BillionPhotos.com - stock.adobe.

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Aprendizajes del 2020 sobre la conectividad en el sector salud

Con el auge de la telemedicina impulsado por la pandemia, la conectividad para soportar estos servicios se volvió un tema clave para los sistemas de salud.

La pandemia irrumpió en todos los sectores de manera sorpresiva y con distintas consecuencias. En los sistemas de salud, el covid-19 dejó en evidencia la necesidad de que la información fluya de forma simple y rápida con máxima eficiencia, lo que requiere inversión en tecnología de información, en especial en soluciones de conectividad. El punto ahora es poder agilizar y optimizar los servicios de salud con el fin de brindar una atención de 360 grados, o sea, desde los médicos hasta los pacientes.

En el mercado latinoamericano, varios centros de atención, tanto públicos como privados, mostraron su interés en apostar a la ampliación y modernización de sus redes de conexión. En Furukawa, los proyectos de este segmento tuvieron un incremento significativo durante el 2020, alcanzando despliegues en simultáneo de varios centros de atención médica. Se trata de un área donde la digitalización es un hecho, y llegó para quedarse.

A continuación, algunos aprendizajes sobre los beneficios de invertir en una infraestructura de red:

Atención remota: En tiempos de pandemia, con disposiciones de aislamiento y distanciamiento, la infraestructura que permita la atención de manera virtual es clave. La digitalización de la información, y el acceso rápido y simple por parte de profesionales y pacientes, simplificó en muchos casos todos los procesos. Además, esta modalidad, más allá de un contexto de pandemia, se vuelve útil en casos de pacientes con movilidad reducida o de grandes distancias.

Recomendaciones normativas: El estándar internacional ANSI/TIA1179 trae una serie de recomendaciones para un cableado de salud, las cuales son la base para un buen despliegue que puede garantizar una buena inversión y evitar restricciones futuras, así que un punto clave es el uso de fibra óptica.

El cableado es inversión: Se debe tomar en cuenta que los proyectos de infraestructura de red en el área de salud deben tener una mirada a largo plazo. Así, cuando existe una base sólida, se puede alcanzar buenos resultados con la posibilidad de ir actualizando y creciendo con respecto a las necesidades de ancho de banda y latencia de los hospitales, las cuales aumentan con las aplicaciones de telemedicina y diagnóstico por imágenes. Cabe recordar que la medicina es un rubro dinámico en constante evolución y se debe estar preparado para eso.

Seguridad: Como en un centro de datos, la seguridad de los datos y la rapidez de acceso son temas fundamentales en el área de salud. Toda la información que está en la red es sensible, confidencial y requiere de mucha precisión para la toma de decisiones por los médicos, por lo que debe ser considerado como un ambiente de “misión crítica”. Es decir que, para aplicar buenas prácticas de seguridad en el centro de datos, se recomienda tener sistemas basados en fibra óptica para tener alta disponibilidad y baja latencia.

Ampliación y mayor alcance: Para el área de la salud, hacer una aplicación de infraestructura es complejo, puesto que debe estar considerada en el proyecto inicial o tener espacios para futuras ampliaciones de cables o de equipos activos. Tener visión a futuro en el área de salud significa no romper paredes ni hacer ruido. Así que los puntos clave son: prever ampliaciones en los departamentos para, por ejemplo, diagnóstico de imágenes, atención remota, integración de información de otros centros de atención del mismo hospital en una locación distinta o en otra ciudad, entre otros.

Los sistemas de salud, con estas nuevas exigencias y desafíos, pueden beneficiarse ampliamente con los avances tecnológicos en conectividad e infraestructura, los cuales pueden conseguirse gracias a la opticalización, es decir, a la transición hacia la infraestructura con fibra óptica, la cual permite modificar por completo la práctica médica y la experiencia de los pacientes.

Por ende, la fibra óptica es el medio físico idóneo para las características que requiere la transmisión de datos en un contexto sanitario de misión crítica. La opticalización de la infraestructura hospitalaria ha significado una gran revolución en todo el mundo, garantizando una calidad superior en todos los sentidos, en comparación con otras tecnologías.

Sobre el autor: Luiz Henrique Zimmermann Felchner es gerente de Soluciones Globales en Furukawa Electric.

Investigue más sobre Gestión de redes

Close