Vladimir Gerasimov - stock.adobe

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

El celular como aliado para un mejor control de las finanzas

Hoy en día, abrir una cuenta bancaria para obtener una tarjeta de débito es mucho más sencillo. Lo que antes significaba horas invertidas en una sucursal bancaria y hablar con varios agentes, firmas y trámites, ahora se puede hacer de inmediato desde un teléfono celular.

La llegada del nuevo coronavirus, con la consecuente pandemia de Covid-19, nos impulsó como sociedad a utilizar los medios digitales, tanto para mantener la comunicación con nuestros seres queridos como para hacer home office y hacer compras del día a día en línea.

El boom de las compras en línea no comenzó, por supuesto, el año pasado, cuando inició la pandemia, pero la nueva enfermedad que recorre el mundo aceleró el proceso de digitalización.

En este contexto, los retos han sido muchos. En México se tiene un bajo índice de bancarización, alrededor del 47%, lo que significa que más de la mitad de nuestra población está fuera del sistema bancario, con todo lo que esto implica, como una mayor dificultad para acceder al crédito y a todos sus beneficios.

La Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) asegura que en 2020 el eCommerce creció en México 81% contra el año 2019, que es un crecimiento sin parangón, principalmente, a la practicidad que este modelo representó para los clientes, temerosos de los contagios del Covid-19.

El mundo se ha digitalizado de una forma tan acelerada y evidente, por lo cual nuestras finanzas y la manera de controlar nuestro dinero también pueden hacerlo. Por ello, una nueva forma de manejar el dinero se encuentra en nuestro el teléfono móvil, y claro, mediante una tarjeta digital.

Con una tarjeta digital es más fácil mantener el dinero seguro, porque una tarjeta virtual funciona de la misma manera que una tarjeta física común, cuenta con su numeración, fecha de vencimiento y código de seguridad, pero solo existe en un entorno digital, una aplicación móvil.

La tarjeta existe solo dentro del teléfono, resguardada por mecanismos de alta seguridad informática. La aplicación móvil de la tarjeta digital puede enviar notificaciones al instante, lo que permite al usuario estar al tanto de todas las compras o gastos, y mejor aún, detectar con mayor facilidad un cobro irregular en el momento preciso.

Asimismo, es posible consultar de manera rápida todos los movimientos de un rango de fechas predeterminado, y llevar más fácilmente el control de las cuentas. Y para prevenir que los gastos se nos salgan de control, la tarjeta digital se puede programar para fondearla con el presupuesto exacto que queremos gastar.

A manera de conclusión, debemos recordar que hoy en día abrir una cuenta bancaria para obtener una tarjeta de débito es mucho más sencillo. Lo que antes significaba horas invertidas en una sucursal bancaria y hablar con varios agentes, firmas y trámites, ahora se puede hacer de inmediato desde nuestro celular.

Sobre el autor: Carlos Castañeda es CEO del neo banco Pagando, una fintech 100% mexicana con base en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Investigue más sobre Las tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras de escritorio

Close