Petya Petrova - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

El marco para su transformación digital durante covid-19

Las empresas deben permanecer ágiles durante la pandemia, especialmente cuando se trata de su viaje de transformación digital. Alisia Genzler ofrece una estrategia para seguir adelante.

El covid-19 ha demostrado ser un importante catalizador de cambios rápidos para muchas organizaciones. Destacó el valor de las inversiones en transformación digital desde el principio (para aquellos que las hicieron), al tiempo que desencadenó un frenesí de actividad para la mayoría de las empresas rezagadas (solo pregunte al 78 %, según el Foro Económico Mundial, que carecía de la infraestructura para apoyar el trabajo remoto masivo). A lo largo del camino, ha revelado hasta qué punto la agilidad organizacional se puede desatar o, como nosotros, bloquear por las estrategias digitales que existen.

¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar esa alineación?

Aquí presento un marco para hacer precisamente eso. Espero que le ayude a pensar en sus propias prioridades, sin importar dónde se encuentre su organización en su viaje de transformación digital, y a comprender hacia dónde debe ir a continuación.

Prioridad N° 1: Transformación digital continua

Muchas empresas giraron y cambiaron admirablemente cuando el virus apareció por primera vez, y en algunos casos incluso demostraron un nivel de agilidad que ni siquiera sabían que tenían. Dicho esto, por lo que estamos escuchando, la mayoría de las empresas aún tienen margen de mejora.

De hecho, tres estadísticas de un estudio reciente de AppDynamics realmente me llamaron la atención:

  • Desde el inicio de covid-19, casi dos tercios de los miembros del personal de TI dicen que son responsables de tareas y actividades que nunca antes habían hecho.
  • Otro 65 % informa haber implementado proyectos de transformación digital durante la pandemia que anteriormente fueron descartados como "innecesarios".
  • Mientras tanto, el 59 % admite que gran parte de su tiempo en este momento se dedica a combatir incendios y crear soluciones a corto plazo.

No sé cómo le suena eso, pero estar en el centro de un tornado parece una buena aproximación. Claramente, el papel de la tecnología como facilitador de la agilidad organizacional se está invocando de formas previamente imprevistas. Y para que esa agilidad continúe madurando, no puede permitir que el tipo de brechas en el proceso y las medidas de improvisación aludidas en el tercer punto anterior se interpongan en su camino.

La transformación es un viaje

Si bien no se sabe cuándo quedará atrás la pandemia, al menos sabemos esto: el cambio al trabajo remoto masivo inaugurado por el covid-19 ha sido una gran curva de aprendizaje y, en muchos casos, una que aclaró muchas cosas. La tecnología empresarial es un buen ejemplo. ¿Qué tecnologías han surgido como esenciales para la capacidad de su organización para continuar con los negocios como de costumbre, colaborar de manera efectiva y generar valor final? ¿Y cuáles han resultado menos esenciales?

En el futuro, esa probablemente será la distinción entre las herramientas y los servicios tecnológicos que conserve y los que decida eliminar.

Del mismo modo, en la intersección de la tecnología y la productividad, también ha habido una curva de aprendizaje significativa en lo que respecta a la gestión de la fuerza laboral. ¿Están siendo usted y su equipo lo más productivos posible? ¿Cómo lo saben? Solo el 16 % de las organizaciones en un estudio reciente de Gartner indicaron que estaban monitoreando y recolectando datos "pasivos" de los empleados, es decir, datos sobre inicios de sesión y cierres de sesión virtuales, uso de computadoras y teléfonos, etc., lo que significa la respuesta honesta para aparentemente la mayoría de las empresas en este momento es: "No lo sabemos".

Implementar procesos y prácticas esenciales para habilitar su fuerza de trabajo con capacidad remota, en otras palabras, no es suficiente. Realmente es solo el primer paso.

En última instancia, y en una línea relacionada, yo diría que la verdadera agilidad organizacional es una característica que trasciende la tecnología, la infraestructura, cualquiera de esas cosas. Es algo más fundamental, casi similar a un cambio de mentalidad, y las organizaciones que puedan renovar sus culturas laborales de esta manera estarán poderosamente posicionadas para inducir a pensadores innovadores y colaboradores valiosos a unirse a ellos en el futuro.

Ahora es el momento de ser ágiles

Independientemente de lo que traiga el covid-19 a continuación, para impulsar los resultados deseados se requerirá una tremenda agilidad organizativa, y esa agilidad deberá ir al mismo ritmo que las estrategias digitales para impulsar el valor comercial. Solo de esta manera las organizaciones podrán protegerse eficazmente contra la siguiente etapa de la interrupción relacionada con la pandemia, así como contra cualquier otra onda de choque que se avecine en el horizonte.

Sobre el autor
Alisia Genzler aporta más de 20 años de experiencia en la industria a su puesto como presidenta y directora de clientes en Randstad Technologies, donde supervisa todos los equipos de ventas y gestiona el rendimiento de las ventas en los segmentos de cuentas estratégicas, principales, clave y emergentes. También es responsable de ampliar las carteras de personal, permanentes y de soluciones de la empresa a nivel de cliente. Anteriormente, Alisia se desempeñó como vicepresidenta ejecutiva para las regiones del Atlántico medio y sureste de Randstad Technologies.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close