Oleksiy Mark - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Es momento para que las empresas de distribución adopten sistemas ERP en la nube

La mayor flexibilidad, escalabilidad y agilidad que ofrecen los sistemas ERP basados en la nube son ventajas que pueden resultar vitales hoy en día para las empresas, especialmente de distribución.

En el ambiente actual de pandemia global es más importante que nunca poder cumplir con las operaciones de distribución. Los hábitos están cambiando con muchas más compras en línea y alta demanda de los clientes, así como disrupciones en la cadena de suministro que agregan presión. Además, la digitalización exige reevaluar el negocio para ser competitivo.

De acuerdo con la consultora Deloitte: «Las empresas de distribución cuentan con la oportunidad de brindar valor agregado aprovechando los activos digitales y aplicando, información, analítica y visibilidad a sus decisiones críticas e interacciones». Para sobrevivir en el mercado actual, se debe invertir en tecnología digital para impulsar la productividad en las operaciones, mano de obra y experiencia con los clientes.

Un sistema moderno, basado en la nube, brinda un flujo continuo de nuevas tecnologías y funcionalidades específicas para la industria. Sin embargo, muchas empresas aún utilizan soluciones para la gestión empresarial, ERP, de varias décadas de antigüedad que no cuentan con la agilidad que requiere el mercado actual. Muchas empresas se encuentran luchando con considerables modificaciones en el ERP, y se sienten atrapados con el viejo sistema. Otras están abrumadas de solo pensar en interrumpir sus operaciones diarias para adoptar un nuevo sistema y simplemente deciden no actuar. En ambos casos, la brecha entre estas empresas y sus competidores que adoptan tecnología se irá ampliando día a día.

A continuación, cuatro razones por las cuales un sistema de ERP en la nube puede ser ágil, eficiente y mejor para cumplir con las demandas de los clientes.

1. Resaltar el foco en el cliente

Quizás el mayor factor de éxito para las empresas de distribución hoy sea desarrollar servicios innovadores que van más allá de lo estándar. Ya sea ofreciendo servicios expertos para la gestión de tareas para mantener los proyectos de construcción operando, gestionar la provisión de materiales y máquinas para optimizar las operaciones, expandiendo los servicios de mantenimiento y de reparación, brindando a los clientes la opción de alquiler frente a la compra, o brindando servicios de configuración para crear productos personalizados, los servicios de valor agregado resultan clave para crear fuertes relaciones con los clientes. Este tipo de servicios se ocupa de los problemas reales del negocio y brinda a los proveedores la oportunidad de aumentar de lealtad de los clientes y brindar mejor servicio en la situación actual.

Las empresas deben buscar un sistema ERP que no solo soporte estos servicios, sino que también incorpore el uso de tecnologías como la internet de las cosas (IoT), inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático (ML) y dispositivos móviles para optimizar la oferta. Por ejemplo, pueden aprovechar la IoT para monitorear los equipos y recolectar datos para determinar el tiempo óptimo para realizar el mantenimiento, evitando las fallas en los equipos. Otro ejemplo puede ser otorgar dispositivos móviles al personal de servicio de campo para que cuenten con acceso inmediato a la información que necesitan para completar las reparaciones.

Además de brindar a los clientes servicios de valor agregado, las empresas pueden aprovechar su sistema de ERP basado en la nube para mejorar la experiencia de compra de sus clientes al hacer uso de IA y ML para brindar recomendaciones personalizadas de los productos, considerando factores externos como el tiempo.

El aumento del deseo de los clientes por contar con un autoservicio debe tenerse en cuenta. En el caso del comercio electrónico, los clientes desean contar con herramientas poderosas de investigación en línea, la posibilidad de diseñar sus propios productos y acceso móvil desde cualquier dispositivo. Un sitio web funcional permite a los clientes operar en sus propios términos, logrando mayor lealtad y mejor servicio al cliente.

2. Optimizar la productividad

La demanda de los clientes por contar con mayor velocidad y precisión en sus entregas, especialmente durante esta crisis, requiere una cadena de suministro optimizada y eficiente. Eso impacta en todos los aspectos de negocio, desde las ventas y el servicio, hasta el inventario y la gestión del almacén.

Los sistemas modernos de EPR aprovechan la nueva tecnología para anticipar mejor las fluctuaciones de la demanda para una mejor toma de decisiones. También permiten la automatización del almacén, lo que reemplaza procesos manuales lentos y con tendencia a causar errores, y cuenta con funcionalidades para la gestión de activos, logrando una mejor gestión de la flota de vehículos para operar en forma continua y mejor.

Al incorporar herramientas de flujo de trabajo, permiten automatizar procesos del negocio para mejorar la eficiencia, y garantizan que se sigan las mejores prácticas, garantizando que el trabajo se pase de una persona a la siguiente en la secuencia adecuada hasta que el proceso se complete. Otro beneficio es la capacidad para proactivamente identificar problemas potenciales antes de que ocurran. Por ejemplo, si una orden de compra llegará más tarde de lo esperado, el sistema debe alertar de esta demora a los empleados de las órdenes de los clientes.

3. Mayor adopción por parte de los usuarios

Para lograr un buen retorno de la inversión de la nueva tecnología se necesita una pronta adopción del sistema por los empleados, que deben integrarlo en sus labores. La falta de herramientas de aprendizaje en los ERP tradicionales representó siempre una gran barrera para la adopción del software; ahora, los sistemas en la nube buscan ser más sencillos y tienen herramientas para que la tecnología sea accesible a los nuevos usuarios.

4. Atraer y retener talento

Un doble desafío actual es el equilibrio entre la generación que se retira y una nueva generación que ingresa al mundo laboral. La nueva generación es nativa digital y exige tecnología de vanguardia con acceso inmediato a los datos en tiempo real, como lo hacen en su vida personal.

Las empresas con sistemas en la nube están mejor preparadas para enfrentar una época de como esta y continuar con la gestión del trabajo desde cualquier lugar, para poder servir mejor a sus clientes y sus necesidades.

Para realmente seguir operando en el mundo actual, las empresas de distribución deben contar con un sistema moderno de ERP adaptado para cumplir con las necesidades específicas del sector y diseñado para brindar la flexibilidad necesaria para adaptarse a los requisitos cambiantes del momento. Por medio de una estrategia ágil de implementación, las empresas pueden manejar la disrupción a la que tanto temen con una implementación de software menos compleja y predefinida para su sector.

Sobre el autor: José Luqué es Managing Director para Infor LATAM.

Investigue más sobre La selección y actualización del software ERP

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close