Jakub Jirsák - stock.adobe.com

Covid-19 impulsa la adopción de tecnología en el sector salud

A gran escala, la industria de servicios de salud ha sido una de las más lentas en llevar a cabo esfuerzos de transformación digital, pero la pandemia impulsó los esfuerzos en este sentido, afirma Lexmark.

Los hospitales y el sector salud están bajo presión. Si bien el personal médico se enfoca en priorizar a sus pacientes, globalmente hemos visto la importancia de que todos los involucrados en la asistencia médica mantengan los procesos en funcionamiento durante la pandemia.

A medida que el covid-19 se convirtió en una crisis global a inicios de 2020, varios procedimientos no esenciales fueron pospuestos o cancelados alrededor del mundo. Tecnólogos de salud tuvieron la tarea de garantizar que cualquier cosa que no necesitara una reunión cara a cara entre el médico y el paciente se pudiera realizar de forma remota.

Esta situación fue tan compleja  que Gartner estimó, a principios de 2020, que solo el 22% de las empresas estaban preparadas para transformarse digitalmente, y el 63% ha enfrentado interrupciones severas debido a “razones que incluyen cambios organizacionales internos, presión de costos, regulación y cumplimiento, financiamiento o demandas cambiantes de los consumidores”.

La pandemia por covid-19 cambió el panorama más rápido que cualquier otra eventualidad. En cuestión de semanas, vimos instituciones de salud forzadas a ofrecer servicios de telemedicina para limitar el contacto no urgente, así como introducir registros digitales para proveer acceso a los médicos que trabajan o ven a pacientes de manera remota.

El cambio al trabajo y contacto remoto ha ido más allá de simplemente adaptar cómo se realiza la atención de salud. Desde el momento en que se introdujeron el confinamiento y la estadía en casa, las salas de hospitales, las oficinas y las clínicas se quedaron vacías y la tecnología de apoyo empezó a acumular polvo. Para las compañías que habían comprado hardware o estaban pagando por arrendamiento, este periodo probó ser caro debido a que se disminuyó el uso de muchos dispositivos, algunos incluso dejaron de utilizarse por un tiempo, incluyendo impresoras y servidores on-premise.

Por otro lado, los servicios de nube demostraron su valor durante este periodo. Los negocios que ya se habían transformado digitalmente o usaron la nube de manera activa han sido capaces de mantener y beneficiarse plenamente de sus inversiones anteriores: esfuerzos de seguimiento rápido para la transformación digital.

Por ejemplo, las soluciones de nube habilitadas como servicio están siendo mejor administradas a través de la inteligencia artificial (IA) y los analíticos. Ambas tecnologías se mencionan como las siguientes grandes tendencias que transformarán el sector salud, y este año ya se han desplegado algunas aplicaciones de este tipo para monitorear el covid-19. Además, hemos visto cómo se aceleran los esfuerzos para cambiar a los servicios de salud sin papel, un área con la que muchos han lidiado históricamente.

Los médicos que fueron forzados a trabajar desde casa para atender, de manera remota, todos aquellos cuidados no esenciales tuvieron que digitalizar todas sus notas e historiales de pacientes, reduciendo papel y habilitando la administración central para evaluar los procesos analíticos y entender mejor los cuellos de botella.

En un nivel simple, tanto IA como los analíticos también pueden proporcionar soluciones efectivas a los desafíos de los flujos de trabajo, tales como medir qué tan bien la nueva herramienta está mejorando el cuidado del paciente o reduciendo los viajes que los miembros del personal deben realizar para acceder a los recursos.

Con el personal de cuidado de la salud en atención de emergencia bajo presión, se han utilizado análisis para garantizar que los sistemas sigan funcionando de la manera más eficaz posible y que los procesos continúen.

En la impresión, por ejemplo, los volúmenes de uso de papel podrían compararse con los flujos de trabajo de los pacientes para resaltar las áreas que podrían necesitar más o menos capacidad instalada, o donde la tecnología existente no se está utilizando en su máxima capacidad, lo que permite a los equipos de tecnología intervenir a través de capacitación o soporte en el sitio.

De manera similar, las empresas que invierten en la nube y en ofertas de servicios de impresión (as-a-service) pueden activar y desactivar lo que requieran, lo que los pone en una mejor posición para ahorrar valiosos recursos y mantener la flexibilidad en su respuesta a una pandemia. Las organizaciones con contratos escalables como servicio, frente a hardware alquilado o propio, solo tuvieron que pagar por lo que usaron. Cuando esos equipos vuelvan a la normalidad, también podrán aumentar rápidamente el consumo a medida que crece la demanda, sin ninguna inversión de capital significativa.

En general, la adopción de tecnología en el cuidado de la salud simplemente ha tenido que mejorar. Aquellos que se resisten se han visto obligados a cambiar y las inversiones que no funcionan de manera eficaz o que no dan los resultados que deberían se están reconsiderando y, cuando corresponde, se les ha dado nuevas prioridades a través de capacitación y apoyo para el personal.

“La transformación digital es un reto para el sector salud y será esencial seguir los pasos indicados para que resulte útil adoptar nuevas herramientas, y así poder generar una mayor eficiencia en los procesos, productividad de los servicios y mejorar la experiencia de los pacientes”, dijo Alejandro Bravo, socio líder del Sector Aeroespacial de KPMG en México.

En este contexto, los modelos como servicio ofrecen como beneficios: una mayor visibilidad en tiempo real para apoyar la mejora continua; ahorros, al permitir que los escasos recursos informáticos y de TI se concentren en áreas más estratégicas; agilidad en el nivel de soporte de servicio alineado al volumen de negocio; y un puente hacia un entorno totalmente digital, optimizando y alineando la salida para facilitar la transición.

En última instancia, como lo ha demostrado la investigación de Gartner, la atención médica se ha quedado rezagada con respecto a otros sectores en el tema de la transformación digital. Si bien la pandemia ha demostrado ser un momento estresante y preocupante para muchos de nosotros, la transformación forzada de cómo usamos la tecnología para mejorar ha sido un desarrollo positivo y muy bienvenido en todo el sector de salud.

Sobre los autores: Isaac Bessudo es gerente de Ventas y director de Lexmark México; Gabriel Ocadiz es director de canales y PyMEs de Lexmark México.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close