Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía Esencial: Mejores prácticas para el gobierno de TI en las empresas

El negocio digital pone los datos y su propiedad como prioridad en la agenda del CIO

En el mundo de los negocios digitales, TI se trata una vez más sobre los datos y su propiedad. Koeppel ofrece ocho maneras de mantenerse al día.

La propiedad de los datos (un subconjunto importante de la gestión de conocimientos y datos) ha sido una disciplina fundamental en el dominio de la tecnología de la información desde el inicio de la industria. En el principio (1950), lo que hoy llamamos tecnología de la información entonces se llamaba procesamiento de datos y más tarde (1960) se actualizó a procesamiento electrónico de datos. Tenga en cuenta el énfasis continuo en "datos". El término tecnología de la información se puso de moda en la década de 1970, principalmente como reflejo de las capacidades entonces sin precedentes de la industria para capturar datos, almacenar datos, recuperar datos, transmitir/ comunicar datos, y lo más importante, para manipular y transformar los datos en un activo de mayor valor: información. Más de cuarenta años después, todavía nos llamamos a nosotros mismos las personas de tecnología de la información (TI).

Recapitulemos esta introducción, quizás poco ortodoxa para un prólogo, pero por favor ténganme paciencia.

Los "datos" se volvieron "información" y el "procesamiento" se convirtió en "tecnología". Mi punto es que la forma en que pensamos acerca de lo que hacemos en realidad ha involucionado: hemos reemplazado la claridad de un descriptor con verbo y sustantivo (procesamiento de datos) con la ambigüedad de una construcción de sustantivo y sustantivo (tecnología de la información). ¿Cómo sabemos donde está la acción? (Gracias a todos mis amigos en marketing que inventan estos términos y a mi maestra de segundo grado, la Sra. Rief, quien me presentó la gramática, de ahí su apodo "Mrs. Grief".)

Pero no teman, mis ávidos y no tan ávidos lectores y amigos: la ayuda está en camino. El mundo de los negocios digitales (adjetivo - sustantivo, oh oh) lo cambia todo (ups).

El negocio digital desenchufado

El "negocio digital" se define más a menudo como la confluencia de tecnologías sociales, móviles, analítica y de nube (SMAC). Una de las grandes cosas que me parece extraño que falten en esta definición es la naturaleza en tiempo real (y el valor inherente) de los datos que es más a menudo el objeto de tecnologías SMAC. Tal vez a la gente de marketing no les gustaba el sonido de “SMACD". Quién sabe, quizás el Negocio Digital 2.0 se definirá como “SMAC-RTD". Pero, en serio, lo que falta consistentemente en nuestras conversaciones y por lo tanto en nuestra comprensión de este nuevo mundo de los negocios digitales es el enfoque de "acelerar hacia el pasado” hacia los datos.

Este enfoque mejorado es importante por muchas razones, no siendo la menos importante su impacto sobre la propiedad de los datos. De hecho, las implicaciones de esta perspectiva ampliada son tan profundos que creo que nosotros, como industria y como sociedad, estamos en un punto de inflexión. Nos estamos moviendo rápidamente de un mundo en el que TI era todo acerca de los programas (la tecnología), a un mundo que es (una vez más) todo sobre los datos. El negocio digital está transformando el por qué, quién, qué, cuándo y dónde se llevan a cabo los negocios, no debido a los programas –muchos de los cuales son gratuitos o cuestan 99 centavos– sino debido a las enormes cantidades de datos que se han vuelto disponibles en tiempo real. Y los datos no son solo sobre transacciones en proceso en el back office (procesamiento de datos); se trata de: quién/qué somos, por ejemplo, animal, vegetal, mineral o máquina; cómo somos (estado actual); dónde estamos (ubicación actual); y qué estamos haciendo ahora (actividad actual).Y todo esto está disponible, no solo desde la semana pasada o incluso ayer, sino que está disponible ahora, y ahora, y ahora... usted me entiende.

Así como en los 1970 se aprovechaba la tecnología para transformar los datos en un activo de mayor valor llamado información, ahora estamos aprovechando la tecnología para transformar la información en conocimiento, y el conocimiento en entendimiento, y el entendimiento en acción. Por ejemplo, recibir un cupón de descuento en tiempo real, un ajuste en tiempo real a su rutina de ejercicios, un ajuste en tiempo real a la ruta que está tomando hacia el trabajo, una nueva orden automática de comestibles en el momento apropiado, etc. Y la suma de estas transformaciones es la verdadera definición de negocio digital, claramente impulsado por los datos y no los programas.

Todo lo viejo es nuevo otra vez, a veces

Cuando se mira desde esta perspectiva, la idea de la propiedad de los datos se vuelve a la vez más fácil de entender y más difícil para establecer los principios, políticas, metodologías y procedimientos correctos alrededor de los derechos y privilegios de propiedad de gestión. En cierto sentido, se podría decir que los datos son todavía datos; seguro, hay algunas nuevas fuentes y sin duda hay mucho más de ellos, es decir, "big data" (SMAC-RTBD). Las mismas prácticas, métodos y herramientas  de gestión todavía deben aplicar. ¿Verdad?

Alternativamente, quizás estamos siendo un poco arrogantes sobre las nuevas fuentes de datos, especialmente cuando la fuente es su ser físico o sus palabras dichas, o los pasos que ha caminado para llegar desde su oficina a su lugar favorito de café. Cuando su teléfono inteligente o algún dispositivo portátil está monitoreando e informando sobre su estado de salud o sus movimientos geoespaciales hacia un destino desconocido en el cielo, ¿usted posee esos datos? ¿El destino desconocido en el cielo posee esos datos? ¿Se comparten entre usted y el destino desconocido en el cielo? ¿O tal vez porque pasa a través de las ondas de radio, debería ser tratado como del dominio público y, por tanto, pertenece a todo el mundo? Cuando su coche envía información sobre sus hábitos de conducción a su compañía de seguros, ¿esos datos son de su propiedad, de su compañía de seguros, del fabricante de su coche, o tal vez de su banco, debido a que poseen su coche hasta que pague su préstamo del auto? Todas son buenas preguntas, por desgracia con pocas respuestas explícitas universalmente aceptadas.

Sir Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web, fue citado recientemente en The Guardian diciendo: "Los datos que creamos sobre nosotros mismos deben ser propiedad de cada uno de nosotros, no de las grandes empresas que los cosechan... Al obtener acceso a su propios datos, la gente podría utilizarla con información sobre sí mismos des otras fuentes con el fin de crear ‘datos ricos’, un producto mucho más valioso que meros grandes datos”.

Un pionero es el tipo que está primero en la línea, con las flechas en su espalda…

Claramente, como ejecutivos de tecnología, estamos una vez más en ese lugar familiar, pero todavía incómodo, donde las tecnologías que construimos y desplegamos crean las condiciones y preguntas que están muy por delante de los sistemas de valor jurídico, regulatorio y cultural y los estándares éticos/morales dentro de los cuales vivimos, trabajamos y jugamos. Debemos, sin embargo, seguir innovando e impulsando el valor empresarial sostenible garantizando, al mismo tiempo, que estamos haciendo las cosas correctas para nuestra empresa, clientes, accionistas, socios comerciales y otras partes interesadas. Aquí hay ocho maneras de mantener el paso y tal vez incluso quedarse un poco por delante de la curva:

  • Asegúrese de que su casa está en orden con respecto a las mejores prácticas actuales de gestión del conocimiento; gestión de datos; y las políticas, procedimientos, metodologías y herramientas de la propiedad de los datos.

  • Determine si un modelo centralizado o federado es el más apropiado para su empresa y examine periódicamente la eficacia de lo que usted ha implementado.

  • Si su empresa opera dentro de una industria altamente regulada, por ejemplo, servicios financieros, salud, infraestructura crítica, etc., asegúrese de que usted y su equipo están bien informados acerca de las regulaciones actuales y se mantienen al tanto de los cambios a las regulaciones y requisitos de cumplimiento en tiempo y forma .

  • Establezca y mantenga buenas relaciones de trabajo con los reguladores, auditores externos y los examinadores, y hágalos participar en las conversaciones sobre las leyes y políticas sobre propiedad de datos que puedan estar en flujo, para conseguir un comienzo temprano en lo que viene hacia usted.

  • Establezca y mantenga buenas relaciones de trabajo con sus auditores internos, y equipos de gestión de riesgos y cumplimiento. Comparta el contenido de sus conversaciones con reguladores externos y auditores con sus equipos internos. Trabaje en colaboración con ellos para identificar, esbozar e implementar nuevas políticas y procedimientos, según lo consideren apropiado.

  • Participe en foros de la industria y grupos de discusión que se centran en la propiedad de los datos, específicamente dentro del espacio de negocios digital.

  • Asegúrese de que sus políticas y procedimientos existentes en relación con los datos de clientes y empleados, en especial sobre la información de identificación personal, están al día y claramente articulados y bien entendidos.

  • Asegúrese de que sus clientes están claramente informados y regularmente educados con respecto a lo que la información que sus tiendas empresariales almacenan acerca de ellos, cómo se utilizan sus datos internamente, y con quiénes se comparten al exterior y con qué propósitos. Proporcione a los clientes con la mayor variedad posible de opciones, por ejemplo, la posibilidad de optar selectivamente incluirse o excluirse de los casos de uso específicos que implican sus datos.

Próximos pasos

Para conocer más sobre el negocio digital lea:

Gartner: Negocios digitales, oportunidad para CIOs y empresas en AL

Cómo las nuevas tecnologías digitales afectan los modelos de negocios en América Latina

No caiga en la vieja trampa del CIO al crear una estrategia digital

Este artículo se actualizó por última vez en junio 2015

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close