ras-slava - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Autoridades no pueden forzar el acceso al smartphone en iOS 11

iOS 11 permitirá a los usuarios evitar que las autoridades intenten forzar el acceso a los teléfonos inteligentes desactivando temporalmente el desbloqueo biométrico de los dispositivos móviles.

Una peculiaridad legal puede permitir a la policía (en EE.UU.) a obligar al acceso a los teléfonos inteligentes bajo ciertas condiciones, pero Apple puede estar proporcionando una solución al acceso forzoso a los teléfonos inteligentes en iOS 11.

La última versión del beta de iOS 11 incluye un disparador –presionar el botón de encendido rápidamente cinco veces– para abrir una pantalla especial, lo que permite al usuario apagar el dispositivo o llamar a los servicios de emergencia. Sin embargo, un subproducto de esta acción rápida es inhabilitar el desbloqueo de Touch ID del dispositivo y requerir la introducción de una contraseña en su lugar. Anteriormente, los usuarios tendrían que reiniciar un dispositivo para desactivar temporalmente el desbloqueo con huellas dactilares.

No está claro si el uso de tal característica para evitar que las autoridades puedan forzar el acceso a los teléfonos inteligentes podría considerarse como obstrucción a la justicia, pero algunos han especulado que no lo sería, siempre y cuando se activara antes de que la policía ordenara al usuario desbloquear el dispositivo.

Como la ley está ahora (en Estados Unidos), a la policía se le permite forzar el acceso a los teléfonos inteligentes al obligar a un usuario a desbloquearlos a través de la biometría, como Touch ID o reconocimiento facial, pero no se puede obligar a un usuario a desbloquear un dispositivo por contraseña.

El precedente legal fue establecido por el juez Steven Frucci, de la Corte de Circuito de Virginia Beach, quien determinó que los datos biométricos eran similares a obligar a proporcionar una llave física y, por lo tanto, era aceptable para la policía forzar el acceso a los teléfonos inteligentes mediante el desbloqueo por huellas dactilares. Sin embargo, debido a que un código de acceso no es un objeto físico, caería bajo el derecho de la Quinta Enmienda a la protección contra la autoincriminación.

Los defensores de la privacidad han sugerido que los usuarios preocupados por la privacidad deben apagar los dispositivos móviles al pasar por los puntos de control de seguridad, para evitar que las autoridades puedan forzar el acceso a los teléfonos inteligentes, pero esta nueva característica en iOS 11 podría ser una opción más conveniente.

Investigue más sobre Movilidad

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close