BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

¿Plan de Recuperación de Desastres (DRP)? Sí, gracias

El plan de recuperación de desastres debe formar parte de la estrategia de TI de toda empresa, por la importancia que hoy tiene para el negocio.

En el mundo de la informática, la recuperación es un concepto que viene previo a la continuidad, y cuando se trata de negocios, esta continuidad parte de la idea de desear que pase lo mejor, pero planear para lo peor. Por ello, el plan de recuperación de desastres (DRP) es una parte fundamental en la estrategia de TI de cualquier compañía, independientemente de su tamaño, sector o zona geográfica en la que se encuentre.

Con la creciente importancia del resguardo de la información, los antivirus y soluciones para evitar la entrada de agentes extraños a la infraestructura de TI, se han vuelto más sofisticados y eficientes. Pero es una realidad que los sistemas informáticos son cada vez más críticos para el funcionamiento de cualquier organización, por lo que también ha aumentado la importancia de asegurar la continuidad del funcionamiento de esos sistemas críticos y su rápida recuperación. Ante esto, muchos expertos señalan que la aplicación de un enfoque más integral de planificación, anterior a cualquier desastre, es más rentable a largo plazo, y esto ha derivado en la evolución de distintos esquemas de DRP, como el modelo por demanda de recuperación de desastres como servicio (DRaaS).

De acuerdo con el Centro de Servicio Comunitario de la Universidad de Oregon, por cada dólar gastado en disminuir o evitar las pérdidas por desastres, se ahorran cuatro dólares en costos de respuesta y recuperación; y, de manera inversa, del 100% de aquellas empresas que no cuentan con un DRP y que han tenido pérdidas de sistemas críticos, el 43% nunca vuelve a abrir, 51% cierra en menos de dos años y solo el 6% sobrevive a largo plazo.

Cabe señalar que un verdadero DRP no es un almacenamiento externo, un respaldo de la información o un receptáculo en la nube, sino que implica un esquema estructurado de planeación y procedimientos en caso de que ocurra un desastre, con elementos como:

  • Definición de la información y puntos críticos,
  • Establecimiento de personal autorizado para ejecutarlo,
  • Orden en el que se debe ejecutar,
  • Creación de contraseñas especiales,
  • Entrega de un manual para restablecer el sistema, entre otros.

El análisis financiero de cada compañía tendrá que ser la base para determinar qué clase de DRP se necesita y qué tan flexible puede ser. Existen planes básicos de recuperación de desastres, administrados o no, que utilizan tecnologías de nube aprovechando economías de escala y esquemas “compartidos”, “flexibles” y con configuraciones “elásticas”. Otros, con infraestructura financiada, cubren las necesidades de muchos negocios que están en crecimiento, y finalmente los hay con arquitecturas  más robustas, que pueden ser integrados a enormes transnacionales.

También es posible implementar DRP de ejecución híbrida o compartida (entre el proveedor y el cliente), con los que se puede disminuir el desembolso y aún así contar con un importante plan que garantice la continuidad de las operaciones.

Considero que los servicios administrados y la consultoría que pueden brindar los líderes desarrolladores de TI actualmente marcan la diferencia para garantizar un DRP hecho a la medida, flexible a nivel financiero y de infraestructura, con una efectividad avalada mediante certificaciones internacionales, y que ayude a cumplir de manera estricta las disposiciones legales que ya existen para ciertos sectores respecto del resguardo y manejo de la información.

Independientemente del proveedor a elegir, las empresas mexicanas deben reflexionar y entender que un DRP es una necesidad que, además de garantizar su operación, generará una nueva ventaja competitiva al mostrar solidez y garantía de continuidad frente a los clientes, socios de negocios, proveedores e incluso competidores. Más que una solución de TI, un DRP es garantía de fortaleza y presencia continua en el mercado.

Sobre el autor: Iván Felipe Álvarez es gerente de producto de integración de sistemas en Alestra.

Próximos pasos

Quizás le interese revisar también:

Consejos para establecer un Plan de Recuperación de Desastres (DRP)

Pasos para un Plan de Recuperación de Desastres (DRP)

BCP y DRP: El arte de levantar un negocio caído

Investigue más sobre Recuperación de archivos y desastres

Únase a la conversación

2 comentarios

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

donde puedo encontrar un detalle de los roles que ejecuta el personal para antes, durante y después de un desastre.
Cancelar
Hola, le dejo aquí algunos enlaces a otros artículos de nuestro portal, espero que le sean de utilidad:
* https://searchdatacenter.techtarget.com/es/opinion/Consejos-para-establecer-un-Plan-de-Recuperacion-de-Desastres-DRP
https://searchdatacenter.techtarget.com/es/cronica/Pasos-para-un-Plan-de-Recuperacion-de-Desastres-DRP
* https://searchdatacenter.techtarget.com/es/cronica/De-la-A-a-la-Z-plan-para-la-recuperacion-de-desastres-RD-TI
Cancelar

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close