Jakub Jirsák - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

La nube ayuda a evitar incumplimientos y a mejorar la ciberseguridad

Además de facilitar la gestión de las aplicaciones empresariales, y disminuir costos de mantenimiento y actualización, la nube puede ayudar a las empresas a impulsar sus prácticas de ciberseguridad.

Si consideramos la importancia de la continuidad operacional y los escenarios organizacionales de los que las empresas se deben proteger, ciberseguridad es una de las principales preocupaciones para la mayoría de ellas, especialmente para aquellas con aplicaciones tecnológicas antiguas.

En una encuesta reciente de CIO, se identificó la ciberseguridad como uno de los principales proyectos para el 2020, y 68% de los que respondieron planeaban aumentar el gasto en ciberseguridad en los siguientes 12 meses. Teniendo en cuenta que el reporte de 2019 del Instituto Ponemon indica USD 3,92 millones en pérdidas globales por violaciones de datos, no sorprende que este tema este primero en la lista.

La ansiedad actual resulta de saber que nunca se puede parar. Siempre existirán personajes malos con intenciones maliciosas evolucionando con distintas estrategias e intentando lograr violaciones más creativas. Mientras tanto, las empresas deben continuar con las mejores prácticas, y se requiere vigilancia, recursos, talento y educación continua para evitar problemas.

Sin embargo, si uno se asocia con una empresa en la nube, ellos serán los responsables de la mayoría de la carga. Las empresas confiables de nube siguen las normas de seguridad de vanguardia y las prácticas privadas. La cantidad y variedad de expertos que emplean para proteger a sus clientes es mucho mayor que la cantidad de empleados que cualquier empresa dedicaría o invertiría.

Las empresas con aplicaciones tecnológicas ya existentes están luchando con el mantenimiento diario y la gestión de sus soluciones, y tienen la presión continua para innovar y expandir su ecosistema empresarial. Si se agrega la carga adicional del monitoreo continuo de amenazas continuas a la seguridad, parece una guerra perdida. Por ello, por ejemplo, la empresa Winchester Electronics se pasó a la nube. “Amazon Web Services (AWS) cuenta con mayores recursos para mantener normas de alta seguridad de las que nosotros jamás podríamos tener”, señalan.

Moverse a la nube puede ser un cambio fundamental en la asignación de los recursos y del presupuesto, que puede relocalizarse hacia iniciativas estratégicas, dejando el peso de la gestión de las aplicaciones empresariales, el mantenimiento y, sobre todo, la seguridad a un socio confiable.

Sobre el autor: José Luqué es Managing Director de Infor México.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close