Robert Kneschke - stock.adobe.co

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Del error al aprendizaje en el camino hacia el éxito temprano

El enfoque de prueba y error ha quedado en el pasado. Para las nuevas organizaciones, el concepto de sus estrategias debería ser “prueba y aprendizaje”, recomienda el consultor Damián Buonamico.

Hay algo con la frase “prueba y error” que no me convence. En general, la usamos para referirnos a la estrategia que se utiliza en un contexto complejo o de incertidumbre, cuando no podemos predecir el resultado de nuestras acciones. El “error” es la situación indeseable que nos invita a probar acciones distintas. Pero es precisamente la palabra error lo que menos me gusta de la expresión.

El error llega para demostrar que nos equivocamos. Lo que pensábamos que era de una manera, no lo es. Es fácil centrar la atención en el error. Podemos buscar culpables, convertirlo en una excusa y, si no aprendemos, caer en el mismo error una y otra vez. El error tiene una connotación negativa. Errar no implica aprender.

En cambio, aprender es ampliar nuestra capacidad de acción para lograr lo que antes era imposible. Aprender tiene una connotación positiva. Es un logro. Hay algo para celebrar.

Para aprender hay que cometer errores. Pero ese paso, del error al aprendizaje, no es trivial. Requiere adoptar una actitud positiva, consciente y responsable. Por ello, debemos acentuar el aprendizaje y no el error.

Propongo usar la frase “prueba y aprendizaje“

La frase “prueba y aprendizaje” invita a considerar el proceso de experimentación científica conocido como el Ciclo de Deming o PDCA (Plan, Do, Check, Act), que podríamos traducir en este contexto como: 1) Tengo una hipótesis, 2) Actúo de acuerdo a ella, 3) Verifico los resultados obtenidos, 4) Aprendo con base en ello para ajustar mi estrategia.

Con prueba y aprendizaje no hay resultados equivocados, solo resultados de experimentos que nos acercan al logro de objetivos. Este concepto es central para la agilidad organizacional: La capacidad de adaptarse en función de los aprendizajes. Como dice Peter Senge, en su libro Organizaciones que Aprenden: “Nadie quiere fallar, lo que queremos es tener éxito temprano. Entonces no pongamos el foco en el error, sino en el aprendizaje”.

Así que, para crear contextos de organizaciones que aprenden, comencemos aprovechando a nuestro favor el poder del lenguaje. En organizaciones donde el error sigue siendo castigado, “prueba y aprendizaje” puede generar más confianza que “prueba y error”.

Sobre el autor: Damián Buonamico hace coaching y consultoría para transformación digital hacia la cultura “Agile & Lean”, coaching a equipos ágiles y coaching ontológico en Kleer. Es ingeniero en sistemas de información (UTN) y coach ontológico profesional (ICF). Cuenta con más de 15 años de experiencia trabajando en TI.

Este artículo se actualizó por última vez en noviembre 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close