BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía esencial de colaboración y movilidad empresarial
Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

¿Cómo ayuda el video a la colaboración empresarial?

El teletrabajo es una necesidad real y el video es una de las herramientas que ayudan a satisfacer las necesidades de los empleados móviles o de home office.

Todo indica que una de las principales tendencias para los próximos años será la del trabajo a distancia o teletrabajo en todas sus facetas. Las aplicaciones en la nube y los dispositivos tales como teléfonos celulares inteligentes y tabletas son cada vez más populares y están maximizando las oportunidades de realizar negocios, al mismo tiempo que hacen que trabajar desde diferentes lugares sea cada vez más fácil y seguro.

De acuerdo con los analistas de Gartner, a nivel mundial el teletrabajo se ha incrementado un 75% desde el 2005 y estima que para el 2015, 200 millones de trabajadores se comunicarán mediante videoconferencia. Entre 20 y 30 millones de personas trabajan desde casa al menos un día a la semana.

En México la tendencia se refuerza por el incremento de la distancia entre oficinas y lugares de trabajo complicando los traslados; las compañías globales con presencia en múltiples ciudades, países y sitios que requieren una colaboración integral y eficiente entre oficinas; la necesidad de obtener un mayor ahorro en gastos de oficina y viajes –hacer más con menos–, así como el incremento de trabajadores independientes y consultores. Estos datos ponen de manifiesto que además de ser una tendencia, el teletrabajo es una necesidad real.

Por ello, se ha identificado que el video es una de las herramientas más importantes para cubrir esta necesidad de los usuarios móviles. ¿Por qué? Porque de las herramientas actuales de comunicación (correo electrónico, mensajería instantánea, audio conferencia, etcétera) el video es el que permite una mayor interactividad entre usuarios, debido a que el 64% de la comunicación es no verbal y se prefiere “en persona”. 

Además, un tercio de la corteza del cerebro humano está dedicado a la visión. De ahí que el video sea una excelente opción para  colaboración en tiempo real ya sea por cualquiera de sus diferentes modalidades como el streaming (Colaboración visual y masiva en una dirección); la videoconferencia (colaboración visual en ambas direcciones); hasta llegar a la telepresencia, toda una experiencia inmersiva que coloca a los participantes cara a cara de forma remota.

El teletrabajo ha permitido que las personas que combinan trabajo en oficina y casa, en promedio, trabajen siete horas más a la semana reduciendo la necesidad de estar cada día en la oficina. Con ello se elimina la causa número uno de estrés en los empleados, lo cual incrementa su eficiencia y desempeño. Una compañía, en promedio, puede ahorrar hasta $10,000 dólares al permitir a un empleado trabajar desde casa medio tiempo, además que las tecnologías actuales de videoconferencia, permiten al usuario realizar de manera fácil y segura sesiones cara a cara, con cualquier persona, desde cualquier lugar, a cualquier hora y desde cualquier dispositivo.

Características de una solución eficiente de video

El video da una nueva dimensión al teletrabajo y para que sea una herramienta totalmente útil y efectiva debe contar con las siguientes características:

Interoperabilidad: Conectividad hacia el usuario para estar comunicado desde diferentes entornos, dispositivos y tecnologías.

Escalabilidad: Posibilidad de crecer las capacidades de la solución de video con un mínimo de inversión y que incluya una fácil activación.

Seguridad: Contar con una conectividad desde cualquier entorno y en cualquier dispositivo de forma segura, confiable y con un nivel de administración acorde a las políticas de la empresa.

Fácil de Usar: Sencillez es igual a adopción. Las soluciones deben ser sencillas e intuitivas para el usuario, con un mínimo soporte por parte del departamento de sistemas de la empresa.

En fechas recientes, dentro del entorno empresarial el uso del video ha tenido un repunte importante. En un 28% se llevan a cabo videoconferencias entre diferentes compañías; un 72% de las videoconferencias se dan dentro de la misma compañía utilizando comunicaciones unificadas y videoconferencias de forma conjunta. La duración promedio de las sesiones es de 60 a 75 minutos y el promedio de participantes es de 3 por videoconferencia.

Los beneficios directos del uso del video en los negocios son contundentes: genera una comunicación eficiente sin importar la ubicación geográfica de las personas; reduce los costos de desplazamiento (especialmente en capacitaciones, cursos y conferencias), optimiza el tiempo de los empleados (reduce los viajes y el tiempo de traslado local), acelera la toma de decisiones (permite consultas a distancia, visualización de modelos y productos y atención de expertos a distancia) y transforma los modelos empresariales que presentan ventajas competitivas en la actualidad como el uso de BYOD (Bring your own device – Trae tu propio equipo), la misma actividad de teletrabajo e impulsa un entorno ubicuo, en pocas palabras el video en combinación con la movilidad y las aplicaciones de la nube genera un ambiente laboral 100% productivo, una evolución del ambiente de trabajo, una colaboración eficiente sin fronteras.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close