stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

¿Cómo ayuda la tecnología a contener contagios de Covid-19 en las vacaciones?

Big data e IA son algunas de las tecnologías que sirven para dar respuestas de manera estratégica y acelerar el proceso de contención de la pandemia.

Tomarse unas vacaciones en México siempre fue el deseo de muchas personas. En medio de la pandemia de COVID y a pesar de estar atravesando una nueva ola de contagios, y de que México esté en la “lista roja” de algunos países, desde nuestra cartera de turismo estiman que continúen llegando millones de viajeros a disfrutar los atractivos que el país tiene para ofrecer. Inclusive, más personas que el año pasado. Entre los cuidados para poder sostener esta afluencia de turistas la tecnología tiene un rol clave.

En las ciudades turísticas más importantes del país, las autoridades vienen tomando medidas para que las vacaciones sean seguras: restricciones de actividades (como el cierre temprano de playas y restaurantes, aforo limitado en hoteles, discotecas cerradas), la exigencia de presentar comprobantes de vacunación o pruebas de COVID negativo, utilizar tapabocas y mantener distancia.

Como desde el inicio de la pandemia, la intervención de la tecnología juega y jugará un papel vital para contener la propagación del virus. Remontémonos al pasado para recordar experiencias de países que aplicaron rápidas soluciones a través de aplicaciones móviles, big data e inteligencia artificial, replicadas luego en distintos lugares del mundo.

China había creado una aplicación en la que cada ciudadano debía reportar su día a día para, de esta manera, poner en cuarentena a las personas que pudieron haber tenido contacto con posibles portadores de la enfermedad. En caso de trasladarse de un lugar a otro o tener contacto con alguna persona, la aplicación pedía hacer uso de un código QR en el que se registrara la visita. Mediante big data e inteligencia artificial, se analizaba la información y de esta manera, la misma aplicación asignaba a las personas un código según tuviesen permitido entrar en espacios públicos o quedarse en cuarentena en su hogar. 

En Taiwán se había desarrollado un programa que consignaba todos los datos de inmigración y permitía identificar qué personas eran sospechosas de haber contraído la enfermedad, facilitando la labor de los miembros de aduanas con el fin de que puedan centrarse en los pasajeros de alto riesgo. 

En Corea del Sur la estrategia se ha enfocado en hacer pruebas masivas con el uso de la tecnología y sin riesgo de contacto con quienes las realizan. La persona se registraba, iba a un “drive in” en un lugar apartado y en cinco minutos le realizaban un raspado nasal. A las 24 horas, recibía los resultados del test y, si era positivo, debía hacer una cuarentena obligatoria de 15 días. Mediante geolocalización, las autoridades sanitarias podían verificar si la misma era respetada o no. ¿Por qué digo que la tecnología jugará un papel vital para los viajes en el futuro? Se espera que se extienda la tecnología contactless para reducir riesgos.

Para dar ejemplos, continuarán acelerándose los servicios de check-in a través de apps en las terminales, programas para efectuar pagos sin necesidad de tocar billetes, habrá cada vez más servicios para rentar automóviles con sistemas de desbloqueo automatizado al llegar a un punto turístico, se extenderá el uso de escáneres térmicos y robots limpiadores en aeropuertos y estaciones.

 

Tanto en México como en la región contamos con expertos en el desarrollo e implementación de tecnologías tales como inteligencia artificial, aprendizaje automático, ciencia de datos, big data y la nube. Son algunas de las tecnologías que sirven para dar respuestas de manera estratégica y acelerar el proceso de contención de la pandemia. Para los viajeros, significa más seguridad a la hora de viajar. Para nuestras autoridades, contar con información clave al instante, que les facilita garantizar nuestro derecho a vacacionar seguros.

Sobre el autor: Sergio Mastrogiovanni es Head of Data and Innovation de Nubiral.

Investigue más sobre Aplicaciones de mejora de procesos

Close