Pavlo Vakhrushev - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

De la era multinube al aprendizaje automático: predicciones de Rackspace para 2017

El fortalecimiento de la multinube, la arquitectura sin servidor, el aprendizaje automático y un panorama de seguridad complicado, pero mejorado, son algunas de las predicciones de Rackspace para la nube en este año.

El tiempo de las predicciones es uno de mis momentos favoritos. Me encanta mirar hacia delante, a qué tendencias están tomando forma en la computación de nube y la tecnología de consumo. Por ello, realizamos un análisis sobre las innovaciones, y le ofrecemos seis predicciones que creemos se fortalecerán durante este año.

Estas tendencias también se desarrollarán en América Latina y México, según Carlos Bueso, director de Rackspace México, y definirán el panorama de la industria y la tecnología en 2017 y los próximos años.

1. El mundo multinube

Actualmente, el mundo multinube es una realidad, pues las organizaciones buscan empatar cada carga de trabajo con la plataforma de nube que les permita obtener el mejor desempeño y eficiencia respecto al costo. Las empresas, de pronto, ya manejan muchas nubes involuntariamente y, en ocasiones, de manera descuidada, puesto que hay equipos en su compañía que eligen, por sí solos, distintas plataformas de nube y proveedores según sus necesidades individuales.

Este año veremos más compañías que desarrollan explícitamente estrategias multinube para aprovechar al máximo estas plataformas, y coordinar varios proveedores de nube. Sin importar cómo llegue uno ahí, esta tendencia conlleva un conjunto único de desafíos, incluyendo la necesidad de expertos en un rango más amplio de tecnologías de nube. También requiere administrar múltiples relaciones con proveedores, y una gestión de costos más complicada.

En América Latina y México, la era multinube también se está posicionando fuertemente, explica Bueso. “Conforme las cargas de trabajo se hacen más complejas, las empresas requieren cada vez más de expertos que conozcan el manejo de las diferentes soluciones, lo cual puede aportar un diferenciador competitivo importante”, indica.

2. El panorama de seguridad

Me temo que el ámbito de la seguridad empeorará en 2017 antes de mejorar. Los cibercriminales son cada vez más sofisticados, y está aumentando la producción de objetos inteligentes y conectados, es decir, la internet de las cosas. Debemos esperar que cualquier individuo o compañía caigan en manos de algún tipo de cibercrimen en el futuro cercano, ya sea robo de identidad o de datos, ransomware o un ataque DDoS. En lo personal, yo fui víctima dos veces el año pasado, y fue una llamada de atención para dejar en claro que, incluso aquellos que nos consideramos relativamente conocedores de seguridad, podemos ser atacados.

Sin embargo, desde el punto de vista de la seguridad en la nube, espero un cambio positivo. Apenas hace uno o dos años, los directores de información señalaron que la seguridad es una de las principales preocupaciones que los mantiene alejados de la nube. Al mismo tiempo, cada vez conozco a más directores que reconocen la seguridad como uno de los beneficios clave del cómputo en la nube que ofrecen los mejores proveedores.

No obstante, la complejidad adicional de la era multinube necesita más que el nivel de seguridad básico que la mayoría de las compañías de nube ofrece actualmente. Anticipo que las compañías dependerán aún más de los proveedores de servicios y/o seguridad administrada para unir en una sola pieza su seguridad multinube, con el fin de aprovechar tanto a los expertos, como las últimas tecnologías en seguridad.

3. Arquitectura sin servidor

Es posible que el cómputo sin servidor despegue en 2017 para simplificar la vida de los desarrolladores. Obviamente, este no es un nombre apropiado. En el fondo, siempre habrá computadoras. La arquitectura sin servidor se refiere a las aplicaciones que dependen de servicios externos (backend como servicio) o código personalizado (función como servicio). Actualmente, AWS Lambda es uno de los más populares en esta división, que principalmente se caracteriza por evitar que los expertos se preocupen demasiado por la administración de la infraestructura.

Esta sencilla configuración ayudará a que el mercado de la internet de las cosas (IoT) se expanda exponencialmente, dada la facilidad de uso y el bajo costo. Conforme esas barreras sean derrumbadas, seguiremos viendo que nuevos jugadores y dispositivos se abrirán camino en lo que parece ser un mercado con potencial casi ilimitado.

4. Aprendizaje automático

En la década pasada, el aprendizaje automático (machine learning) impulsó la llegada de los autos sin conductor, el reconocimiento de voz, un mejor entendimiento del genoma humano, entre otros avances. En 2017, será clave para desmitificar a big data.

La adaptación del aprendizaje automático a las plataformas de datos más populares, como SQL y NoSQL –e incluso a la información no estructurada– será algo más común, visible y amigable para el usuario. Esto impulsará que ciertas cargas de trabajo se muden a nubes fuera de las instalaciones, conforme buscan sistemas con mejor desempeño y a la medida.

También, aunque los procesadores especializados pueden hacer una gran diferencia en el desempeño y costo total de propiedad, muchos desarrolladores, administradores de sistemas y usuarios finales no saben cómo usarlos o no pueden costearlos. Por otra parte, las plataformas de nube pueden ofrecer herramientas de programación y de administración de sistemas que eliminen la complejidad y hagan que estas tecnologías tengan mejor disponibilidad para comprarse y programarse.

5. La nube de Google

¿Será 2017 el año en que la nube de Google tenga un mejor posicionamiento? Amazon sigue su dominio mundial en infraestructura de nube pública como servicio, y Microsoft Azure se mantiene fuerte y es cada vez más grande en el segundo lugar; pero este año que inicia podría ser el momento en que la nube de Google tome con firmeza el tercer lugar, y se convierta en una nueva alternativa.

Cabe mencionar que el compromiso de Google con productos fuera de su negocio central de búsquedas no siempre es profundo y sostenido, como podría esperarse. Por ejemplo, ¿recuerdan cuando Google Fiber iba a transformar la capacidad de las ciudades para ofrecer a sus residentes banda ancha accesible y ultrarrápida? En octubre, Google presionó el botón de pausa, sin dar mucha explicación. Así que, aunque tengo bastante confianza en que 2017 será el año de la nube de Google, protegeré mi apuesta y revisaremos esto a finales de año.

6. Internet de las cosas en su hogar

Este año, nuestros dispositivos en casa serán el centro de la conversación. Amazon es uno de los que lideran esta tendencia con su llamativo cilindro de audio, nombrado Echo, que siempre está conectado a la nube e interactúa con los usuarios a través del asistente virtual Alexa.

Este programa de interacción por voz es uno de los aceleradores de este movimiento. AWS abrió la tecnología central que da vida a Alexa, para que cualquiera la use, en forma de un nuevo producto llamado “Lex”. De esta manera, los desarrolladores pueden añadir interfaces o bots conversacionales en casi cualquier producto o servicio.

Puede hablar con Google Home a través de Google Assistant, y dar órdenes a su Xbox con Cortana. No creo que falte mucho para que Microsoft lance algún producto similar para el hogar. Y como Bloomberg News reportó en septiembre pasado, Apple trabaja arduamente en un dispositivo para el hogar que compita con Echo, basado en su asistente por voz, Siri.

Incluso su auto estará en el centro de la acción, con tableros que imiten a sus otros dispositivos, con una conexión Wi-Fi siempre activa. Tesla trae la tecnología a las masas con su accesible Tesla Model 3, de 35.000 dólares. Chevy planea convertirse en competidor de la firma de Elon Musk con el Bolt (no lo confunda con el Volt), que recientemente fue galardonado en la lista de los 10 mejores de Car&Driver.

Otra tendencia a considerar es la aparición de autos que hablen entre ellos. La tecnología V2V, es decir, de vehículo a vehículo, permitirá informar acerca de las condiciones en el camino para mejorar el flujo automovilístico. Creo que esto comenzará a llegar en 2017 y se acelerará poco después.

Y con la llegada del internet de gigabits, se cortarán todavía más cables. De hecho, ya tenemos una saturación de dispositivos de streaming, por lo que conectar todo tiene mucho sentido. Pero con todo eso, ¡aún no hay jetpacks! Quizás el próximo año.

Sobre el autor: John Engates es director de tecnología en Rackspace.

Nota del editor: El texto tuvo que editarse para una mejor comprensión y por cuestiones de estilo. Puede encontrar el texto en español en: http://blog.rackspace.com/es/de-la-era-multi-nube-al-aprendizaje-automatico-6-predicciones-sobre-la-nube-para-2017.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close