Maksim Kabakou - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Enfóquese en el uso malicioso de la IA en 2019

Al cierre de 2018, los contribuyentes de CW Security Think Tank nombraron una cosa predicha para 2018 que no sucedió, una cosa que no se predijo pero sí sucedió, y otra que debería suceder en 2019, pero que probablemente no sucederá.

Una cosa predicha para 2018 que no sucedió

Muchos expertos en seguridad, incluyéndome, predijeron que en 2018 veríamos una explosión continua en el ransomware, como vimos en 2017. Y si bien el ransomware ha seguido siendo un problema importante, y las empresas más pequeñas aún tienen problemas, el reporte Estado de la ciberseguridad 2018 de Isaca indica una disminución en el porcentaje de encuestados que experimentaron un ataque de ransomware, de 62% en 2017 a 45% en 2018; difícilmente una explosión.

Parte de la razón de esto es que las empresas están mejor preparadas para defenderse y responder a los ataques de ransomware. La investigación de Isaca muestra que el 86% de los encuestados tiene una estrategia empresarial implementada para reducir las probabilidades de un ataque de ransomware, y el 78% tiene una respuesta formal para lidiar con el ransomware. En 2017, solo el 53% tenía una forma formal de lidiar con el ransomware.

Una cosa que sucedió en 2018 que no se predijo

Sin embargo, la otra razón para la disminución en el porcentaje de ataques de ransomware se debe a algo inesperado que ocurrió en 2018: la aparición de malware que implementó la criptominería en el sistema de la víctima.

El aumento del malware de criptominería desplazando a los ataques de ransomware tiene sentido, ya que ambos permiten que el atacante extraiga dinero directamente de la víctima. En el caso del malware de criptominería, los ciclos de CPU o GPU de los sistemas de la víctima se utilizan para minar criptomonedas en nombre del atacante.

Una ventaja del malware de criptominería es que la víctima puede no darse cuenta de que el sistema ha estado infectado durante mucho tiempo. Otra ventaja es que todos los sistemas de víctimas proporcionan un retorno monetario al atacante; la desventaja es que la cantidad ganada por sistema probablemente sea inferior a 100 dólares por año, por lo que muchos sistemas deben estar infectados para que el atacante extraiga grandes cantidades de dinero.

Por otro lado, un ataque de ransomware exitoso puede extraer más dinero en menos tiempo. Sin embargo, no todas las víctimas pagan y, por supuesto, dado que el ransomware tiene que notificar a la víctima para que pague el rescate, se detecta rápidamente.

Una cosa que debería suceder en 2019, pero probablemente no sucederá

En 2018, muchos expertos en inteligencia artificial (IA), junto con la Universidad de Cambridge y la Universidad de Oxford, colaboraron en un importante documento titulado El uso malicioso de la inteligencia artificial: previsión, prevención y mitigación. Al describir los peligros potenciales de la IA y su uso malicioso, el documento pide a los responsables de políticas e investigadores técnicos que colaboren estrechamente para investigar, prevenir y mitigar el posible mal uso malicioso de la IA.

Dada la velocidad con la que avanza la inteligencia artificial, esta acción debería ocurrir en 2019, pero probablemente no será así, debido a las dificultades de lograr que los responsables de las políticas y los investigadores técnicos se involucren de esa manera. Tal retraso aumentará el riesgo de que la IA sea mal utilizada con fines maliciosos.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close