Sergej Khackimullin - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Liberan póliza para la gestión de riesgos cibernéticos en empresas mexicanas

La póliza contempla gastos de defensa e indemnización ante la responsabilidad que se genera por el manejo y custodia de información personal, corporativa y confidencial.

Chubb Seguros, empresa de seguros de propiedad y responsabilidad civil, dio a conocer el lanzamiento de la  póliza para la gestión de riesgos cibernéticos: Chubb Cyber Riesgos.

Esta póliza protege a organizaciones de cualquier tamaño frente a eventos como la falta de disponibilidad de sus sistemas, violación de datos personales o información confidencial, corrupción de datos, ransomware (secuestro de datos) y publicación de contenidos electrónicos, cubriendo tanto la responsabilidad ante  terceros, como las pérdidas propias por actos maliciosos o por error u omisión operacional.

Según el informe de Kaspersky Lab, un solo incidente de ciberseguridad le cuesta a las empresas grandes un promedio de US$861.000 y US$86.500 a las pequeñas y medianas empresas (PyMEs). Dichas cifras adquieren mayor relevancia para las compañías en una era en la que los negocios están basados en herramientas informáticas: sistemas de inventarios, de pedidos, de contabilidad y de producción.

“El concepto de riesgo cibernético actualmente está ligado al riesgo operativo de las empresas, teniendo como consecuencia pérdidas patrimoniales ocasionadas no sólo por responsabilidad frente a terceros, sino por eventos de riesgos operativos propios”, opina Yadim Trujillo López, director de Líneas Financieras en México. “Reconocer que la información es uno de los activos más importantes de una compañía,  implica también asumir que existe un riesgo intrínseco en el uso de las herramientas tecnológicas”, agrega.

En este sentido, Chubb Cyber Riesgos busca responder rápidamente a la necesidad de restaurar páginas web o estructuras de comunicaciones, con el objetivo de garantizar que las compañías afectadas retomen sus actividades habituales a la brevedad posible, minimizando pérdidas financieras y/o de mercado. Es por esto que a través de la póliza un asegurado podrá encontrar respaldo al no tener que  asumir los costos de recuperación de los archivos digitales o  pérdidas por interrupción del negocio  a raíz de actos maliciosos de cómputo como malware, hacking y uso o acceso no autorizado, al igual que los que puedan generarse por ataques que inhiben el acceso a las páginas web.

Así mismo, cubre la responsabilidad del asegurado frente a sus propios clientes. “La póliza contempla gastos de defensa e indemnización, incluyendo costos asociados a procedimientos regulatorios y a la notificación a clientes o usuarios ante la responsabilidad que se genera por el manejo y custodia de información personal, corporativa  y confidencial, por el incumplimiento de las regulaciones de privacidad y por una falla en la seguridad de su red”, explica Trujillo.

Dado que este tipo de eventos suceden de manera inesperada, una acción rápida y precisa es vital para un manejo apropiado de la crisis que pudiera generarse, por ello, dentro del enfoque de gestión del riesgo cibernético la aseguradora posibilita que el asegurado contrate un servicio de respuesta a incidentes en el que pueda, de manera inmediata, encontrar soporte para determinar el curso de acción frente a una emergencia informática.

Investigue más sobre Protección de datos empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close