iaremenko - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

5G es el Y2K de la siguiente década

Si bien 5G se está posicionando como una tecnología de red para permitir un inmediato aumento en el flujo de la inteligencia de negocios, dice Chip Downing, también es el Y2K de la siguiente década, forzando a los que no están listos a alistarse, y rápidamente.

La prensa que rodeó al CES 2019 y los anuncios de 5G del Mobile World Congress 2019, junto con los procedimientos de quiebra de Sears/Kmart que se han producido recientemente, me ha llevado a reflexionar sobre cómo la tecnología puede ser muy buena para las empresas que pueden usarla, y debilitante para las que no pueden.

Los avances tecnológicos fundamentales, como 5G, no son beneficiosos para todas las entidades comerciales y, en la mayoría de los casos, crean una nueva ola de guerra asimétrica en el mercado, enfrentando a los ágiles contra los inamovibles que son lentos para aprovechar las tecnologías. Aunque 5G se está posicionando como una tecnología de red que permitirá un aumento inmediato en el flujo de inteligencia empresarial en las organizaciones, lo que ciertamente es el caso, la entrada de las redes 5G súper rápidas también será el Y2K de la próxima década, lo que obliga a los que no están preparados a rediseñar y recrear sus sistemas menos ágiles. Si usted visitó el MWC este año, 5G ya no era una tecnología futura, es ahora, con productos que ya se envían.

La mayoría de las entidades comerciales no están listas para aprovechar al máximo las redes 5G y el motivo es simple: Estamos evolucionando desde un mundo informático independiente, federado y definido por hardware a un mundo conectado y consolidado definido por software. El siguiente paso en esta evolución no son las redes 5G ni la computación en la nube ni los nuevos procesadores de múltiples núcleos, que son simplemente capacidades de almacenamiento, cómputo y transmisión. Los siguientes pasos en esta evolución son las arquitecturas definidas y centradas en los datos que permiten un flujo competitivo de datos e inteligencia derivada a velocidades mucho más rápidas, junto con la toma de decisiones en tiempo real en el borde. La centralización en los datos es una arquitectura que permite el flujo eficiente de datos, independientemente de las velocidades de la red, entre diferentes componentes de software, subsistemas y sistemas, por ejemplo, entre un sensor, radio, pantalla, panel de control y centro de operaciones. Permite la agilidad del sistema y se puede ajustar para adaptarse al último flujo de datos e información en tiempo real, independientemente de las plataformas de hardware o las velocidades de red.

¿Por qué las empresas no están preparadas para la próxima lucha por la inteligencia empresarial a una velocidad de 5G? Al igual que con el desafío Y2K de hace 20 años, donde las empresas tuvieron que rediseñar y probar sus sistemas para funcionar en la siguiente década y siglo, la velocidad de la red inalámbrica 5G más la computación en la nube ubicua más las plataformas informáticas de varios núcleos heterogéneas transformarán el negocio y las operaciones en la próxima década. Los sistemas existentes no fueron diseñados para altas tasas de cambio, y solo se modernizaron con nuevos equipos, no con una nueva arquitectura de datos, y por lo tanto no fueron diseñados para adaptarse y no fueron diseñados para consumir datos que fluyen a velocidades de 10x durante la noche. Y2K fue solo una interrupción temporal del procesamiento de datos: la agilidad de 5G y el enfoque central en los datos es una disrupción del negocio que durará años.

Las actualizaciones simples a las plataformas de negocios existentes infundirán una falsa sensación de preparación. La adopción de la última tendencia de tecnologías, como las redes definidas por software y todo definido por software o el paso a la computación en la nube, es inadecuada. La promesa de reducción de Capex y Opex como solución no cambia la arquitectura de los datos, la resiliencia empresarial y la postura de negocios, y solo será una mancha de sangre divertida en los análisis forenses de quiebras de compañías sobre las cuales competidores más ágiles y preparados se banquetearon al capitalizar la velocidad 5G de la inteligencia de negocios en tiempo real.

Esta disrupción no es un evento de una sola vez que ocurre a medianoche; será un latido irregular de negocios globales, a medida que los competidores y adversarios obtienen una ventaja de inteligencia empresarial con el despliegue de cada nueva plataforma centrada en datos que descubre un nuevo conjunto de eficiencias y conocimientos de negocios. Toda organización que quiera sobrevivir en la próxima década debe tener una arquitectura de plataforma que se adapte, adopte y crezca en poder de forma inmediata a medida que la tecnología permita inteligencia en tiempo real, inferior a milisegundos y altamente competitiva.

Según el MWC 2019, el momento es ahora, en realidad ayer, y esperar un año solo permitirá a sus competidores conducir más rápido sobre el agujero de la demora en el cual usted se ha escondido. Un aumento de 10 veces en la disponibilidad de datos por parte de sus competidores impulsará su inteligencia de mercado y su ventaja competitiva sobre los usuarios más lentos, y el tiempo en la era 5G impulsará la competitividad exponencial. Pregunte a los ejecutivos de Sears o Kmart si estarían de acuerdo.

Una clave para estar siempre listo para aprovechar las nuevas tecnologías es tener una arquitectura centrada en los datos que respalde las plataformas de cómputo independientes de velocidad de transmisión de acoplamiento flexible que puedan actualizarse y ajustarse para optimizar la velocidad de los datos a medida que se liberan y fluyen a ritmo más rápido para aprovechar el último conjunto de capacidades competitivas, aún desconocido, estas plataformas deben basarse en estándares globales abiertos que impulsen y alimenten un mercado de nuevas capacidades listas para servir a su éxito. En entornos de alta tasa de cambio, los estándares impulsan la innovación rápida; los sistemas propietarios son obstáculos.

Las organizaciones inteligentes ya están encontrando esta combinación de una plataforma de arquitectura de red centrada en datos basada en un estándar abierto, como el sistema de distribución de datos (DDS), fundamental para ser rescatado del abismo de la tecnología de la próxima década, permitiéndoles absorber inmediatamente tasas de datos más altas e inteligencia de negocios para seguir siendo competitivos.

Este artículo se actualizó por última vez en abril 2019

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close