediano, la nube es un destino limitado. Hay muchas razones para hacer cosas dentro de su propio centro de datos. Microsoft tiene razón en cuanto a su concepto de un acuerdo de nube híbrida en el que TI gestione las cargas de trabajo internas y otras cargas de trabajo pasen a Azure o AWS, según sea necesario. Sin embargo, se pierde la imagen más grande: Microsoft Azure Stack solo se ocupa de la necesidad de autoservicio de los recursos internos de cómputo. Es una mala respuesta para un problema que muchas organizaciones simplemente no necesitan resolver.

Próximos pasos

No olvide revisar también:

ABB selecciona a Microsoft Azure para impulsar la transformación digital de su industria

Comparación de servicios de big data entre AWS, Azure y Google

VMware ayudará a empresas a gestionar despliegues de nube AWS, Azure y Google

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close