Gunnar Assmy - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Edge computing como respuesta a un mundo pospandemia e hiperconectado

La computación en el borde de las redes cambiará el modo de producir y de brindar servicios, permitiendo reducir la latencia al igual que realizar análisis en tiempo real de los datos para mejorar la experiencia de los usuarios, dice Lumen Technologies.

En plena transformación digital y funcionamiento de la industria 4.0, la recolección de datos es clave y debe ser altamente eficiente. La computación de borde, computación perimetral, o edge computing, se presenta como una de las grandes tendencias tecnológicas indispensables para 2021.

Es posible que en alguna oportunidad haya notado un ligero retraso mientras ve un streaming en vivo, por ejemplo, un evento deportivo. Un video que se «atasca» justo cuando el jugador está a punto de disparar y luego se reanuda solo para mostrarlo celebrando con sus compañeros de equipo, puede ser un poco molesto. Eso se conoce comúnmente como «latencia».

Esta latencia es prioritaria entre las cosas que se resuelven mediante el uso de computación perimetral y se produce por la gran cantidad de actividad de los dispositivos y de la internet de las cosas (IoT); la computación perimetral es la medicina para ese «dolor digital», eliminando gran parte de su latencia.

La definición de computación perimetral se entiende como aquellos procesos tecnológicos que permiten el procesamiento de información en el dispositivo donde se está produciendo y consumiendo los datos. Según un estudio de Gartner, 1 de cada 4 empresas globales (25 %) mejorará el rendimiento de sus centros de datos en 2021 con alguna aplicación de edge computing, lo que denota que se trata de una tendencia al alza.

Esta tecnología, en lugar de reenviar todos los datos generados a la nube o al centro de datos, califica los datos generados y decide cuáles necesitan una respuesta inmediata. En consecuencia, se toman medidas inmediatas sobre los datos que necesitan una respuesta en tiempo real. Al acercar esta computación al dispositivo IoT, la computación de borde (edge) puede ahorrar costos, mejorar la velocidad y evitar la latencia en las actividades de los dispositivos en los que está instalada.

Pero, ¿qué beneficios trae a mi organización o negocio? Es un hecho que esta tecnología cambiará el modo de producir y de brindar servicios. Por ejemplo, permitirá que las empresas analicen en tiempo real las tendencias de compra de los consumidores, que mejoren las experiencias de juego en línea o el streaming; que mejoren el rendimiento de los vehículos autónomos; y que las fábricas tengan un mantenimiento predictivo instantáneo, entre otros.

Si hablamos de relación o interacción con los clientes, el escenario presenta mejoras importantes. La interacción con los clientes será más y más fluida. Las empresas tendrán suficiente información en tiempo real para poder determinar cuál es el momento y el espacio ideal para contactar a cada consumidor.

Adoptar soluciones de computación perimetral será una acción vital, ya que, ante el aumento de competencia y los constantes estímulos a los que cada persona está expuesta, es sumamente difícil dar con ese instante en el que la marca puede tener toda su atención y proyectar las necesidades de consumo.

La computación perimetral hará más simple la vida de todos, principalmente la de los usuarios o clientes finales. Un teléfono inteligente podrá analizar aún más información que la que procesa hoy, o conectar con más dispositivos de formas más eficientes.

Del mismo modo, hará más rápidos los sistemas de diagnósticos en hospitales y clínicas para la toma de decisiones que podrían ser de vida o muerte, en tiempos donde las crisis sanitarias globales demandan información precisa y segura.

Por otro lado, dentro de los múltiples beneficios que hemos enumerado, la computación de borde (edge) presenta también una serie de desafíos. Los retos comienzan por la estandarización, seguridad (tanto física como lógica), gestión remota, eficiencia energética, velocidad y facilidad de despliegue que hay que solventar para que sea realmente efectivo.

La infraestructura requiere un alto nivel de seguridad física y la gestión en remoto es necesaria, no opcional.

De acuerdo con estudios realizados por consultoras como IDC, más de 50 mil millones de dispositivos se conectarán a internet para 2025. La mayoría de estos equipos serán gestionados por la computación perimetral, y podrían proporcionar nuevas aplicaciones, transformando muchos aspectos de las producciones industriales tradicionales y nuestra vida diaria.

Sobre el autor: David Lacobucci es director comercial en Lumen Technologies Chile.

Investigue más sobre Gestión del centro de datos

Close