BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

DRP y BCP remotos para gozar bien las vacaciones

De todos es sabido que los profesionales de sistemas, al igual que los médicos o los abogados, no cuentan realmente con vacaciones o días de descanso, pues deben estar siempre pendientes de las emergencias. Pero si está fuera de la oficina y le llaman por una urgencia, ¿qué puede hacer?

Finalmente llegó el día de dejar atrás la oficina y salir de la ciudad, lo más lejos posible del estrés laboral. Es hora de descansar un poco y olvidarse de todo lo que tiene que ver con el trabajo. Al menos, esa expectativa existe hasta que llega la temida llamada, o el indeseado correo electrónico solicitando ayuda urgente.

Para la mayoría de los profesionales de sistemas la idea de unas vacaciones sin interrupciones por asuntos de trabajo es una falacia. Al igual que los médicos o los abogados, quienes trabajan para el área de sistemas de una empresa están sujetos a recibir llamados a cualquier hora del día, o de la noche, sin importar si se trata de días de asueto. Y es que ante una falla de sistemas o la interrupción de procesos de negocio basados en tecnología, no hay más que arremangarse y ponerse a trabajar, estén donde estén.

¿Qué hacer si recibe una de estas llamadas mientras está ausente de la oficina? Lo primero que hay que identificar es si se trata de un caso de asegurar la continuidad del negocio (BC) o de recuperación ante un desastre (DR) –en algunos casos, puede tratarse de ambas cosas. Después, habrá que seguir algunas técnicas para ayudar remotamente con el proceso de BC y/o DR.

Continuidad de negocios a distancia

Lo más importante para casi todos los negocios, hoy en día, son los datos. Dependiendo de cuánto tiempo pueda estar su empresa con interrupción de operaciones, así como del presupuesto disponible, las alternativas van desde la construcción (o renta) de un centro de datos hasta un simple respaldo en disco o cinta… que se almacene fuera de las instalaciones, o incluso en servidores de proveedores de servicios en la nube. Los respaldos deben realizarse frecuentemente, de manera que se garantice que, en caso de requerirlos para levantar el negocio, la información esté lo más actualizada posible.

Aunque culturalmente los latinoamericanos nos sentimos inclinados a meter las manos en todos los procesos que impliquen la continuidad operativa, las soluciones de virtualización permiten una efectiva gestión remota del centro de datos, y las operaciones del negocio.

Sin embargo, para que se pueda continuar con los procesos de negocio, hay factores que se deben considerar de manera previa a un posible incidente, con el fin de asegurar que la empresa cuenta con los recursos humanos y tecnológicos disponibles para enfrentar airosamente cualquier incidente:

  • Porcentaje de empleados que pueden trabajar remotamente
  • Tecnología que habilite la conexión remota de los empleados a los recursos del servidor empresarial
  • Tecnología que permita a los empleados comunicarse entre ellos y con los clientes o usuarios

Lo anterior implica asegurarse de que cuentan con una conexión con suficiente ancho de banda –tanto para el usuario final como para el servidor empresarial que se verá inundado de solicitudes de acceso remoto–, soluciones de colaboración accesibles desde la nube o pre-instaladas en sus dispositivos portátiles, una red privada virtual (VPN) habilitada para garantizar la transmisión segura de los datos corporativos, un generador de luz para el centro de datos, etc.

Recuperación ante desastres a control remoto

En el caso de que sea necesario levantar toda la operación a partir de un incidente que no solamente interrumpió las actividades, sino que dañó la infraestructura de TI, aquí hay algunos mecanismos que le ayudarán a tomar control de la tecnología para habilitarla lo antes posible.

Gestión remota del centro de datos para la recuperación de desastres.

Cuando se tiene un negocio que depende de los datos, hay que asegurarse de que esos datos están respaldados en un sitio donde no estén en riesgo de pérdida física (por incendios, terremotos, inundaciones, etc.) Sin embargo, tal vez su empresa no tenga que replicar toda la información que existe en sus servidores, sino solamente aquélla de la que dependa la actividad comercial o la propiedad intelectual del negocio.

Algunas herramientas que pueden ayudarle a tener control remoto de un centro de datos funcional incluyen las copias de seguridad en redes de área de almacenamiento (SAN) al software de respaldos (backup), así como productos de gestión de la automatización. Estas herramientas ofrecen los mismos beneficios de administración remota para quienes se encuentran fuera del centro de datos, ya sea un par de kilómetros, o cientos de ellos.

Gestión automatizada de los servidores.

Generalmente un servidor en sitio remoto no puede acceder a la data almacenada en el sitio principal. Dado que económicamente no siempre se justifica el tener servidores que repliquen toda la información empresarial, algunas organizaciones gestionan su sitio remoto como un sitio de recuperación de fallas, administrando parte de la carga del sitio principal, y con la capacidad de continuar de manera inmediata con toda la operación si falla el servidor principal.

La virtualización de servidores también es una técnica útil, aunque el desempeño del negocio puede degradarse un poco. Sin embargo, en caso de una afectación a la infraestructura, vale la pena que algunas máquinas de la red, con información crítica para la operación del negocio, sean virtuales. Además, la virtualización permite replicar más fácilmente su actual ambiente de cómputo en otro sitio remoto.

Considere trasladar la operación a un experto

Ahora bien, ya sea que se encuentre fuera de su oficina o no, vale la pena considerar a los proveedores de soluciones de DRP o BCP en la nube, en el esquema de recuperación ante desastres como servicio (DRaaS) o continuidad de negocio como servicio (BCaaS).

El concepto de Business Continuity as a Service es un marco de gestión que permite entregar soluciones específicas para sortear las amenazas que enfrenten los negocios. Las soluciones BCaaS permiten a las organizaciones tercerizar el mantenimiento de las estrategias de continuidad, los planes de respuesta y lo marcos de aseguramiento, y como mínimo deben asumir las actividades que garanticen la continuidad de las estrategias relevantes para el negocio. En esencia, BCaaS es un sistema de gestión de continuidad de negocio (BCMS) que es operado por un tercero.

Por su parte, el Disaster Recovery as a Service se refiere, principalmente, a la réplica y hosting de servidores físicos o virtuales por parte de un proveedor externo, para ofrecer recuperación de fallos en caso de una catástrofe natural o un incidente provocado por alguien. Los requerimientos, alcance y expectativas del DRaaS se deben establecer en un acuerdo de nivel de servicios (SLA). Además, es importante considerar un proveedor de servicios cuyo centro de datos se ubique en un sitio alejado de posibles catástrofes.

Las soluciones DRaaS también pueden ser muy útiles para pequeñas y medianas empresas que no cuentan con la infraestructura y recursos necesarios para implementar sus propios planes de DR. Al igual que con los servicios de continuidad tercerizados, es importante contar con un esquema de respaldo, o copias de seguridad, lo suficientemente frecuentes como para garantizar que el negocio vuelva a ponerse en pie ante un incidente que interrumpa las operaciones.

Sobre el autor: José Luis Zurita es director general de AK Consulting.

Este artículo se actualizó por última vez en abril 2018

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close