fotohansel - Fotolia

Resolver Problemas Consiga ayuda para problemas específicos con sus proyectos, procesos y tecnologías.

¿Cómo se vive el «Buen Fin» en un centro de datos?

Los eventos comerciales que generan enormes picos de actividad, como el Buen Fin de México o el Black Friday de Estados Unidos, requieren un soporte robusto de infraestructura computacional desde los centros de datos locales, de nube y perimetrales.

El Buen Fin no sucede solo en las tiendas o desde la comodidad de los dispositivos para hacer compras. Todas las transacciones que implican un intercambio de información entre un usuario, como la propia tienda y un banco, requiere la tecnología de un centro de datos, una infraestructura que facilita el intercambio de esa información.

Hablamos de un número importante de transacciones. De acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) las ventas pudieron rebasar los 120 mil millones de pesos y se incrementaron el uso de tarjetas de crédito como método de pago y el comercio electrónico.

Sin embargo, la experiencia del Buen Fin ha sido también más digital: Los usuarios revisamos ofertas, navegamos páginas para comparar precios, escuchamos o vimos alguna película en streaming, quizá también utilizamos una plataforma de movilidad. Todos estos «clics», toda esa actividad desde algún dispositivo implicó un intercambio de datos que deben ser almacenados, procesados y respaldados. 

En la medida en la que los centros de datos se encuentren más cerca del punto de transferencia, la respuesta será mejor y más rápida: La música está disponible, el catálogo que queríamos revisar se desplegaba de manera clara, recibimos un mensaje o un correo.

Sin embargo, hay veces en las que las distancias entre el lugar en que se origina el clic y el centro de datos tradicional son muy amplias. Para reducir esta distancia, existen centros de datos edge o de «frontera». Otra innovación para este modelo de centros de datos son los Atom Park, centros de datos en contenedores interconectados que responden de manera ágil, eficiente y flexible a las necesidades de conectividad de una región, éstos son tan prácticos que su desarrollo se puede llevar a cabo en tan solo 75 días.

De esta forma, estamos hablando de una infraestructura tecnológica híbrida que contempla centros de datos tradicionales, con centros de datos perimetrales, que en conjunto son capaces de dar soporte, conectividad e inmediatez a los más de 82 millones de personas conectadas a internet que existen en nuestro país.

En México, tenemos ejemplos de este sistema híbrido; los más recientes se encuentran en las ciudades de Mérida y Hermosillo, donde se realizó en tiempo récord la construcción simultánea de dos centros de datos, mediante la utilización de la infraestructura perimetral.

Sin duda, para el Buen Fin de 2020 veremos aún más un esquema que permita a los usuarios de todo México tener una mejor experiencia no solo de compra, sino también en sistemas digitales de salud, financieros, educación o movilidad. Tras cada clic está esa infraestructura que nos facilita el día a día.

 Sobre el autor: Santiago Suinaga es director de KIO Data Center Services.

Próximos pasos

Quizás le interese revisar también:

América Latina, una región con enorme potencial para los centros de datos

Los centros de datos están bajo presión de adoptar la sustentabilidad

Construya un esquema completo para el presupuesto de su centro de datos

Investigue más sobre Instalaciones de centro de datos

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close