denphumi - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

Las empresas están cambiando a modelos “como servicio” para lograr sostenibilidad

El uso de servicios por demanda basados en el modelo de nube está ganando importancia entre las empresas por sus beneficios de negocios, pero también como un modo de reducir su impacto ambiental.

El año pasado, un estudio de HP demostró lo que todos habíamos estado anticipando: La fuerza laboral de toda Latinoamérica prefiere las empresas que tienen un profundo compromiso con la sustentabilidad del medio ambiente. De acuerdo con la encuesta, el 85% de los empleados de oficina en Brasil, y casi el 80% en México, manifestaron que se inclinarían más por trabajar para una empresa que les ofreciera formas de practicar la sustentabilidad en el trabajo.

Las empresas ahora se están apartando del modelo lineal “toma-produce-dispone”, y se orientan hacia la economía circular, donde la capacidad de reciclar y el valor a largo plazo de un producto son fundamentales. Latinoamérica produce el 44% del cobre del mundo, el 49% de su plata y el 65% de su litio, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). Cuenta con el 20% de las reservas de petróleo del mundo, el 33% de su agua dulce y el 20% de los bosques nativos del planeta. Sin embargo, la región también está consumiendo los recursos naturales un 50% más rápido del tiempo en que pueden ser reemplazados, según la ONUDI.

Evidentemente, se necesitan nuevas formas de implementar prácticas sostenibles. Una forma de lograrlo es mediante el uso del modelo de servicios: Product-as-a-service, device-as-a-service, infrastructure-as-a-service, software-as-a-service, platform-as-a-service… La lista de lo que puede ser ofrecido “como servicio” es casi interminable. Sin embargo, el objetivo de sustentabilidad basado en sistemas es simple: Que produzca beneficios de negocio inmediatos y significativos mientras reduce el impacto ambiental.

Las prácticas como servicio cumplen con este objetivo de muchas formas:

1. Los servicios reducen las necesidades de equipamiento

Los servicios ayudan a facilitar una huella ambiental más pequeña y más verde, reduciendo la cantidad de equipos que una empresa tiene en sus instalaciones. En vez de comprar, almacenar, mantener, disponer y reemplazar equipos costosos dentro de sus instalaciones, las empresas simplemente adquieren servicios conforme los van necesitando, y pueden alojar parte del equipo fuera de sus instalaciones. Gracias a los modelos de servicio, las tareas que requieren una energía intensiva como el enfriamiento de las salas de servidores, se vuelven una cosa del pasado. Además, se necesita menos espacio físico para alojar y supervisar los equipos, limitando así el uso y los costos de energía.

2. Los servicios reducen el uso de energía

Permiten la gestión automática de flotas de dispositivos, implementando protocolos de ahorro de energía tales como el apagado automático cuando los dispositivos no están en uso, y la programación de los modos reposo y activo en todas las flotas. El equipo de oficina antiguo, y que no se utiliza, consume energía cuando está conectado a la corriente eléctrica, exactamente como cualquier otro aparato eléctrico. Los modelos de dispositivo como servicio ayudan a evitar que esto ocurra, garantizando que las empresas cuenten con dispositivos más modernos que ahorran energía.

Los modelos de servicio también tienen un efecto en la cadena de suministro, ayudando a reducir el total de emisiones de esta. Con el recorte o la consolidación del número de envíos individuales, se reduce el impacto ambiental por transportación. Además, los servicios de auto-reparación ofrecen instrucciones sencillas de seguir, que permiten a los usuarios reparar el equipo que no está funcionando en el mismo sitio, para mantenerlo operando de manera óptima y ahorrar el viaje de un técnico de reparación.

3. Los servicios eliminan el desperdicio

Los modelos como servicio apoyan una estrategia circular que consiste en recuperar, reciclar y reutilizar. Reducen el desperdicio mediante la supervisión de conductas tales como la impresión por un solo lado, en vez de ambos, el volumen del color y el número de empleados por dispositivo. Además, es fácil implementar y escalar una solución basada en la nube para toda la flota. Los servicios habilitan el mantenimiento proactivo para incrementar la longevidad del producto y reducir el desperdicio. Por ejemplo, asegurarse de que los cartuchos de tóner estén completamente vacíos antes de reemplazarlos, un ahorro significativo en el gasto de las empresas con miles de impresoras que quizás están cambiando los cartuchos de tóner antes de que estén vacíos.

Ahora que la población del mundo está llegando a los 8 mil millones no hay tiempo que perder. Debemos ser administradores más efectivos de nuestros recursos. Hoy, la sostenibilidad en las empresas es imperativa. Una de las mejores formas de activar y acelerar una agenda de sostenibilidad efectiva es olvidar el antiguo modelo de pertenencia y reinventar las TI con el modelo “as-a-service”. Tus empleados, clientes e hijos lo agradecerán.

Sobre el autor: Alfredo Cors es director de negocio de Impresión y Suministros para HP Inc. América Latina.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close