daniilvolkov - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

2020: El año catalizador para el teletrabajo

Hizo falta una crisis como la del coronavirus para que las empresas se convencieran de los beneficios del modelo de trabajo remoto; sin embargo, es necesario tener claros los objetivos de negocios para superar los retos que también conlleva, dice Digital Workspace Company.

El teletrabajo no es un tema nuevo. Es algo que ya teníamos presente, desde la virtualización hasta el espacio de trabajo digital. A raíz del tiempo de traslado en las grandes ciudades, que repercute en el tiempo productivo del trabajador y el bienestar del mismo, nos preguntamos: ¿por qué no trabajar desde la casa? Y comenzaba a ser un tema a planear para un futuro no cercano, de repente llegó el COVID-19.

La pandemia ha sido un catalizador para la adopción de nuevas tecnologías que permitan realizar el teletrabajo. Dicha evolución ha variado de acuerdo a las  empresas y al estadio en el que estaban encarando el teletrabajo. Hubo empresas que ya venían trabajando en la implementación del teletrabajo, y que solo tuvieron que acelerar el paso; a ellas les resultó más fácil. Por otro lado, hay empresas que, por temas culturales, miraban el tema con desconfianza, ya que preferían ver a sus colaboradores físicamente para entender que seguían trabajando; a este tipo de compañías la adaptación les ha costado un poco más. Y por último, están las empresas que no la vieron venir. 

En 2019, en México se realizó una modificación al artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo para que existiera una regulación en el teletrabajo. Actualmente, es uno de los países con mayor proporción de trabajadores satisfechos por el teletrabajo, pues el 84% declaró estar a gusto con la modalidad según estudios elaborados por diferentes escuelas de negocios de América Latina. 

Qué beneficios tiene adaptarse a la “nueva realidad” para las empresas

Es fundamental que las empresas puedan adaptarse a la “nueva normalidad” garantizando el funcionamiento continuo con soluciones de espacios y flujos de trabajo digitales, como Digital Work Space. Sin embargo, primero se debe hacer una evaluación y análisis del estado actual de los elementos con los que disponen para la migración.

Al inicio de esta crisis, muchas empresas implementaron VPN, lo que fue una decisión acertada para asegurar la continuidad operacional en su momento, pero esto representó un gran desafío ya que puso en juego la seguridad de la información de la empresa y abrió un espacio para los ciberataques.

Es importante tener en claro que teletrabajo no significa que el colaborador lleve su portátil a casa y se conecte desde ahí. El teletrabajo es poder ofrecerle una experiencia de usuario como la que tenía dentro de la empresa, pero desde casa, de manera segura y de modo que pueda sentirse cómodo.

Otro de los beneficios o desafíos que debemos de tener en cuenta son los costos, para que esta adaptación no represente un gasto mayor, sino que permita optimizar los recursos y reducir costos porque después de la pandemia sanitaria vendrá una pandemia económica. 

Un escenario ideal es brindar un espacio seguro de trabajo que represente un beneficio tanto para la empresa, como para el colaborador, con la opción de realizarlo en la nube que el cliente elija, tanto pública como privada, buscando reducir los costos de mantenimiento de dicha infraestructura y pagando por lo que realmente están usando.

En función de cada compañía y de acuerdo con el sector al que pertenecen, deben de tener una visión a futuro, para reinventarse y poder darle una vuelta al negocio teniendo como principal objetivo la comodidad del usuario. Un ejemplo claro de reinventarse es la aparición de nuevas carreras como el rediseño de ciudades, ya que nos dimos cuenta que la concentración en las grandes urbes no es efectiva para la economía y la gente. 

Creemos que es fundamental poder escuchar para entender tanto al cliente como a sus áreas de negocios; ambos aspectos no pueden estar disociados, pues solo al considerarlos en conjunto encontraremos una solución adecuada a sus necesidades.   

Toda crisis trae una oportunidad. Es lo que al ser humano lo mueve a salir de su zona de confort, promoviendo la investigación y la búsqueda de soluciones, y a partir de ahí ver cómo surge el cambio. Esta pandemia nos deja claro que debemos centrarnos en el usuario, mejorar su experiencia y permanecer atentos a condiciones externas (como COVID) que nos obliguen a acelerar nuestros procesos o hacer un cambio de planes. 

Sobre el autor: Richard Poore es director regional de ventas de DWS (Digital Workspace Company).

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close