Sergey Nivens - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Desarrollando una política de internet de las cosas

para implementar, avanzar y mantener con éxito un proyecto o implementación de IoT, una organización debe invertir en el desarrollo de políticas y directrices que guíen el trabajo.

El internet de las cosas (IoT) ya no es una tecnología naciente, y con su adolescencia vienen dolores de crecimiento. Oportunamente, últimamente se ha hablado mucho en el mundo de IoT sobre las implementaciones estancadas o los pilotos que están atrapados en el purgatorio. De estos pasos en falso, una cosa es clara: para implementar, avanzar y mantener con éxito un proyecto o implementación de IoT, una organización debe invertir en el desarrollo de políticas y directrices que guíen el trabajo. El trabajo inicial más sustancial y la previsión adicional sobre los problemas y ramificaciones de la conexión de redes y dispositivos que nunca se han alineado en el pasado pueden ayudar a aliviar muchos de los problemas que enfrentan las organizaciones a medida que avanzan en sus esfuerzos en este ámbito.

Al igual que con cualquier tecnología moderna, los diferentes componentes del ecosistema de IoT transitan a lo largo de la curva de madurez a su propio ritmo. Muchas empresas de Fortune 500, pequeñas y medianas empresas y entidades gubernamentales, tienen como objetivo transformar sus negocios, desarrollar nuevos mercados y optimizar las operaciones con las prácticas de IoT. Hay una demanda consistente de crear un marco reutilizable y repetible que pueda permitir esta realización mientras se acomodan continuamente las cambiantes necesidades comerciales y revolucionan la tecnología en un amplio ecosistema de IoT en los segmentos de manufactura, venta minorista, seguridad pública, gobierno, transporte, educación y otros.

La propuesta de valor de IoT se mejora continuamente con el rápido ritmo de innovación y crecimiento exponencial de los dispositivos conectados, diversidad de redes, plataformas que administran el sistema completo, análisis de datos, lagos de datos, estanques de datos, servicios de seguridad, aplicaciones móviles y servicios de usuario. Sin embargo, un ecosistema de IoT también conlleva riesgos inherentes debido a la naturaleza en evolución y la sensibilidad de los datos.

El ecosistema de IoT es complejo, en constante evolución y resuelve nuevas necesidades comerciales a diario. Esta complejidad está impulsando la necesidad de directrices que permitan una práctica exitosa y receptiva de IoT dentro de una empresa. El Consejo del Medio Oeste de la IoT ha desarrollado recientemente un marco de políticas que puede servir como guía para cualquier empresa o entidad gubernamental que proporcione o utilice productos y sistemas de IoT.

Existen cuatro áreas clave en las que es imperativo que las organizaciones establezcan directrices y políticas:

  1. Gobernanza – Las políticas efectivas de gobernanza logran un equilibrio entre la participación, la rendición de cuentas, el acceso, la privacidad, la coherencia y la seguridad sin restringir la innovación y la creatividad;
  2. Seguridad – Es esencial construir un sistema con la seguridad en mente desde el comienzo, en lugar de incluir la seguridad en retrospectiva, con enfoque y consideración en la protección del público y la resistencia a los ataques;
  3. Gestión de datos – Cualquier sistema de IoT debe ser abierto y transparente sobre la propiedad y retención de datos, cualquier transferencia de datos y la cadena de custodia de datos;
  4. Privacidad – Las implementaciones de IoT deben proteger y respetar la privacidad de las personas y la confidencialidad de la empresa/agencia; siempre hay un equilibrio que debe establecerse entre transparencia y derecho de acceso.

Si bien los detalles de una política de IoT variarán entre las industrias y las organizaciones, la presencia de un plan que sea fácilmente accesible y ampliamente entendido no debería serlo. A medida que IoT entra en su segunda década, sigue siendo un área prometedora para muchas industrias. Sin embargo, tomar medidas para asegurar que los procedimientos y parámetros apropiados estén en su lugar antes de dar el paso es esencial en cualquier implementación de IoT efectiva y transformadora.

Este artículo se actualizó por última vez en julio 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close