Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

La nueva era de la colaboración empresarial

Colaborar es cada vez más sencillo con el uso de tecnología especializada en ese tema, que aprovecha también la nube y la movilidad.

La tecnología, en todos los ámbitos, ha evolucionado tan rápido que los avances se han integrado a nuestra forma de vida de manera orgánica casi sin darnos cuenta. Ante un mundo que cada vez es más social a través de la tecnología, las necesidades de las organizaciones también han cambiado, ya que deben responder a las interacciones humanas con soluciones que les permitan exitosos flujos de capital intelectual que se concreten en el cumplimiento de objetivos e incremento de competitividad, sin alterar demasiado sus nuevos modelos de comunicación.

En la actualidad, podemos ver cómo herramientas que se desarrollaron para cubrir una necesidad de tipo social, como los chats o videoconferencias, son adaptadas para mejorar la comunicación profesional y de negocios, y que en conjunto con la movilidad, adquieren dimensiones de colaboración sin precedentes.

Movilidad y nube, grandes impulsadores

De acuerdo con un estudio de International Telecommunication Union de 2013, se calcula que 96% de la población mundial cuenta con al menos un equipo móvil y que, bajo la tendencia de traer su propio dispositivo (BYOD), al menos cada colaborador de la nueva generación de ejecutivos tiene en promedio tres dispositivos móviles (Juniper Networks Research 2013). Asimismo, de acuerdo con Gartner, el tráfico de video en las empresas aumentará 720% hacia el año 2017.

Si conjuntamos esos datos con los de los hábitos de consumo de los ejecutivos dentro de las empresas –tales como que 40% de ellos pasa una quinta parte de su tiempo fuera de su escritorio y que 78% consume video mediante dispositivos móviles– se entiende la oferta que existe actualmente de soluciones de colaboración innovadoras.

Colaborar de una manera móvil se ha convertido en una necesidad básica de cualquier organización. Las empresas apoyadas en estas tecnologías están habilitadas para intercambiar ideas a través de diversas opciones que les permiten tener información disponible en cualquier momento y en cualquier lugar, así como usar el video como un nuevo foro y ofrecer soporte multicanal a los clientes.

Además de las tendencias de movilidad,la computación en la nube es la tecnología mayor  impulso le ha dado a la colaboración, pues permite a las empresas contar con soluciones de colaboración que no necesariamente tienen que estar integradas en su infraestructura, y a través de esquemas “bajo demanda”, lo que significa solo pagar por los servicios utilizados.

Actualmente, seis de cada 10 CIOs consideran la tecnología de nube como un asunto prioritario, según indica el Informe de Syntax de febrero 2014, y se calcula que el crecimiento de tráfico de datos basados en estos ambientes crecerá en 440%, en los próximos años, de acuerdo al informe de Bell Labs 2014.

Factores de éxito para la estrategia de colaboración

Para contar con una integración exitosa de las tecnologías de colaboración será necesario crear un perfil de la compañía basado en el análisis de tres pilares, utilizando algunas preguntas adecuadas:

1. Procesos: Nos permite conocer los momentos en los que serán utilizados los elementos de colaboración, para así poder integrarlos de una manera más natural. Las preguntas que debemos plantearnos en este punto son:

  • ¿Cuáles son mis capacidades actuales, las que estoy desarrollando y las que no tengo?
  • ¿Cómo puede la nueva integración aportar valor real y qué podemos realmente ejecutar?

2. Tecnología: Es necesario saber cuál es la tecnología con la que ya se cuenta y la manera en cómo los empleados la utilizan, preguntando:

  • ¿Cuál es el verdadero estado de madurez de la tecnología y las herramientas?
  • ¿Cómo es mi perfil en cuanto a innovación?

3. Cultura de la compañía: Permitirá determinar la mejor estrategia de capacitación para integrar nuevos elementos de colaboración. Aquí se debe preguntar:

  • ¿Cómo es la cultura organizacional actual y hacia dónde va?
  • ¿Hacia dónde se encamina la estrategia marcada por la dirección y los accionistas?

Estos tres pilares permitirán poner las bases sólidas para integrar de manera efectiva una solución de colaboración empresarial que permita mantener comunicados a los equipos de trabajo y mejorar la productividad general de la empresa.

Sobre el autor: Tomás Alberto Ponce es responsable de estrategia y desarrollo de productos de colaboración de Alestra.

Próximos pasos

Quizás también le interese leer:

Tecnologías de trabajo colaborativo: herramientas clave para el modelo de trabajo futuro

Evite estos errores para el éxito de las iniciativas de colaboración empresarial

La colaboración a través de la nube puede impulsar a las PyMEs

Este artículo se actualizó por última vez en junio 2015

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close