Mathias Rosenthal - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Construya una estrategia de resiliencia de nube con estas mejores prácticas

Implemente estos consejos y estrategias para minimizar el tiempo de inactividad y respaldar la resiliencia en su organización basada en la nube.

A medida que el mundo continúa lidiando con COVID-19, es más importante que nunca para las organizaciones tener una infraestructura de TI robusta, bajo demanda y escalable que esté siempre disponible, independientemente de la ubicación.

Incluso en circunstancias normales, el tiempo de inactividad de TI puede resultar costoso. Según un estudio de Statista, el costo promedio por hora del tiempo de inactividad del servidor fue de entre $ 300.000 y $ 400.000. Dadas las limitaciones impuestas por COVID-19, el tiempo de inactividad prolongado puede ser catastrófico.

Las organizaciones de todo el mundo están adoptando rápidamente la infraestructura y la modernización de la nube para mejorar la resiliencia y el tiempo de actividad. Un estudio de IDC muestra que más del 40 % de los clientes empresariales en América del Norte esperan aumentar significativamente su gasto en la nube en 2021. Gartner predice que es probable que la nube represente el 14,2 % del total del mercado global de gastos de TI empresarial en 2024, en comparación con 9,1 % en 2020.

A pesar de sus muchas ventajas, la infraestructura en la nube también conlleva su propio conjunto de riesgos que involucran volúmenes de transacciones a gran escala, arquitectura abierta y múltiples proveedores. Las organizaciones deben abordar estos riesgos con pasos específicos para desarrollar la resiliencia empresarial en un entorno de nube.

Las empresas también deben priorizar la modernización. Una estrategia de modernización integral ayuda a optimizar el aprovisionamiento y la administración diaria de un entorno de múltiples nubes, y permite la innovación a escala utilizando las capacidades de la nube.

Adopte las siguientes prácticas recomendadas para crear una organización resiliente basada en la nube.

Corrija los riesgos específicos de la nube

Las implementaciones en la nube agregan mayor complejidad y volatilidad, ya que generalmente involucran volúmenes de transacciones a gran escala, arquitectura abierta y múltiples proveedores. Las organizaciones también necesitan sincronizar sus entornos de nube y heredados, así como administrar las interdependencias. La nube también requiere una mayor dependencia de la conectividad de la red.

Anant Adya.

Por lo tanto, desarrollar la resiliencia empresarial en un entorno de nube requiere algunas medidas específicas. La primera es crear una estrategia integral que tenga en cuenta el aprovisionamiento y la administración diaria de un entorno de múltiples nubes, además de impulsar la innovación utilizando las capacidades de la nube.

Evalúe el tiempo de inactividad

Estudie los distintos tipos de cargas de trabajo en su organización y determine el impacto del tiempo de inactividad en estas cargas de trabajo. Luego, considere cómo el tiempo de inactividad afecta la continuidad del negocio. Por ejemplo, cualquier tiempo de inactividad en las aplicaciones orientadas al cliente, como las aplicaciones de comercio electrónico, afectará directamente el resultado final y también dañará la reputación de la marca. Por lo tanto, las organizaciones deben trabajar para garantizar que estas aplicaciones estén siempre en ejecución.

Además, la infraestructura heredada a menudo presenta problemas como puntos únicos de falla o infraestructura de fin de soporte. Las organizaciones deben tener en cuenta estos problemas para minimizar el tiempo de inactividad. También es fundamental que todos los sistemas heredados estén protegidos con los parches más actualizados para garantizar la seguridad.

Implemente una estrategia

Anticipar los problemas y planificarlos con anticipación puede ayudar a mitigar el impacto negativo del tiempo de inactividad. Considere la posibilidad de implementar un plan de recuperación ante desastres para garantizar la continuidad del negocio. Adopte un enfoque proactivo de la seguridad mediante la evaluación de vulnerabilidades y las pruebas de penetración. Estas estrategias ayudan a evitar que ocurran violaciones de seguridad en primer lugar, en lugar de tener que reaccionar cuando ocurre un ataque.

Tomemos, por ejemplo, una empresa que requiere un tiempo de actividad de infraestructura del 99,999 %, lo que significa un tiempo de inactividad estimado máximo de cinco minutos durante el año. Garantizar esto requiere una estrecha coordinación con el proveedor de la nube para administrar la configuración, el almacenamiento y otros parámetros de resiliencia operativa con gran detalle. También significa aumentar las medidas de seguridad mediante la aplicación de los parches y paquetes de servicio adecuados, además de políticas sólidas de administración de acceso a la identidad.

Mire su SLA y calcule su tiempo de inactividad.

Sin embargo, incluso con el mejor de los esfuerzos, el tiempo de inactividad a veces puede ser inevitable. Es fundamental tener planes para ayudar a recuperarse lo antes posible.

Elija el proveedor de nube adecuado

Cada proveedor de nube tiene sus propias fortalezas y debilidades inherentes. Es importante elegir un proveedor que esté estrechamente alineado con la naturaleza de la carga de trabajo y las aplicaciones de la organización. También puede optar por un enfoque de múltiples nubes que pueda manejar cargas de trabajo dispares si es necesario. Además, el socio de implementación adecuado no solo ayuda a tomar la decisión correcta con respecto a un proveedor de nube, sino que también garantiza un soporte rápido y consistente basado en relaciones profundas con la industria.

La infraestructura de TI adecuada que pueda garantizar que todo funcione sin problemas y ayude a la empresa a recuperarse rápidamente en caso de cualquier evento imprevisto es extremadamente crítica para la continuidad del negocio. Por lo tanto, contar con un plan integral para identificar, prever y abordar las causas del tiempo de inactividad es una parte importante de la construcción de una mayor resiliencia empresarial.

Sobre el autor

Anant R. Adya es vicepresidente senior y director comercial de servicios de nube, infraestructura y seguridad (CIS) en Infosys. Adya es responsable del crecimiento de la línea de servicios CIS en las regiones de América y Asia Pacífico. En sus 25 años de experiencia profesional, ha trabajado en estrecha colaboración con muchos clientes globales para ayudar a definir y construir sus estrategias de infraestructura y nube y ejecutar operaciones de TI de un extremo a otro. Actualmente, trabaja con los clientes y los equipos de ventas/participación de la industria en la transformación digital.

Investigue más sobre Gestión del centro de datos

Close