bloomicon - stock.adobe.com

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

¿Cuál es el rol de las APIs en la banca abierta?

El Open Banking permite a las entidades financieras y fintech ofrecer servicios o productos confeccionados a la medida de cada usuario.

Imaginen poder agrupar toda su información financiera en un solo sitio, organizar mejor su dinero, agilizar los trámites bancarios y tener acceso a un préstamo de manera fácil y segura, sin tener que asistir a las sucursales de entidades financieras... Bueno, pues todo esto es posible gracias al Open Banking.

El Open Banking o la Banca Abierta se refiere a la apertura de la información bancaria a terceros, a través de una interfaz de programación de aplicaciones (API) abierta. Surgió tras la normativa europea PSD2 (Payment Service Directive 2), entrando en vigor a principios de 2018, y se diseñó para garantizar la competencia bancaria y mejorar los servicios financieros del usuario.

Ahora las entidades financieras podrán ser más rápidas a la hora de ofrecer sus productos o servicios y aquí es donde el usuario, al dar acceso a su información financiera, podrá aprovechar los beneficios que ofrece la Banca Abierta, como:

  • Decidir qué producto financiero va más acorde a sus necesidades reales, como montos realistas a pagar, al ritmo que más les acomode, entre otras cosas.
  • Velocidad y agilidad en solicitudes de créditos.
  • Hacer que las entidades financieras compitan entre sí para ofrecer las mejores promociones o propuestas de productos.

De esta forma, por ejemplo, si el usuario está interesado en un crédito, puede consultar con una institución financiera o proveedor fintech –con la que se comparten los datos bancarios del interesado para que inicie sesión y dé su consentimiento (sin compartir las credenciales de inicio de sesión con el tercero o banco)– y realizar la lectura de la información financiera. Todo de manera digital, es decir, no se tiene que entregar ningún documento, haciendo más ágil todo el proceso.

Con estos datos, se logra conocer las características de cada cliente; el proveedor o banco podrá ajustarse más a su perfil y así mandarle información y ofertas adecuadas.

Además, la banca abierta ofrece la posibilidad de unir en una sola aplicación todos los datos de varias cuentas, tarjetas y productos bancarios de diferentes entidades financieras, así como la oportunidad de mejorar la experiencia al cliente.

El Open Banking ayudará a que el sector financiero amplíe su oferta, desarrolle un catálogo de servicios financieros y de seguros y, con ello, los usuarios puedan gestionar sus finanzas de manera libre y tener el control de sus datos.

El sector financiero está inmerso en una revolución tecnológica sin precedentes y, sin duda, ofrecer productos más personalizados, será un factor clave para avanzar más rápido en la bancarización de la población y conseguir los retos que plantea la inclusión financiera en México.

Sobre el autor: Pablo Viguera es cofundador de Belvo, plataforma desarrolladora de APIs para Open Banking en Latinoamérica. Belvo opera en México y Colombia y trabaja con fintechs de la región en todos los verticales, incluidos neobancos, que son proveedores de crédito de aplicaciones de finanzas personales.

Investigue más sobre Desarrollo de aplicaciones

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close