BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Infraestructura de red física disminuirá con la evolución virtual de SDN

Los switches Ethernet, puntos de acceso WiFi y routers pueden ser la única infraestructura de red física que necesite en un futuro virtual –de SDN– y basado en la nube, según el experto en redes, Craig Mathias.

La virtualización es generalmente discutida, en el contexto de las máquinas virtuales, como una forma de dividir el enorme poder de los microprocesadores contemporáneos entre entornos operativos simultáneos, pero no relacionados. Pero la virtualización se puede aplicar de manera más flexible en el sentido de servicios de sustitución, incluso aquellos provisionados en la nube, para las capacidades históricamente desplegadas en servidores locales u otras infraestructuras de red física.

Por lo tanto, surge la pregunta: ¿cuánta infraestructura de red física podría ser virtualizada de esta manera, tanto para las empresas como para los operadores de redes?

La respuesta en ambos casos es: casi todo. De hecho, el término virtualización de funciones de red describe exactamente lo que tenemos en mente aquí. Obviamente, se debe considerar algunas cuestiones antes de que la infraestructura de red virtual se vuelva común, pero las consecuencias son dramáticas independientemente de ellas.

¿Una red en la nube? ¿Red como servicio? Sí, para ambos. Estoy apostando a que este es el camino a seguir para casi todas las redes en todas partes, con las redes definidas por software proporcionando el incentivo para innovar y llevar a cabo muchos de los beneficios resultantes.

Esto nos lleva a una pregunta que le he estado preguntando a clientes y a otros últimamente: ¿Cómo se ve las redes en el año 2020? O para los más aventureros, ¿cómo será la red de 2025?

Para tener una idea, vamos a ver las tendencias clave que están ganando tracción:

  • WiFi como acceso primario o por defecto para la red de la empresa;
  • Switches Ethernet funcionando principalmente como interconexión y poder para los puntos de acceso WiFi (AP);
  • Routers que sirven más bien como switches de Capa 3 conectándose a redes de área amplia Ethernet y basadas en IP;
  • El aumento de los servicios basados ​​en la nube de alto rendimiento (con su fiabilidad implícita, resiliencia, rentabilidad y escalabilidad); y
  • Un mayor y más rentable poder de procesamiento disponible en todos los ámbitos.

Viendo estas influencias, es fácil observar con precisión cómo la infraestructura física de red va a evolucionar y consolidarse en los próximos 10 años. Por ejemplo:

  • Los puntos de acceso WiFi seguirná siendo el acceso principal y por defecto para casi todos los dispositivos cliente, desde teléfonos móviles y tabletas, hasta la internet de las cosas. Se utilizará todos los bits disponibles del espectro radioeléctrico de 900 MHz y 2.4, 5 y 60 GHz, con la capacidad resultante suficiente para casi todas las aplicaciones. Incluso vamos a ver 10 GbE a través del aire.
  • En consecuencia, los switches Ethernet evolucionarán a 10 GbE de forma rápida, rentable y, tal vez, sorprendente para algunos, como lo predeterminado; 1 GbE ya no es suficiente, y el interés en 2.5 y el 5 GbE está disminuyendo rápidamente.
  • La funcionalidad de los routers será integrada como una opción en esos mismos conmutadores Ethernet, como lo vemos en los routers de clase residencial actualmente. Y, sí, la resistencia y la tolerancia a fallos a través del tablero se volverá estándar y relativamente simple.

Aquí está la parte sorprendente: Eso es todo. Esa es toda la infraestructura "real" requerida.

¿Qué ocurre con el resto de la infraestructura de red física?

Todo lo demás –la gestión de redes, la optimización del rendimiento, la analítica, la seguridad y el controlador SDN en sí– será virtualizado y aprovisionado en la nube. Esa nube podría ser pública o privada, pero la nube pública será cada vez más el camino elegido dada la rentabilidad, fiabilidad y escalabilidad bajo demanda inherente al modelo de nube pública. Con enlaces de muy alto rendimiento a internet (10 Gbps o más serán comunes), no hay penalización de rendimiento en comparación con las implementaciones locales. El ahorro en equipo local e infraestructura de red física pueden pagar fácilmente por una estrategia que sea preferible a pesar de todo.

Como viene siendo el caso, SDN es a la vez el catalizador y el conductor para que esta visión se convierta en realidad. La esencia de la SDN está en la capacidad de programación fundamental de la infraestructura de red, y cuanto menor diversidad en esta infraestructura, mejor.

La escalabilidad significa añadir más de los mismos elementos. Una vez más, estos elementos son solo puntos de acceso y conmutadores –AP y switches basados ​​en SDN, es decir. El rendimiento inherente de los procesadores e interfaces avanzados, junto con la flexibilidad y extensibilidad inherente a SDN, parece ser hitos clave en el camino hacia el nirvana de las redes.

Nuestro trabajo aquí, hasta la fecha, no es exhaustivo. Y el cambio, incluso en la tecnología, se produce más lentamente de lo que la mayoría de nosotros preferiría. Pero no hay duda que moverse hacia SDN es quizás la dirección general más importante en las redes hoy en día. Junto con la evolución de las capacidades de hardware discutidas anteriormente, es fácil ver cómo la expansión del rol de SDN está trayendo una amplia gama de beneficios adicionales.

Próximos pasos

Lea sobre ofertas SDN:

Nexusguard permite habilitar SDN para mejorar la mitigación DDoS en ISPs

La pila SDN de Microsoft reta a Cisco y VMware

Por qué no debería subestimar la oferta SDN de Microsoft

Cisco abrirá su marco SDN a productos de vendedores no asociados

Este artículo se actualizó por última vez en agosto 2016

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close