BillionPhotos.com - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

La madurez digital vale la pena

En un estudio reciente, The Boston Consulting Group encontró que las empresas que están alcanzando un nivel de madurez digital de ‘campeones’ han empezado a ver retornos de inversión y aumentos en sus cuotas de mercado.

La brecha de desempeño entre los campeones digitales y los rezagados se está ampliando, y la contribución continua de lo digital al desempeño de la compañía significa que la brecha probablemente crezca. Pero cualquier empresa puede mejorar. Al tomar medidas para volverse digitalmente más madura, una empresa puede aumentar la eficiencia de costos, el tiempo de comercialización, la ventaja competitiva y la participación de mercado.

Esto es cierto en una amplia gama de industrias, según el estudio anual Índice de Aceleración Digital (DAI), realizado por The Boston Consulting Group (BCG), que involucró a más de 1.900 compañías en Europa y los EE. UU. Específicamente, el estudio descubrió que, si bien el 25% de las empresas encuestadas califican como campeones, casi un tercio parece tener un retraso significativo en sus capacidades digitales. Entre las industrias, la mayor parte de los campeones digitales se encuentra en telecomunicaciones, tecnología, banca y automotriz.

Mientras tanto, las industrias con una mayor proporción de rezagados digitales, como la salud, la energía y la manufactura, están buscando formas de mejorar su posición. Nuestro estudio relaciona iniciativas digitales específicas con resultados positivos específicos, como el aumento de la cuota de mercado, y muestra cómo los campeones digitales están comenzando a ver un retorno de sus inversiones digitales.

Lo digital impulsa el desempeño

Descubrimos que los mayores niveles de madurez digital mejoraron significativamente la ventaja competitiva a lo largo de múltiples indicadores de rendimiento, como el tiempo de comercialización, la eficiencia de costos, la calidad del producto y la satisfacción del cliente. Para obtener una ventaja competitiva en general, encontramos que el nuevo crecimiento digital es el principal impulsor. Los campeones que ofrecen nuevos servicios y productos digitales e incuban nuevas empresas parecen tener una competitividad más fuerte que los rezagados en esas dimensiones.

En cuanto a los indicadores de rendimiento individual, identificamos las iniciativas digitales más relevantes de la siguiente manera:

  • Para mejorar el tiempo de comercialización, es esencial construir capacidades de comercialización, como marketing digital o personalización. La incubación de empresas también tiene un efecto importante además de contribuir a la ventaja competitiva.
  • Para mejorar la eficiencia de los costos, la digitalización de los habilitadores de tecnología es imperativa, por ejemplo, preparar la función tecnológica para el futuro, crear plataformas digitales y configurar DevOps para la entrega digital.
  • Para mejorar la calidad de los productos, las personas y las dimensiones organizativas, como el liderazgo digital, son importantes, así como una sólida cultura y gobierno digital para fomentar las iniciativas digitales y el talento digital. En otras palabras, invertir en talento digital naturalmente entrega productos digitales de mayor calidad.
  • Para tener un mejor desempeño en la satisfacción del cliente, es fundamental centrarse en los viajes digitales del cliente y la personalización de las ofertas, así como en la creación de prototipos de productos digitales y en el apoyo a proyectos faro.

Todos estos efectos sobre las ventajas competitivas se manifiestan con el tiempo.

Aplicación de refuerzos digitales

Dado que lo digital vale la pena, la pregunta es cómo digitalizar rápidamente. En el estudio del año pasado, identificamos tres refuerzos que los campeones han adoptado: inversión (más del 5% de los gastos operativos en digital), reclutamiento de expertos digitales (más del 10% de los empleados equivalentes a tiempo completo que tienen roles digitales ), e incrustación lo digital en su organización (en un modelo híbrido o incorporado). En nuestro estudio anterior, los campeones que aplicaron los tres refuerzos tuvieron un puntaje DAI que fue 16 puntos más alto, en promedio, que el de los rezagados. Esta brecha en realidad se ha ampliado a 21 puntos.

En el estudio de este año, encontramos que los efectos de estos refuerzos varían según la industria. Por ejemplo, una alta proporción de empleados digitales tiene un fuerte impacto en manufactura y la atención médica. Dado que estas industrias carecen de habilidades digitales, es lógico que la contratación de nuevos talentos digitales acelere los viajes digitales de las empresas. Mientras tanto, gastar más del 5% de OPEX en lo digital mejora significativamente los puntajes DAI en banca, tecnología y atención médica. Incorporar lo digital en la organización y potenciar las unidades de negocios para impulsar iniciativas digitales es el refuerzo más fuerte en todas las industrias.

Las industrias se debaten con la madurez digital

En línea con los resultados del año pasado, Estados Unidos (EUA) superó a Europa con más campeones (25% contra 22%) y menos rezagados (31% contra 33%). Gran parte de esta ventaja en el desempeño de EUA se debe a sectores más fuertes de tecnología y telecomunicaciones de EUA, que respaldan los esfuerzos de digitalización de otras industrias a través de asociaciones y una estrecha colaboración.

Es lógico que las empresas de tecnología, telecomunicaciones y banca lideren en digital, ya que sus principales productos y servicios ya están en su mayoría digitalizados. Para todas las demás industrias, el proceso de digitalización es más desafiante, dada su cartera de productos no digitales. Una excepción es la industria automotriz, una industria tradicionalmente más enfocada en productos en lugar de servicios, con una fuerte participación de campeones tanto en los Estados Unidos como en Europa (27% en ambas regiones).

Pasos hacia adelante

Cada empresa tiene su propio punto de partida. Si bien descubrimos que la mayoría de las empresas están incorporando lo digital en sus planes estratégicos, lo que realmente diferencia a los campeones es cómo dan vida a esa estrategia en un nivel operativo. Aquí hay algunos resultados que son válidos para todas las empresas:

Cree la función de tecnología de próxima generación. Las empresas deben buscar la madurez digital para crear una función tecnológica del futuro. Además de mejorar la eficiencia y los costos, una función tecnológica y de TI preparada para el futuro es fundamental para habilitar tecnologías emergentes como IA y blockchain.

Impulse la digitalización básica centrada en el cliente. Las empresas necesitan crear valor rápidamente con iniciativas digitales que siempre tengan en mente al cliente, por ejemplo, diseñando los viajes digitales de los clientes. Esto lleva a la satisfacción del cliente, por supuesto, pero también mejora la calidad del producto. Además, a través de la personalización y el marketing digital, las empresas pueden acelerar su tiempo de comercialización.

Céntrese en nuevas oportunidades de negocio digital. Las empresas que digitalizan su núcleo al mismo tiempo que identifican nuevas áreas de crecimiento obtienen una ventaja competitiva. Las oportunidades son múltiples y pueden incluir la colaboración de startups, la expansión del ecosistema y el aprovechamiento de activos como los datos de los clientes.

Volverse digitales vale la pena por un rendimiento superior. En todas las industrias, vemos grandes oportunidades para mejorar el desempeño financiero y ganar competitividad de las inversiones digitales. Las empresas deben dejar de ver a TI como un centro de costos, y más bien verla como una fuente de ventaja económica y competitiva. Solo así tendrán la confianza y el compromiso de hacer avanzar sus transformaciones digitales.

Nota del editor: El texto ha sido traducido de su original en inglés y editado por longitud. Puede leer el original aquí.

Sobre los autores: Michael Grebe y Michael Rüßmann son socios senior y directores gerentes en Munich, Michael Leyh es analista en Düsseldorf y Marc Roman Franke es líder de proyecto en Berlín con The Boston Consulting Group.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close