Helder Almeida - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

La nube, impulso para una mejor gestión de TI

Con la adopción de la nube en toda la empresa, esta tecnología deja de ser un objetivo para TI y se vuelve una herramienta para una mejor gestión.

América Latina camina actualmente hacia un momento del cual ya hemos sido testigos en mercados más maduros: la nube deja de ser el foco del CIO y pasa a formar parte del día a día de todos los que toman decisiones y que enfrentan el desafío de incrementar la agilidad de sus áreas de negocios.

La nube ha revolucionado sectores que van mucho más allá de TI: las áreas de recursos humanos, por ejemplo, aprendieron cómo centralizar sus procesos globales de gestión y mejorar la colaboración y la comunicación entre personas, departamentos y unidades; las áreas de marketing están descubriendo un nuevo mundo para las investigaciones, las percepciones y la inteligencia de mercado; las áreas de operaciones y las financieras están facilitando –y, en algunas situaciones, automatizando– procesos históricamente complejos y que demandaban altas cargas de trabajo, ganando agilidad y eficacia.

Los CHROs, CMOs, CFOs, COOs (director de recursos humanos, de marketing, de finanzas, de operaciones), y todos los demás “Cs” se encuentran en una encrucijada: o aprenden a administrar sus departamentos con la ayuda de la nube, o corren el riesgo de perder competitividad. Esto incluye comprender los diferentes tipos de servicios disponibles, entendiendo también cómo cada uno de ellos se transforma en un diferencial de mercado, independiente del porte o sector de la empresa.

El segundo paso será el de encontrar un proveedor de tecnología capaz de funcionar como un consultor altamente especializado, que observe los negocios de manera estratégica y que sea capaz de ofrecer no solo un producto o solución, sino una nueva forma de pensar la gestión de la empresa y transformarla en una organización más moderna. 

En este nuevo salto de la evolución, o mejor, en la innovación de negocios, el director de informática y sistemas (CIO) no deja de destacarse, pero asume un rol un poco diferente: el de ayudar a los demás directores a tomar decisiones acertadas y a que alcancen el retorno de inversión deseado. Todo ello sin poner en riesgo las operaciones, asegurando la continuidad de los negocios, la interoperabilidad de las aplicaciones, el abastecimiento correcto de recursos y la alta disponibilidad de informaciones esenciales; inclusive en un ambiente de alta movilidad, con ejecutivos trabajando en sincronía alrededor del planeta, y accediendo a la misma base de datos.

La adopción de la nube se ha mostrado especialmente atractiva para el mercado latinoamericano en tiempos en que la economía se ha mostrado volátil y el ambiente, desafiante. La nube permite flexibilizar la infraestructura de TI y la adopción de otro modelo, conocido como “plataforma como servicios” (PaaS), que permite a las empresas desarrollar aplicaciones en un ambiente seguro.

Todo el panorama de innovación tecnológica con la nube realmente lleva a los directores de las empresas a un nuevo nivel: con soluciones simples, seguras y ágiles, ellos pueden dedicar tiempo y recursos para cumplir las metas de sus planes estratégicos y, mejor aún, dar más atención a sus clientes y consumidores.

Sobre el autor: Luiz Meisler es vicepresidente ejecutivo de Oracle para América Latina.

Próximos pasos

También puede revisar:

Nube y virtualización pueden llevarlo hacia objetivos de negocio

Habilidades y mejores prácticas que los CIOs y directores de TI deben considerar

La definición de la computación en nube sigue variando

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close