Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Drones, ¿nueva herramienta para los cibercriminales?

Más allá de ser aparatos para monitoreo o logística, los drones podrían convertirse en armas de espionaje para los ciberdelincuentes.

A inicios de agosto, asistí a una conferencia impartida por el Ing. Eduardo Cuauhtémoc Guízar Sáinz. El tema fue el pasado, presente y futuro de los drones. Había escuchado información general sobre estos aparatos y en particular una noticia de un drone de los Estados Unidos que fue capturado por Irán y también vi el anuncio que hizo una empresa en Estados Unidosrespecto a usarlos en un futuro para entregar bienes a sus clientes. Pero no sabía mucho más de estos curiosos aparatos.

¿Qué es un dron?

Un dron es un aparato no tripulado que tiene la capacidad de volar de manera remota, pero controlado por una persona. A partir de ahí puede haber muchas variantes en tamaños, distancias que pueden recorrer y objetivos que deben cumplir. Los hay desde aquellos muy limitados, usados por aficionados, hasta los que tienen un uso militar o de defensa/inteligencia nacional. Algunos de ellos tienen armas. Por cierto, otro término para referirse a los drones es UAV (Unmanned Aerial Vehicle).

En la plática me percaté de los muchos tamaños que tienen los drones. Los hay tan pequeños como una moneda, hasta los que pesan varias toneladas (alrededor de cuatro mil kilos). Los más pequeños tienen un menor rango de traslado, pero pueden introducirse hasta en rendijas de puertas y ventanas. También pueden ir "disfrazados" de pájaros, que misteriosamente nos observan desde una rama o un cable eléctrico. También están los "nano air vehicles" que podrían parecer insectos y gracias a este tamaño pueden realizar tareas de espionaje, ya que pasan desapercibidos. Los más grandes pueden trasladarse mucho más lejos para cumplir sus objetivos y tienen más capacidad de vigilancia.

Entre más grandes sean los drones, mayor capacidad tienen para almacenar energía que les permita trasladarse a mayor distancia. Por ejemplo, los "Close Range UAV" pueden operar en rangos de hasta 100 km, mientras que los TUAV (Tactical Unmanned Aerial Vehicle) pueden llegar hasta los 300 km y se usan para apoyar a fuerzas terrestres y navales en el ámbito militar.

Drones y seguridad

Uno podría pensar que estos dispositivos son un juguete, que se usan para monitorear el tránsito o en grandes operaciones militares. Sin embargo, por sus capacidades para grabar audio y video también son usados para espionaje. Pensar en un dron que graba lo que estamos escribiendo en nuestra computadora o que graba una conversación privada entre dos o más individuos ya no es un tema solo de ciencia ficción.

Sobra decir que los drones no entran dentro del campo de la seguridad informática, sino de la seguridad de la información. Es decir, un firewall o un antivirus no harán absolutamente nada para mitigar el riesgo de estos drones, aunque a final de cuentas un keylogger (virus que registra automáticamente todo lo que tecleamos) y un dron podrían tener los mismos efectos.

En conclusión, creo que los drones pueden convertirse en las nuevas herramientas de los cibercriminales que buscan robar datos e información. Es que hay que recordar que, respecto a la seguridad informática, hay dos principios que cualquier suele aplicar:

  1. Conseguir lo deseado por cualquier vía.
  2. Conseguirlo con el menor esfuerzo posible.

El primer punto se refiere a que si se desea una información, el atacante no se limita a utilizar un virus genérico, sino que puede recurrir a uno personalizado, a la ingeniería social o al uso de un dron. Hay que conseguir el objetivo, lo demás es simplemente una herramienta para conseguirlo.

El segundo punto, se refiere a que los hackers expertos pueden usar técnicas bien conocidas y hasta de bajo perfil para conseguir lo que desean. Mientras se consiga el objetivo, no importa que la técnica sea una "de todos los días" o una "avanzada". Un atacante sofisticado no se sentirá mal ni deprimido por usar una técnica o herramienta común y corriente, si es que esto le permite conseguir el objetivo con poco esfuerzo. Y si una infraestructura de TI es realmente cercana a lo impenetrable y un dron puede hacer el trabajo, pues ya tienen otra solución a la mano.

Así que si un dron satisface los dos principios de los cibercriminales, ¿por qué no habrían de utilizarlos para espiar/robar?

Investigue más sobre Seguridad de la información

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close