tadamichi - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Fuga de datos de casi 200 millones de electores en EE.UU. se debió a un error humano

En la mayoría de los casos, asegura la firma Forcepoint, las fugas de datos no son provocadas por hackers sino por errores accidentales que cometen los empleados. Este es un caso así.

Hace unos días, un investigador de riesgos cibernéticos descubrió que los datos de 191 millones de votantes estadounidenses estaban alojados en un servidor web de Amazon (AWS), sin protecciones y totalmente disponibles para cualquiera que tuviera una conexión a internet –y un poco de creatividad para encontrar el subdirectorio en el servidor de AWS.

De acuerdo con una nota publicada por nuestro portal hermano, Computer Weekly, “los datos expuestos sobrepasan por mucho las incumplimientos anteriores de datos electorales en México y Filipinas por más de 100 millones de personas más afectadas, exponiendo la información personal de más del 61% de la población estadounidense.”

La firma de seguridad Forcepoint emitió un comunicado en el que establece que la fuga accidental de los registros de casi 200 millones de electores de Estados Unidos deja una ya conocida lección: en la mayoría de los casos, las fugas de datos no son provocadas por los hackers sino por los errores accidentales que cometen los empleados.

“Independientemente de que las organizaciones aseguren sus datos usando tecnología implementada localmente o en la nube, necesitan proteger la privacidad y, al mismo tiempo, entender la manera en que sus empleados interactúan con los datos y la propiedad privada (PI) de la empresa”, explica la firma.

El comunicado agrega que al permitir que los CISOs y CIOs entiendan cuál es lineamiento de la empresa en cuanto a cuál debe ser el comportamiento ‘normal’, sería posible ayudar a identificar la conducta anormal o peligrosa. “Esa es la única manera efectiva de proteger proactivamente a los usuarios, los datos críticos y, lo más importante, el punto donde se entrecruzan: el punto humano”, establece el boletín.

Matt Moynahan, CEO de Forcepoint, argumenta que “a menos que la industria adopte un enfoque de seguridad centrado en los humanos, continuaremos gastando más de $100 mil millones de dólares al año en proteger la infraestructura, sin embargo, en lo que deberíamos enfocarnos es en entender el comportamiento de la gente”.  

Tanto los gobiernos como las corporaciones avanzarían de forma sostenida contra estos tipos de brechas mediante la combinación de tecnologías de seguridad, políticas, cambios culturales y sistemas inteligentes que puedan observar el comportamiento en línea de los individuos e interpretar su intención, aconseja la firma.

Investigue más sobre Protección de datos empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close