iaremenko - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Blockchain y la nueva era de internet del valor

La tecnología de cadena de bloques puede impulsar grandes mejoras en el sistema financiero y en los procesos comerciales, señala la consultora everis.

El concepto «internet del valor» utiliza la analogía de internet para explicar cómo la tecnología blockchain tiene el potencial de alterar nuestra vida de la misma forma que internet lo hizo en los años 90. La misión de la internet del valor es clara: Facilitar al usuario la transmisión de valor con la misma rapidez, sencillez y eficacia con la que hoy en día se transmiten datos.

La internet que conocemos hasta ahora consiste, fundamentalmente, en una red de información creada sobre estándares abiertos que posibilita la libre circulación de información y que ha propiciado la creación de nuevas industrias, modelos de negocio y empresas que no hubiesen existido sin la ayuda de protocolos creados en los 70 y 90 como TCP/IP, URL o HTTP. Esto es a lo que llamamos «internet de la información».

Actualmente, nos encontramos en una nueva fase en la que en internet está empezando a ganar peso la gestión del valor. Así, la nueva «internet del valor», también basada en estándares abiertos, busca un funcionamiento similar a la de la información. De la misma forma con la que en la internet de la información podemos acceder a páginas webs o mandar correos electrónicos sin intermediarios, en la internet del valor dispondremos de una nueva herramienta para compartir y gestionar activos, bienes digitales o títulos de propiedad sin la necesidad de depender de una entidad central de confianza que centralice el proceso.

Blockchain y su impacto en la internet del valor

La infraestructura de la tecnología blockchain (basada en los conceptos de inmutabilidad, descentralización, consenso y secuencialidad) permite construir el ecosistema de la internet del valor de la misma forma que en la internet de la información.

Respecto a su impacto, a nivel de usuario, la tecnología blockchain ofrece una simplificación operacional significativa. Por ejemplo, en el caso de uso de finanzas comerciales, la mayor parte de la documentación comercial (contratos y facturas) aún se genera en papel, haciendo que los procesos de certificación y aprobación sean largos y caros. Debido a que no se adoptan procesos automatizados para evitar que la información se pueda manipular (queda siempre registrada en la red y no se puede eliminar), los procesos de cumplimiento normativo y financiero son más complicados y, por tanto, los casos de blanqueo de capital y fraude son mucho más frecuentes.

Además, blockchain reduce el riesgo de contrapartida, esto es que la otra parte no cumpla con lo prometido en el contrato. En la actualidad, para solventar este problema se utiliza la figura del regulador, pero también se pueden dar casos en los que el regulador pueda no ser fiable. La tecnología también sustituye la necesidad de una entidad o regulador central que verifique el contrato, haciendo que todos los participantes de la red puedan dar fe de forma conjunta mediante algoritmos de consenso. Por ejemplo, en la red pública Ethereum, todos los usuarios de la red pueden ver el contrato y, por tanto, verificarlo.

La verificación dependerá de la plataforma blockchain utilizada. Así, otras plataformas como Corda, enfocada en las necesidades de privacidad y escalabilidad de los contratos financieros en ámbitos empresariales, ofrecen mayor granularidad al determinar quién puede acceder a la información y que solo las partes involucradas puedan acceder a la información del contrato, además de añadir el rol de un tercero (observador) que verifique el cumplimiento normativo.

A nivel empresa, la tecnología DLT (Distributed Ledger Technology) mejora la eficiencia regulatoria, ofreciendo una monitorización en tiempo real de la actividad, ya que el historial transaccional queda registrado en la red. Además, esto ayuda a minimizar el riesgo de fraude, proporcionando una única fuente de verdad global.

Pagos internacionales instantáneos

La infraestructura global actual en materia de pagos internacionales se apalanca en un sistema basado en transferencias internas entre instituciones financieras. Debido a que estas transferencias ocurren en diferentes sistemas con un bajo nivel de coordinación, la liquidación de fondos es lenta (a menudo 3-5 días, restando liquidez), propensa a errores (tasas de error superiores al 12,7%) y cara (en torno a $ 1,6 billones).

Por primera vez, los activos digitales pueden permitir el intercambio de capital en tiempo real en cualquier parte del mundo, proporcionando liquidez en demanda y reduciendo significativamente los gastos asociados a tesorería y operaciones de pagos. Es decir, en vez de depender de las cuentas nostro (una cuenta denominada en moneda extranjera, establecida a través de su banco local en un banco en el respectivo país de la moneda deseada), las partes comerciales (bancos) pueden usar este activo en sus propios balances y usarlo para intercambios de capital con cualquier otra moneda.

Comparado con el sistema tradicional de pagos internacionales, los beneficios del uso de blockchain son varios:

- Acceso más rápido y eficiente al capital: Blockchain permite ejecutar las transacciones de forma directa, sin la necesidad de depender de bancos corresponsales o corredores para procesar los pagos de forma eficiente.

- Ejecución casi en tiempo real (near real time settlement): La liquidación de pagos se produce en tiempo real debido a la liquidación de fondos a tiempo real.

- Certeza en la ejecución y liquidación de pagos (fee pre-disclosure): Los bancos intercambian información sobre las tarifas aplicadas a los pagos antes de que estos sean ejecutados, minimizando el riesgo de error. Los fondos se liquidan entre bancos en segundos, con visibilidad de extremo a extremo en cada transacción.

- Minimización de costos: La aplicación de esta tecnología en el sector financiero ofrece una importante reducción en los gastos de procesamiento de pagos, tesorería y reconciliación. Para ser precisos, esta solución ofrece a los bancos un ahorro de aproximadamente un 60 % del gasto total de pagos internacionales existentes.

Las ventajas de blockchain en materia de pagos internacionales también se pueden percibir a nivel de protección de la transacción, ya que se ofrece una mayor seguridad debido a que está diseñada sobre un potente marco criptográfico, que hace que el sistema siga funcionando, aunque un nodo sea atacado, y porque ofrece a los usuarios una mayor visibilidad de los pagos.

Lo que está por llegar

El futuro es incierto pero prometedor. La revolución blockchain no ocurrirá de la noche a la mañana. Para que la tecnología consiga tener un largo recorrido se requerirá la cooperación entre los participantes del mercado, los reguladores y los expertos en tecnología. Solo así puede ser fructífera.

Además, es importante entender que no habrá una plataforma blockchain que gobierne a todas las demás, sino una ganadora dependiendo del caso de uso seleccionado. Es decir, mientras habrá algunas plataformas DLT que se adapten mejor a las necesidades de los mercados financieros, otras ofrecerán un mayor beneficio en el ámbito de la identidad digital o los pagos internacionales. Por tanto, el usuario hará su elección dependiendo del caso de uso que pretenda solucionar.

Esto nos lleva a uno de los conceptos clave en este ecosistema: interoperabilidad. La oportunidad de interoperabilidad entre soluciones DLT y redes blockchain se convertirá en la consideración más importante a tener en los próximos años.

Sobre los autores: Pilar Ejarque es analista en negocios, y Jorge Lesmes es encargado global de prácticas de blockchain y banca para everis Reino Unido.

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close