Anterovium - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Cinco secretos para la correcta integración de aplicaciones en la nube

Integrar la nube en su entorno garantiza unificar sus aplicaciones, y que sus datos empresariales sigan fluyendo de forma segura y sin interrupciones.

De una forma u otra, la mayoría de las compañías están utilizando la nube, muchas de ellas bajo el modelo híbrido de TI, que implica ejecutar aplicaciones tanto en la nube, como en un entorno local (on-premise). En este modelo, integrar las aplicaciones completamente en la nube garantiza que sigan unificadas, que los datos empresariales sean precisos y que sigan fluyendo de forma segura y sin interrupciones.

No importa cuál de sus aplicaciones en la nube o en el entorno local necesite comunicarse, la clave es contar con soluciones que permitan la conectividad universal necesaria para hacerlo posible, ya sea que utilicen Salesforce, NetSuite, Eloqua, Marketo, Workday u otras como SAP y Oracle.

Para resolver los secretos de la correcta integración de aplicaciones en la nube, aquí tiene cinco recomendaciones:

1. Libere sus datos

Aunque cada aplicación de nube funciona bien de manera aislada, lo hace en un vacío que construye un muro en torno a los datos, por lo tanto, quedan inaccesibles. Por eso, cuando hace falta información de varias aplicaciones o distintos sistemas, no existe ningún modo eficaz de obtener respuestas. Eso es del todo inaceptable en el mundo actual de empresas hiperconectadas, y no hace sino extinguir los beneficios de trasladarse al mundo de la nube.

Por ello, es clave liberar la información en tiempo real a través de una solución que abarque ambos mundos, la nube y el entorno local, y permita ofrecer los datos fundamentales a los usuarios correctos, sin importar el lugar donde se encuentren o el instante en que los necesiten. Se debe crear integraciones de aplicaciones en tiempo real que liberen los datos, unifiquen las aplicaciones y presten servicios de datos más allá de los límites de la empresa.

2. Dote de asistentes de procesos al personal

Al realizar algunas tareas comunes, como corregir datos de cuentas o tramitar un pedido, se suele introducir la misma información una y otra vez en varias aplicaciones, proceso que suele ser laborioso, toma demasiado tiempo e induce a cometer errores. Si observamos la cantidad de nuevas aplicaciones en la nube que utiliza el personal, el problema se agrava.

Para aumentar la productividad del personal de ventas, servicios y marketing, la compañía debe proveer algún mecanismo que permita agregar la información necesaria y facilite su manejo. Cobra relevancia, entonces, el concepto de asistentes de procesos para integrar aplicaciones en la nube, pues los usuarios pueden dejarse guiar por estas herramientas, que automatizan tareas sin necesidad de abrir varias pestañas, ni cortar información de una aplicación para pegarla en otra. Así, se reducen los errores de captura de datos y aumenta la productividad de los usuarios finales.

3. Adopte la movilidad

Sería absurdo negar que nuestra vida transcurre cada vez más conectada a Internet. Ya no estamos atados a un escritorio, gracias a los dispositivos móviles. Las aplicaciones móviles de procesamiento de integración en la nube permiten que los empleados trabajen, donde estén, con sencillas aplicaciones enriquecidas para el uso de datos, que guardan una estrecha relación con todos los aspectos del negocio.

Estas aplicaciones, además, hacen posible acceder al instante a datos dinámicos en tiempo real desde casi cualquier dispositivo, poseyendo compatibilidad nativa con las plataformas Android e iOS, así como otras tecnologías móviles de uso frecuente como Salesforce1 y HTML5.

4. Aproveche sus Interfaces de Programación de Aplicaciones (APIs)

El cuarto secreto dirige el foco hacia el exterior y resuelve el problema del intercambio de datos y la colaboración en tiempo real. Cuantas más empresas trasladan hacia la nube sus aplicaciones y datos, más habitual es la integración basada en la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API), la cual fomenta y estrecha la colaboración al permitir que sus aplicaciones y sistemas se comuniquen con otras aplicaciones o servicios, confiando datos y funciones a otros desarrolladores, otras compañías o incluso otros departamentos con distintas ubicaciones en su propia empresa.

No importa si se conecta a sistemas de back-office, bases de datos heredadas o dispositivos conectados: si las APIs son eficaces, facilitarán y agilizarán la creación de aplicaciones que se integran a la perfección con este mundo conectado.

5. Automatice para ganar en productividad

Las actividades principales del negocio rara vez se catalogan como tareas discretas, independientes y aisladas. Al contrario, suelen ser procesos complejos que implican numerosas interacciones entre los usuarios y las aplicaciones, tardando días o semanas en completarse. No sorprende, entonces, que muchas empresas recurran a soluciones de automatización para ganar en productividad, aunque al hacerlo descubran que los enfoques tradicionales de integración de aplicaciones imponen a los desarrolladores tal sobrecarga que diluye el supuesto aumento en rendimiento.

El secreto final consiste en elegir la solución correcta de integración de aplicaciones en la nube, al seleccionar una que automatice los procesos sin incrementar el trabajo, y permita al usuario crear flujos de procesos de negocio con solo señalar y hacer clic, así como acceder desde cualquier dispositivo sin necesidad de recurrir a la codificación manual ni a la implantación de servidores físicos.

La correcta integración trae frutos de negocios

Una correcta integración de la nube permitirá realizar desde extracciones de datos, hasta la completa sincronización de sistemas, además de proveer conectores preintegrados para aplicaciones, bases de datos, fuentes de archivos y registros planos basados en un entorno local, en la nubee incluso redes sociales.

El imperativo en el mundo de los negocios define que las empresas capaces de sacar cuanto antes el máximo partido de la proliferación de aplicaciones, datos, clientes y socios no solo están destinadas a sobrevivir, sino también a crecer y prosperar; las que carezcan de esa capacidad, se quedarán rezagadas en el camino al éxito. Ponga orden al cúmulo de información que lo está saturando, e integre la nube al éxito de su negocio.

Sobre el autor: Carlos Hernández Saca es director de nube en Informatica América Latina.

Próximos pasos

Si desea leer más sobre integración de aplicaciones en la nube, no olvide revisar:

Tipos de integración de aplicaciones en la nube

Cinco puntos clave para integrarse exitosamente con la nube

Cómo vincular las herramientas de integración de nube con las necesidades del negocio

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close