ProMotion - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Fibra óptica, base de la conectividad que hace girar al mundo

La industria de telecomunicaciones, y la humanidad en su conjunto, han enfrentado un año como ningún otro durante la era moderna. El mundo se ha mantenido activo gracias a la tecnología y a los cables ópticos que recorren el planeta por vía terrestre y submarina.

Desde marzo de 2020, la sólida infraestructura de telecomunicaciones ha estado aliviando, en gran parte, la necesaria adaptación a los cambios dramáticos que todos experimentamos. Proporcionó la infraestructura para nuestras nuevas vidas, mayormente virtuales, y amplificó la interacción del mundo moderno con la tecnología. La fibra óptica ha sido un «silencioso» protagonista durante la pandemia. 

Dário de Menezes.

Un estudio de Research & Markets señaló que la tasa de crecimiento compuesta para el mercado de fibra óptica podría alcanzar el 8,5 % anual hasta 2025, lo que significa que más industrias buscarán incorporar las soluciones y beneficios ofrecidos por esta tecnología de conectividad.

Desde los sistemas sanitarios, pasando por los diversos sectores productivos, hasta en el medio marino, el cable de fibra óptica es un componente crucial de la infraestructura de comunicaciones. Pero, ¿cuál es la capacidad real de este tipo de tecnología y cuál sería su alcance? Los cables de fibra óptica constan de uno o varios hilos delgados de vidrio, que están protegidos por una funda transparente y flexible. En lugar de utilizar pulsos eléctricos para transmitir información, esta tecnología utiliza pulsos de luz. Como resultado, ofrece capacidades de rendimiento técnicamente ilimitadas.  

Es por ello que la capacidad puede ser incluso mayor de lo que se imagina. Por ejemplo, en uno de sus reportes, la revista National Geographic dio a conocer que el cable transatlántico más nuevo es capaz de transmitir 100 horas de video digital o 30 millones de llamadas telefónicas de un lado del océano al otro, en un intervalo de un solo segundo.  

Hay muchas aplicaciones para ensambles de cables de fibra óptica, y sus usos solo están creciendo. Esta tecnología es la columna vertebral de las redes militares, las prácticas de imágenes médicas y láser, y las redes públicas y privadas para cable e internet. Pronto nos enfrentaremos a un mundo pospandémico e hiperconectado, donde la cantidad de datos que se manejarán será inmensa, y la pregunta por la seguridad de estos será habitual.  

Los cables de fibra han tenido un exponencial crecimiento y son ampliamente utilizados porque una de sus características es que son extremadamente seguros. Esta tecnología no contiene un campo electromagnético, por lo que los datos no se pueden interceptar, ralentizar ni mezclar con otras señales.  

La velocidad y seguridad de la fibra óptica tiene un costo más alto en comparación con otras opciones de cables en el mercado. Pero, con relación a los crecientes costos del cobre, que se utiliza en otras tecnologías de cable, sigue siendo un precio competitivo y abordable en el mercado. Además, el cableado metálico es naturalmente más grueso, lo que reduce la capacidad de carga y dificulta la instalación en entornos más desafiantes. La fibra óptica proporciona la claridad y seguridad que los propietarios de viviendas y los líderes empresariales modernos esperan en los proyectos de infraestructura y comunicaciones. 

Como elemento clave para los servicios de telecomunicaciones y la nube, la fibra óptica podría considerarse parte de las «industrias esenciales». Por ejemplo, las redes de telecomunicaciones resultan fundamentales para recopilar, gestionar y difundir información médica. Por otro lado, esta tecnología también es crítica para la logística de envío y manejo de materiales y muchos otros fenómenos que se están incrementando debido a los procedimientos antivirus. 

Además, las redes de telecomunicaciones experimentan un aumento de la carga debido a otros fenómenos relacionados con la pandemia. Las políticas corporativas de trabajo desde casa han aumentado el tráfico. El cambio de la educación en el aula a la educación por internet también incrementó el consumo y transmisión de datos. Y las personas que se quedan en casa están utilizando más aplicaciones de internet: redes sociales, servicios de videoconferencia, juegos en línea y videos de entretenimiento, entre otras.  

Con todo esto sucediendo, los operadores dicen que el uso de la red ha aumentado, y con ello también los requisitos de ancho de banda. Esto significa activar más fibras y canales de longitud de onda, lo que a su vez contribuye a la demanda continua de conjuntos de cables y otros productos que incorporan terminaciones de fibra.  

Mirando hacia atrás, desde hace 20 a 30 años, la demanda de cables y componentes ópticos ha aumentado con tasas de crecimiento anual importantes, a menudo superiores al 10 %. Los mercados de fibra óptica, en general, han crecido más rápidamente que otras industrias, incluso durante las recesiones económicas.

Es por esto por lo que, durante y poscovid-19, la fibra óptica está demostrando en los hechos ser un activo no solo de gran importancia para el nuevo mundo que se nos aproxima, sino que se ha transformado en un insumo y factor esencial que nos entrega el soporte cual columna vertebral, para que la humanidad siga avanzando, sean cuales sean las crisis que enfrentemos hoy y en el futuro.   

Sobre el autor: Dário de Menezes es director comercial en Furukawa Electric LatAm.

Investigue más sobre Red de datos

Close