Maksym Yemelyanov - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Se desacelera el consumo de smartphones y tabletas en México, dice IDC

El impacto en precios, capacidad de compra y características de los dispositivos cambiaron el ritmo de su adquisición en 2016, tanto para empresas, como para usuarios finales, según IDC.

A pesar de la rápida adopción de teléfonos inteligentes en México, que hasta el año pasado alcanzó los 34.25 millones de dispositivos para uso personal, IDC prevé que, para este año se tenga un crecimiento de apenas 2.2%, llegando a final del año con 34.99 millones de dispositivos vendidos.

Oliver Aguilar, gerente de Telecomunicaciones, Consumo y Dispositivos Comerciales de IDC, comentó que durante el 2016, el precio promedio de compra de un smartphone en modalidad prepago será de 2,800 pesos mexicanos, a diferencia de los 2,500 que fue el precio promedio registrado en 2014. Visto desde la perspectiva en dólares, en apariencia no hay cambios, pero sí los hubo durante 2015 y la primera mitad de 2016 en moneda local. A pesar de ello, el mercado sigue creciendo.

“Anteriormente, las personas cambiaban sus smartphones en tres grandes grupos de 12, 18 y 24 meses; ahora, observamos una concentración en los grupos de 18 y 24 meses. Será más complicado que un usuario cambie su dispositivo móvil en menos de un año”, dijo el analista.

El experto explicó que los consumidores están extendiendo el tiempo para cambiar un equipo porque sus prioridades están cambiando, y también porque su poder adquisitivo ha disminuido, debido a los impactos del tipo de cambio peso-dólar. A esto se auna que el precio promedio de los teléfonos móviles ha dejado de desacelerarse, como lo hizo en los dos años anteriores, y algunos incluso se están incrementando.

La demanda continúa y sube el consumo de 4G

A pesar de esta situación el mercado sigue creciendo. Para la consultora, esto puede explicarse por la evolución de las características de fabricación de los dispositivos, que permiten sentir a los usuarios que pueden adquirir mejor tecnología, a un precio razonable.

Por ejemplo, a principios de 2014, el precio promedio de un smartphone de entre 5 y 5.5 pulgadas era de 6,700 pesos, por lo que apenas representaban el 11% del mercado en unidades. En contraste, a finales de 2015 era posible comprar el mismo tamaño de dispositivo por 3,800 pesos en promedio, por lo que pasaron a representar 45% del mercado. De igual forma, hoy es mucho más accesible un teléfono con tecnología 4G, mayor cantidad de sensores, ocho megapixeles en cámara, y con procesadores más potentes y más inteligentes. Así, aunque el usuario pague un poco más por los dispositivos, tiene claro que está obteniendo un móvil de mayor calidad.

La tendencia para 2016 es la adopción de 4G, pues su erosión de precios sigue en curso, a diferencia de las modificaciones en precios de 3G. Uno de los principales cambios esperados será la forma en la que voz y los datos comenzarán su unificación en una misma red, a través de los datos. Estos dispositivos, por ejemplo, permitirán usar una aplicación móvil mientras se mantiene una llamada a través de datos.

Cae la compra de tabletas, pero hay mercado para las tabletas con teclados desmontables

En 2015, el total del mercado de tabletas fue de 6.39 millones de unidades, considerando los dispositivos de uso empresarial y personal; sin embargo, para este año IDC pronostica una caída de 17% para las tabletas personales, llegando a 3.94 millones de unidades. Sin embargo, la caída será mayor en el mercado empresarial y de uso en proyectos de gobierno y educación, donde llegará al 85% anual.

La desaceleración del mercado de uso personal se debe a que las grandes cadenas de distribución encontraron un consumidor más selectivo y de mayor conocimiento ante la gran cantidad de oferta que en algún momento hubo en los puntos de venta. Esto ocasionó una desaceleración en la compra de tabletas, incluso en momentos de gran demanda, y la priorización de la compra de teléfonos inteligentes.

Por otro lado, hubo jugadores que salieron del mercado, ante la oferta y precios de marcas chinas que, en promedio, siguen acaparando más de un 30% del mercado como sucede desde hace tres años, dijo Ricardo Mendoza, analista de Dispositivos Comerciales y de Consumo de IDC México.

A pesar de este panorama, dentro del segmento de tabletas, hay uno que mantiene la oportunidad de estabilizar este mercado: el de equipos con teclado desmontable, dirigidos a usuarios con necesidades de mayor productividad, rendimiento y portabilidad. Este segmento tiene oportunidades de crecimiento, comentó Mendoza, pues permite el manejo de aplicaciones más robustas para negocios, al tiempo que brinda una experiencia de entretenimiento.

La tendencia en las tabletas con teclado desmontable es que, gradualmente, se asemejen en precios a las actuales ofertas de computadores portátiles, desde las versiones más básicas, hasta las versiones profesionales con mayor rendimiento y costo. En cuanto a sus características, las tabletas de 7 pulgadas desaparecen y crecerán los tamaños de pantalla por arriba de 10 pulgadas, la resolución irá incrementándose, y también la capacidad de los procesadores.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close